Nacido para ser rey | Estreno 31 Enero 2019 - Cine - Whats Up

NOTICIAS

Nacido para ser rey | Estreno 31 Enero 2019

Nacido para ser Rey

Nacido-para-ser-rey
“¡Qué increíble! ¡Cómo me gustaría que esto me pasara a mí!”
En días de antaño —bueno, la década de los ’80—, en una tierra hermosa y verde— bueno, la Gran Bretaña— a un niño se le ocurrió una idea para una película. 

Enganchado en el cine, a Joe Cornish, un chico cinéfilo de trece años, le encantaban las películas, en particular aquellas que mezclaban lo cotidiano con lo fantástico. Se devoró las producciones de Steven Spielberg y Amblin (E.T. The Extra-Terrestrial, The Goonies), películas que ponían a niños en aventuras sin el resguardo de los padres. Más o menos alrededor de la misma época, también vio y le encantó Excalibur, de John Boorman, en una copia pirata en VHS. La película, una propuesta audaz y sangrienta de la leyenda del rey Arturo, puso en marcha la vibrante imaginación de Cornish. 

Al poco tiempo, concibió una idea ingeniosa y osada que combinaba ambas pasiones. “Pensé, ‘¿Qué pasaría si un chico moderno se encuentra la Espada en la Piedra?’”, recuerda. “También tenía la idea del brazo de La Dama en el Lago sosteniendo Excalibur, saliendo de la tina de alguien. Dibujaba eso de manera obsesiva en todos mis cuadernos de ejercicios y exámenes, y no podía dejar de pensar en la historia”.

Cornish crecería, co escribiría películas para su héroe de la infancia Steven Spielberg (The Adventures Of Tintin: The Secret Of The Unicorn) y haría su propia aventura de ciencia ficción, Attack The Block, pero la idea de llevar la aventura del Rey Arturo a una Inglaterra contemporánea siempre estuvo ahí. 

Sin ser un experto en los pormenores de la literatura medieval —“Me da sueño cuando leo Le Morte d’Arthur (un poema del siglo XV), así que compré muchos libros infantiles porque son mucho más fáciles de leer”—, Cornish seleccionó de manera cuidadosa elementos y los convirtió en una vertiginosa y divertida historia de acción y aventuras.

NACIDO PARA SER REY ve a Alex (Louis Ashbourne Serkis), un chico de doce años con padres divorciados y asolado por altercados continuos con bravucones, descubrir la espada mítica del Rey Arturo en una zona de obras. De un pilar de concreto extrae a Excalibur y se da cuenta que es el nuevo rey —en la mitología, sólo el legítimo rey de Inglaterra puede sacar la espada de la piedra.

Pero este mismísimo acto despierta a la hechicera Morgana (Rebecca Ferguson), una mujer capaz de cambiar de forma y totalmente empecinada en hacerse de la espada y gobernar el mundo. Alex une fuerzas con su mejor amigo, Bedders (Dean Chaumoo), y sus ex atormentadores, Lance (Tom Taylor) y Kaye (Rhianna Dorris), y estos nuevos  ‘Caballeros de la Mesa Ronda’ (en esta ocasión, una mesita de madera que podrías encontrar en cualquier sala de estar) emprenden una misión épica para frustrar las fuerzas del mal medieval.

“Joe tiene una voz de autor brillante y original”, comenta la productora Nira Park, quien produjo la ópera prima de Cornish, Attack The Block. “Lo que nos parece emocionante de ello es que queríamos hacer una película de acción en vivo que tuviera la escala de las grandes películas de acción, pero con el corazón y calidez de una película animada”.

Para Cornish, la idea contiene las semillas de todo lo que amaba de las películas de su infancia, especialmente el sentimiento de cumplir tus deseos, o, como lo pone, “los niños podrán decir, ‘¡Qué increíble! ¡Cómo me gustaría que esto me pasara a mí!’. Pero a diferencia de los dramas que rinden homenaje a la década de los ’80 a través de referencias y chistes internos, NACIDO PARA SER REY es una aventura completamente nueva que se desarrolla en gran medida en el aquí y ahora.
Nacido-para-ser-rey
“Hay un cierto tipo de dirección cinematográfica que, precisamente por la nostalgia, tiende a repetir lo que ya has visto”, comenta. “Yo intento hacer algo distinto, en donde tomo los mismos valores y espíritu de esa narrativa ochentera, pero la aplico a un mundo moderno. Esto no dependerá de la nostalgia, por lo que espero que se sienta como algo completamente original para los chicos contemporáneos, como esas películas lo hicieron para mi generación”.
Por toda la fantasía, NACIDO PARA SER REY tiene referencias de la propia vida del director. Al igual que Alex y Bedders, Cornish fue “acosado un poco” de niño y la historia funciona como una fantasía de empoderamiento, una historia del triunfo del indefenso, toda vez que Alex no sólo se hace amigo de sus ex agresores, sino que también los introduce a la batalla. Con arcos de personajes y dinámicas tan desafiantes, si NACIDO PARA SER REY iba a funcionar, se volvió crucial encontrar a cuatro actores jóvenes talentosos para interpretar al cuarteto principal.

“Descubro que simplemente digo lo que pienso”
Para NACIDO PARA SER REY…los realizadores vieron a 1,800 niños entre los 12 y 16 años de edad con el objetivo, como lo plantea Park, de conjuntar “un reparto que refleje la naturaleza diversa de nuestra comunidad”. En vez de enviar páginas del guión para que fueran partes de la audición, Cornish usó una escena de Stand by Me, la clásica película de los ’80 de niños alcanzando la mayoría de edad —el monólogo del ‘dinero para la
leche’ de River Phoenix que pronuncia alrededor de la fogata.
“Fue muy divertido porque los chicos, evidentemente, la buscaron por Google”, dice Park. “Joe les preguntaba, ‘¿Sabes de dónde es esta escena?’. Obviamente no tendían idea, pero decían, ‘Sí, es de Stand By Me’. ‘¿Y ya la viste?’, ‘Sí’. Sin lugar a duda sólo habían visto esa parte en YouTube”.
Cornish concibió a Alex como un chico de doce años atrapado en la brecha entre la infancia y la adolescencia. “Está en un momento de transición donde está dejando atrás cosas infantiles”, comenta. “También se está comenzando a dar cuenta que hay más ambigüedad e injusticia en el mundo de lo que había pensado anteriormente”. El equipo ya había encontrado cuatro o cinco ‘Alexs’ potenciales cuando Louis Ashbourne Serkis se apareció. Hijo del actor-director Andy Serkis, Louis llegó a la audición derechito de su entrenamiento de futbol, todavía uniformado.

“Tenía una llamada perdida de mi mamá que me decía que tenía una audición”, recuerda. “No tenía muchas ganas de ir porque estaba cansado después del futbol y no sabía nada acerca del papel. Llegué directo a una prueba de pantalla con otros cuatro
actores, que resultó ser…interesante”. “Ya entrado el proceso, Louis era un pequeño torbellino que dejó a todos boquiabiertos “, dice Cornish. “Debido a quién es su papá, se sentía cómodo con las mecánicas del proceso e impávido por el tamaño de la producción. 
Nacido-para-ser-rey
Fue capaz de concentrarse y lidiar con el trabajo que estaba a la mano”. El secuaz de Alex es Bedders (un reconocimiento a Bedivere, mano derecha del Rey Arturo), un aficionado a la fantasía, amable y entusiasta, quien apoya por completo a Alex para que deje atrás ese lado infantil. Cornish eligió a Dean Chaumoo, quien nunca había actuado de manera profesional y decidió hacer una prueba de último momento.
Cornish le dio la escena de Stand By Me como referencia y los resultados fueron fascinantes. “Todos en la audición estaban llorando”, comenta Cornish. “El director de casting estaba llorando. Mis ojos estaban llorosos. Y después dijimos, ‘¡Corte!’ y Dean siguió llorando. Y recuerdo que dijo, ‘Joe, no puedo deshacerme de estas lágrimas’”.
Después de otros siete llamados, Chaumoo se enteró que había obtenido el papel a través de una llamada de su padre —“Todo se detuvo. Estallé en alegría y emoción —y después me sumergí en este personaje que iba a agradar a la gente.

“Creo que Bedders es una persona muy afectuosa”, comenta. “Es leal y responsable. También es un poco ingenuo. Está fascinado por la magia y es muy conocedor. Eso me pareció fascinante”.

El grupo central lo redondean Tom Taylor y Rhianna Dorris. Taylor, mejor conocido por haber interpretado al conflictivo ‘Tom Foster’ en la exitosa serie Doctor Foster, para la BBC, es Lance (un reconocimiento a Lancelot, el aliado convertido en rival del Rey Arturo), principal atormentador convertido en aliado de Alex y Bedders. A Cornish le llamó la atención que Tom era “rubio, de ojos azules y heroico”, pero le podía aportar diferentes colores a un bravucón [bully]. “Tom es muy simplón, tiene esta torpeza de adolescente desgarbado que era inesperada y que lo hace un bully muy divertido y gustoso. En películas como esta, los bravucones tienden a ser muy trillados.

Era importante encontrar a alguien que tuviera una manera interesante de hacerlo”. Rhianna Dorris interpreta a Kaye (un cambio de género del hermano de acogida del Rey Arturo, Sir Kay), quien comienza la historia como socia del crimen de Lance en el patio de juegos, pero que sale de su sombra conforme la misión progresa. Una actriz de teatro que apareció en las producciones teatrales de CHARLIE AND THE CHOCOLATE FACTORY y BUGSY MALONE, Dorris impresionó a Cornish por su confianza en sí misma, su aplomo y su control. 

“Invariablemente sentías como si estuviera guardando algo.
Siempre es agradable sentir en una interpretación que hay más capas que puedes seguir quitando. Ella se sintió muy inteligente, casi como si tuviera el control”.

Cornish ya tenía experiencia en dirigir talento no probado en ATTACK THE BLOCK, película que descubrió a John Boyega, y ha desarrollado un método calculado único para obtener lo mejor de sus jóvenes intérpretes.

“Vaya, sólo digo lo que pienso”, comenta Cornish. “Con un actor adulto experimentado, me filtro un poco y hago lo mejor para ser respetuoso y educado. Pero con niños puedes decir lo que quieras. Puedes decir, ‘No, ¡no es suficientemente bueno! ¡Venga!’. Y de verdad reaccionan ante ello”.

Pero para el eje central de NACIDO PARA SER REY, Cornish recurrió a la realeza histriónica.

“No hice mucha actuación de hechicero como tal” Un elemento clave de la leyenda del Rey Arturo es el mago Merlín, mentor del Rey Arturo y guía de los Caballeros de la Mesa Redonda. En NACIDO PARA SER REY, Merlín llega a los suburbios para instruir a Alex en una manera para derrotar a Morgana. Para hacer que el personaje embonara en una escuela secun III, interpretado por Benedict Cumberbatch, en The Hollow Crown. Cornish siempre tuvo una sola opción para el joven/viejo Merlín —Sir Patrick Stewart ya había interpretado al caballero Leodegrance en una de las películas favoritas de Cornish de niño, Excalibur. “Patrick fue un papel de ensueño”, comenta Cornish. “Tiene toda la autoridad y seriedad, pero también un sentido de sabiduría juguetona. Las audiencias lo quieren mucho”. El Merlín que interpreta Imrie se transforma en el que interpreta Stewart cuando el personaje necesita convencer a los caballeros jóvenes de la seriedad de su misión o para plantear algún punto temático.

“El detalle de los dos Merlines fue lo que más me atrajo de la historia, además del amor de toda la vida que le tengo a la leyenda del Rey Arturo”, comenta Stewart. “Uno de los aspectos más interesantes de esto fue trabajar con Angus, así que había algo de aparente credibilidad de que este adolescente crecería para convertirse en mí.

Así que lo he imitado en ciertas maneras y él lo hizo de igual manera”. Además, Cornish estaba decidido a crear una mirada y sensación originales para el personaje, alejadas de las batas sueltas y los sombreros picudos. Cuando el Merlín de Imrie llega al Londres moderno, está desnudo, así que se hace de un atuendo temporal —una camiseta de Led Zeppelin, el abrigo de una anciana y botas de goma. Stewart también trabajó de manera ardua para encontrar dinámicas originales en un personaje familiar.

“Ya hemos visto muchos trabajos de hechiceros en los últimos años, especialmente de mi querido amigo Sir Ian McKellen y Michael Gambon”, comenta Stewart. “Así que mi enfoque fue encontrar una personaje fuerte y persuasivo, más impresionante por lo que ha conseguido que por cómo se ha comportado. No hice mucha actuación de ‘hechicero’ como tal. En ocasiones, disfruté lucir un poco confundido e indeciso de lo que había que hacer después, en vez de ser el gran mago medieval todo poderoso y omnisciente”.

Para el joven reparto, trabajar con Stewart fue un nivel totalmente nuevo de estrés. “Al principio era como, ‘Oh, Dios mío, no quiero echarlo a perder’”, comenta Ashbourne Serkis. “Pero conforme lo fuimos conociendo más, fue muy bueno. De alguna manera, tomas las cosas más en serio porque él te ponía en la actitud requerida”. Para Chaumoo, fue como “ver a un experto trabajar. También me gustaba escuchar su vozarrón”. Sin importar la edad de la persona, el equipo recuerda la presencia de Stewart como algo fascinante.
“Estábamos rodando el último discurso que le da a los niños”, recuerda Nira Park. “Tiene este diálogo asombroso, ‘Una tierra es tan buena como sus líderes’. Es muy conmovedor y relevante en ese momento. Cuando Patrick dijo esa línea, me dieron escalofríos”.
Quien se enfrenta a Merlín es Morgana, una hechicera malvada, atrapada en la tierra por Merlín, quien, según Cornish, “utiliza la magia negra para reanimar a los caballeros y guerreros caídos, y los hace salir de la tierra para pelear contra Alex y sus caballeros”. Para interpretar a Morgana, Cornish eligió a la actriz sueca Rebecca Ferguson, mejor conocida por The Greatest Showman y por interpretar a ‘Ilsa Faust’ en la serie de Mission: Impossible. Con respecto a esta decisión, había un elemento de casualidad. Cornish estaba viendo la película de terror y ciencia ficción Life, donde actúa Ferguson, cuando le hablaron a su teléfono celular para confirmarle que el estudio
quería hacer NACIDO PARA SER REY.

“Queremos que la película sea divertida-espeluznante, así que ella es un villano bastante escalofriante”, comenta Cornish. “Pero ella es una persona muy divertida y normal, que sólo quiere pasar el rato estés haciendo una película o no. Pero también es una actriz cautivadora y minuciosa, y estaba muy entusiasmada con respecto a interpretar este papel y los temas de la película”.

“Es una película de privilegios anti-hereditarios”.

Los “temas” ante los que Ferguson reaccionó son ideas cercanas al corazón de Cornish. Sobre todo, porque quiere abandonar los malos hábitos de la historia y no sólo hacerla lustrosa y nueva, sino también relevante para las vidas de la gente joven. “Es acerca de decirle a los niños que las historias y leyendas de sus países son suyas y que les pertenecen”, comenta. “El niño en nuestra película cambia la leyenda de la espada en la piedra y llega a percatarse que es tan sólo un mito, y las nuevas generaciones pueden reescribir los suyos. De hecho, deberían hacerlo; de lo contrario, quedarán atrapados en las historias viejas”.


En muchos ejemplos de la narrativa clásica, desde Oliver Twist a Star Wars y Harry Potter, con frecuencia los héroes encuentran el poder y la fuerza cuando descubren un vínculo familiar previo que desconocían. NACIDO PARA SER REY busca invertir esta idea familiar.
“Creo que el mensaje es que es una película de privilegios anti-hereditarios”, comenta Nira Park. “Sin importar quién seas o de dónde provengas, puedes marcar una diferencia y debes de creer que lo puedes hacer. Puedes ponerte de pie, puedes hacer algo grande y puedes ser un líder”.
Además de los grandes temas, NACIDO PARA SER REY es inmensa en escala. Rodada en los estudios Leavesden y en locaciones de Cornwall, hay caballeros en llamas, caballos zombis, una persecución en auto y un clímax que involucra a Morgana como un demonio alado que se enfrenta a toda una escuela. “La escena de pelea al final fue la más difícil”, recuerda Ashbourne Serkis. “La tuvimos que hacer una y otra y otra vez. 

Si por accidente hacías un movimiento equivocado, te podían pegar en la cara. Fue desafiante, pero muy buena”. Chaumoo también tuvo una buena cantidad de actuación física. “Me elevaron por los cielos en cables y me dejaron caer de frente aproximadamente 15 metros, que fue aterrador, pero impresionante”, comenta. “La otra cosa es que tenían este mecanismo que me jaló por debajo de la tierra. Había insectos y
gusanos, así que fue extraño y nada agradable”.

Inspirado en su joven reparto, Cornish recuerda la atmósfera en el set como “muy optimista y positiva, que espero se transmita en la película”. No obstante, la sensación alegre no dejó ver el reto de contar una historia tan vasta. La ópera prima de Cornish, ATTACK THE BLOCK, fue más pequeña en esfera de acción y se desarrolló en una sola locación. En esta ocasión, Cornish se volvió épico.
“Soy un cinéfilo y he estado fantaseando, soñando acerca de este tipo de situación durante 35 años”, comenta Cornish. “Me encantan las películas y el proceso es tan emocionante como el producto terminado. Así que es grande y sobrecogedora, pero todos los días entrabas a un set y era fantástico. Sin importar cuán desafiante fue —es implacable y se apodera de toda tu vida—, tendrías que ser un baboso malcriado si te quejas, porque esto es un sueño hecho realidad”.
Nacido-para-ser-rey
NACIDO PARA SER REY es un sueño que Cornish ha cultivado y cuidado durante más de 35 años. Es quizás incluso más satisfactorio que ha plasmado en un gran lienzo —en una época de adaptaciones y secuelas— una película original extraída directamente de su imaginación infantil. Y, no obstante, su ambición por ella es singular y tierna. “Sólo quería satisfacer a mi yo de 13 años”, dice entre risas.
---- 
revista-whats-up-aficiones-colombia