sábado, 2 de septiembre de 2017

Siete Cabezas de Jaime Osorio - Estreno 19 de Octubre

Cine colombiano ESTRENO Jaime Osorio Octubre Siete Cabezas
Siete-Cabezas-Jaime-Osorio-Estreno-Octubre

Director y guionista: Jaime Osorio Márquez
Productores: Jorge Forero - Andrés Calderón.
Productores Ejecutivos: Diana Bustamante - Roy Azout 
Productores asociados: José Luis Rugeles - Jaime Osorio Márquez - Natalia Echeverry.
Directora de producción: Paola Andrea Pérez Nieto
Empresa productora: Burning Blue
En coproducción con: Fast producciones and Dead Hamster VFX con la participación de Dynamo, en asocio con Caracol Cine y Rhayuela Cine; y el apoyo financiero de Cine Colombia.
Actores: Alexander Betancur - Valentina Gómez - Philippe Legler.
Director de fotografía: David Gallego
Director de Arte: Ramsés Benjumea
Diseño de vestuario y maquillaje: Liliana Cabrejo
Sonidista: Marco Salaverría
Editora: Andrea Chignoli
Diseño sonoro y mezcla: Carlos García
Música original: Camilo Sanabria
VFX: Héctor Acosta

FX en escena: Andrés Ramírez

"Y apareció en el cielo otra señal: he aquí un gran dragón del color del fuego que tenía siete cabezas y diez cuernos, y en sus cabezas siete diademas". Apocalipsis 12:3.
El apocalipsis no siempre es el fin.


SIETE CABEZAS 
Una película de Jaime Osorio Márquez
El mal se revelará desde el 19 de octubre
Solo en cines
#ElMalEstáAquí #FinDelMundo 



Capítulo 1: Las precauciones 
Bienvenido a Siete cabezas. En este texto encontrará toda la información sobre la película de suspenso psicológico que moverá las fibras de los espectadores desde el 19 de octubre. Lo invitamos a hacer parte de este relato y a conocer al gran dragón de siete cabezas, la maldad del hombre y las vivencias en el páramo.

¿Alguna vez ha tenido la oportunidad o tentación de visitar un páramo? Gracias a la biodiversidad de Colombia, en el país contamos con varias zonas que hacen parte de este importante ecosistema. Por ejemplo, cerca de Bogotá se encuentra el páramo de Chingaza, que provee más de la mitad del agua que se consume en la capital. 

Si alguna vez ha visitado esta zona habrá percibido una sensación de inmensidad e infinidad, que lo hace sentir como un ser humano diminuto y vulnerable frente a la naturaleza. Habrá experimentado un fuerte frío, húmedo, que congela manos y pies. Sabrá que la ropa debe ser la más adecuada, debe equiparse con chaquetas impermeables, gorros, unas botas que no permitan traspasar el agua y todo aquello que considere necesario para resguardarse del frío y la lluvia. 

Sin embargo no es lo único que debe tener en cuenta.  Este lugar tan recóndito permite percibir la presencia de lo divino. Es un lugar en el cual el sentido de la humanidad se pone en perspectiva ante la vastedad de la naturaleza, y en el cual fácilmente aflora la fe y las creencias espirituales para poder resguardarse del sentimiento de insignificancia ante la imponencia del lugar. Incluso, para poder resguardarse de sí mismo.

Este texto está hecho para guiarlo por la historia de la pareja de biólogos, Camila y Leonardo, quienes llegaron al páramo a investigar la muerte de masiva de los animales y se encontraron con un mal peor. Muchas veces está dentro de uno mismo. 

Siete-Cabezas-Jaime-Osorio-Estreno-Octubre-Alexander-Betancour

Alexander Betancourt Siete CabezasEntrevista con el actor Alexander Betancourt protagonista de la  pelicula  #SieteCabezas
Posted by Revista Whats Up on viernes, 1 de septiembre de 2017
Capítulo 2: Las Siete Cabezas
Marcos, un retraído guardabosques, ve colapsar el frágil equilibrio que había conseguido en el aislamiento de un parque natural, al llegar una pareja de biólogos que investigan una extraña mortandad de animales.

Cuando el deseo por la mujer se hace incontrolable y a medida que la mortandad se hace más y más grande, el monstruo de siete cabezas que Marcos intentaba controlar vuelve a despertar y el Apocalipsis narrado en la Biblia empieza a hacerse realidad.

Capítulo 3: El origen
Todo tiene un comienzo. Sin embargo la historia de Siete Cabezas está atravesada por el final. Si busca en el Apocalipsis 12, encontrará la historia que relata la batalla entre el gran dragón rojo de siete cabezas, que intenta devorar el hijo por nacer de una mujer, y los Ángeles. 

Osorio afirma que no partió del pasaje bíblico sino de la creación del personaje y el pasaje alimentó la actuación. “Había trabajado junto a Ernesto Bedriñana en varias ideas y llegamos a escribir algunas versiones de argumentos del personaje de Marcos. Después, cuando decidimos junto a Jorge Forero y Diana Bustamante hacer una película oscura y perturbadora retomé el personaje y empecé a trabajarlo desde lo metafórico y simbólico. En ese momento releí el Apocalipsis de la Biblia y me di cuenta de que en uno de sus pasajes encajaba perfectamente la historia que yo estaba construyendo”.

Marcos, uno de los protagonistas, presenta un desorden sicológico llamado BIID (por sus siglas en inglés del Desorden de integridad de la identidad corporal) en el que no reconoce alguna parte de sus extremidades como suyas. Osorio evita una narración explícita del pasado del trastorno y referencias concretas a la enfermedad, con el fin de que el personaje funcione como un arquetipo a la lucha que tiene con su cuerpo y su identidad y así asociarlo a la lucha metafórica entre el bien y el mal.

Siete-Cabezas-Jaime-Osorio-Estreno-Octubre-Andres-Castañeda

Andres Castañeda Siete CabezasEntrevista con el actor Andres Castañeda de la pelicula  #SieteCabezas
Posted by Revista Whats Up on viernes, 1 de septiembre de 2017

Capítulo 4: Las Ovejas
La fe requiere de una comunidad. Unidos se es más fuerte. Hay que tener un buen apoyo, con personas de entera confianza, que apoyen, y que sobre todo, sepan lo que hacen. Se necesita un equipo compacto para lograr el objetivo al que se quiere llegar, esta es la comunidad que logró desarrollar al dragón de siete cabezas. 

Siete-Cabezas-Jaime-Osorio-Estreno-Octubre-Jaime-Osorio-Márquez
Capítulo 5: El Pastor
Jaime Osorio Márquez es ateo. Cree que el apocalipsis está llegando pero que no será producto de un castigo celestial ni una coincidencia, sino que será el resultado de las decisiones que tomamos los seres humanos. “Creo que nuestro fin, y por ahí derecho el de una gran parte de la biosfera, será ocasionado por nuestra ambición. Lo paradójico es que en parte es esa misma ambición la que nos hizo una especie tan exitosa” asegura Osorio.

Osorio es director y guionista. Nació en Cali, Colombia y ha ganado reconocimiento como cineasta por las producciones que ha realizado y por la experiencia que tiene en diversos campos de las artes audiovisuales. Cursó estudios de Arts du Spectacle Mention Études Cinématographiques en la Université de Rennes II, Francia. Dirigió el cortometraje de ficción J’attends y el de no ficción, basado en textos de Godard, A Deux Mains. También en ese país, dirigió la obra de teatro Woyzeck de Buchner y participó en la puesta en escena de L´inspecteur Général basada en la obra de Nikolái Gógol.

En el 2000, regresó a Colombia, trabajó como director de comerciales para importantes clientes. En 2011 estrenó su ópera prima, El Páramo, producida por Rhayuela Cine en coproducción con Alta Films (España) y Sudestada (Argentina), de la cual también es guionista. Por esta película recibió el Premio Citizen Kane al director revelación en la edición 44 del Festival de Cine Fantástico de Sitges, España, el primer festival de cine fantástico del mundo, además la crítica la resaltó como una muestra de que el cine latinoamericano está creciendo y dándose a conocer en el mundo.

Esta película le sirvió como experiencia para rodar Siete cabezas, que según palabras de Osorio, es una película mucho más arriesgada que El Páramo. “Es más arriesgada en términos narrativos. En ella no busco que las escenas sean efectivas y que generen emociones, sino que pretendo que cada uno de los elementos del relato se instale poco a poco en el espectador para crear la sensación de desolación que debe dejar la idea del fin del mundo”. 

También habla de los grandes retos de ambas producciones. “El Páramo me preparó para cualquier cosa. No sólo lo rodamos a más de 4.000 metros de altura sino que lo hicimos sin story-board ni guión técnico e improvisamos junto a los actores quienes nunca tuvieron el guión. En Siete Cabezas, aunque también rodamos en condiciones difíciles, los retos fueron otros. El mayor de todos fue rodar la película en el poco tiempo que teníamos disponible”. 

Actualmente, cuenta con un guión que tiene escrito desde hace unos años, el cual espera filmar en 2018. “Se trata de una historia que significa mucho para mí y que se aleja de todo lo que he escrito y filmado antes” asegura. Además está escribiendo una serie de televisión que también espera rodar el próximo año.

Capítulo 6: El soporte
Al tener un equipo que tenga experiencia en lo que se va a desarrollar seguramente se logrará un buen resultado. Contar con alguien que sea una mano derecha y que sea de los mejores en eso. Estas son las cabezas que le han dado fuerza a la película, no solo por su experiencia, sino por los reconocimientos con los que ya cuentan en su historial.

La primera cabeza es Burning Blue. Productora liderada por Diana Bustamante y Jorge Forero, quienes han logrado fortalecer exitosamente la presencia del cine colombiano alrededor del mundo ya con una docena de películas. Entre sus logros se destaca la constante presencia en los más importantes festivales del mundo como el Festival de Cannes, en el cual han estado en diferentes secciones con películas como La tierra y la sombra, ganadora de la Cámara de Oro (premio más importante del cine nacional), La Sirga, La Playa D.C., Refugiado (coproducción con Argentina), y los cortometrajes Solecito y Los Pasos del Agua. Adicionalmente Diana Bustamante es la directora artística del Festival Internacional de Cine de Cartagena de Indias –FICCI–  y única colombiana en ser jurado del Festival de Cannes, esta vez en la Semana de la Crítica 2017.

Dynamo es otra de las cabezas. Se ha consolidado como una de las productoras audiovisuales más importantes de América Latina con presencia física y operativa en Bogotá, Madrid, México y Nueva York, que se ha enfocado en largometrajes de ficción para cine y series de televisión. Ha producido más de 30 largometrajes, entre los que se encuentra La Cara Oculta, Out of the Dark y recientemente Malcriados; además de prestar los servicios de producción en Colombia para películas como Los 33 con Antonio Banderas, American Made con Tom Cruise y series como Narcos de Netflix y El Chapo para Univisión. Trabajan de la mano con empresas de primera línea como Participant Media, Paramount, Sony, Fox, Discovery y Netflix.

Como otra cabeza coproductora también está Dead Hamster VFX Studio, empresa especializada en efectos especiales con sede en Barcelona y Bogotá, que ha desarrollado proyectos con empresas de la categoría del F.C. Barcelona, Toyota, Nike, Greenpeace, Nissan, Head & Shoulders y RCN comerciales, entre otros, y ha sido la encargada de efectos especiales de reconocidas películas como La Cara Oculta y La Sombra Prohibida.

Rhayuela Cine, cabeza productora asociada de la película, es el departamento cinematográfico de Rhayuela Films, una de las más reconocidas empresas de comerciales en el país con más de 15 años de experiencia. Entre sus producciones se destacan El Páramo, García y Alias Maria.

Cine Colombia y Caracol Cine son las cabezas que cumplen la labor de apoyar la película. La primera es la exhibidora de cine más grande del país que cumplió 90 años de llevar lo mejor del séptimo arte a los colombianos. Caracol Cine, por su lado, es el departamento del Canal Caracol que apoya el talento nacional a nivel cinematográfico, logrando que su gestión genere grandes reconocimientos para las producciones que apoya.

Siete-Cabezas-Jaime-Osorio-Estreno-Octubre

BURNING BLUE
AFRONTA NUEVOS RETOS APOSTANDO POR CONSTRUIR SINERGIAS

Notas de producción
Nos gusta pensar lo imposible, por eso quizás hacemos cine, sobre todo el cine que nos emociona, que nos mueve, ese mismo el imposible. 

En un camino editorial marcadamente autoral e independiente, con Burning Blue hemos encabezado gran parte de los títulos de mayor relevancia a nivel internacional del cine colombiano. Reconocimientos que de alguna manera se ven poco reflejados en el desempeño de nuestras películas en la taquilla nacional. Y aunque si bien este primer grupo de películas se sustenta sobre otro tipo de modelos financieros, al aparecer SIETE CABEZAS, la primera intuición de la productora fue estar ante un proyecto que podría conjugar esos dos mundos: por un lado el riesgo narrativo del cine más autoral, y por otro, un cine de gran ambición que nunca deja de pensar en el espectador, que lo cautiva pero ante el cual no hace concesiones. Esto en esencia es SIETE CABEZAS

En los últimos años se ha generado un intenso debate acerca de la necesidad de acercar al público a las películas nacionales. Nuestro cine, que pareciera gozar de una buena salud en términos de su desarrollo formal, narrativo, técnico y de visibilidad en el ámbito internacional, genera cada día más preguntas en relación a su forma de conectarse con las audiencias nacionales. Muchas de ellas se van decantando en un solo tipo de respuesta, que parecería existir un único tipo de películas que logran un punto de equilibrio, en su totalidad comedias que además alcanzan records de taquilla. 

En un escenario de industria que plantea estos retos, pensamos como productores en intentar un modelo que, no solo desde lo narrativo sino desde lo financiero, reinventara estas formas más convencionales en las que veníamos haciendo nuestras películas. SIETE CABEZAS es un emprendimiento que, por una parte, plantea una película de forma intensa, con una narrativa más cercana al género, pero que no renuncia a lo dramático. Que no hace concesiones ante el espectador pero que conserva un carácter, digamos, universalmente perturbador. Y, por otra parte, busca un modelo de producción, eficiente, que conjugó el interés de dos de las productoras más reconocidas, en ámbitos muy diferentes, del medio cinematográfico Colombiano: Burning Blue y Dynamo. En dos orillas diferentes en cuanto a los intereses editoriales de cada una, SIETE CABEZAS se convierte en el punto medio que nos une. Un proyecto que desde su escritura y en cabeza de un director como Jaime Osorio Márquez, prometía un resultado, ante todo poco convencional, que sin embargo conectara con ese esquivo público nacional.

Esta alianza, da una perspectiva diferente al modelo de realización de las películas nacionales, normalmente vinculadas más a las subvenciones nacionales e internacionales. En SIETE CABEZAS, la apuesta era, en muchos sentidos, el equilibrio, tanto en lo temático de la película como su forma de hacerla. Un modelo que vinculó fondos públicos e inversión privada, apostándole a una recuperación razonable en el escenario nacional. 

Una producción que además requirió de gran creatividad a la hora de ser llevarla a cabo, habiendo sido como locación principal el Parque Nacional Natural Chingaza. Una hermosa reserva en la cual, por la fragilidad del ecosistema, se limitaba la cantidad de personas en el equipo, el uso de algunas de sus zonas, que requirió ante todo un profundo compromiso con el cuidado del parque y el compromiso de no hacerle daño. 

Fue un rodaje intenso bajo el frio y la brisa helada del páramo, que de nuevo nos puso a prueba como equipo. Desde pensar las mejores estrategias para lograr nuestro rodaje en los tiempos previstos, hasta los esfuerzos de convivencia más simples, que en esas condiciones son bastante arduos como los alojamientos comunales, pocas opciones en la comida, entre otros. Sin embargo, el privilegio de poder rodar este lugar mágico nos comprometía a todos a su cuidado y a ser al máximo eficientes. Durante 14 días un equipo muy reducido trabajó en jornadas intensas a las que sumaba el clima como carga adicional, que sin embargo terminaba días con día con la fraternidad de un equipo que entiende el cine como la vida misma. 

SIETE CABEZAS, se convierte en la decimosegunda producción de Burning Blue. Un número maravilloso, la docena, en el cual se pusieron a prueba muchos de los lineamientos que han guiado esta empresa y que la han llevado, una vez más al mejor de sus resultados: una película más es una vida más. Lo más importante es lo que vivimos mientras la hacemos, y en esa vía, en la que aprendimos a superar el frio, la adversidad de la montaña, la carga, el dolor físico y la incertidumbre, también encontramos una película, que fue tomando forma con cada una de esas adversidades, con cada retoma, con cada obstáculo y con cada regalo. SIETE CABEZAS se convirtió en la película que hoy llevamos a la pantalla.

Siete-Cabezas-Jaime-Osorio-Estreno-Octubre
Capítulo 7: Los profetas
Camila, Leonardo, Marcos y todos los personajes que hicieron parte de Siete cabezas fueron creados para entregar el mensaje.

Siete-Cabezas-Jaime-Osorio-Estreno-Octubre
Siete-Cabezas-Jaime-Osorio-Estreno-Octubre

Siete-Cabezas-Jaime-Osorio-Estreno-Octubre

Capítulo 8: La serpiente y el dragón
En este experimentado equipo participaron los mejores profesionales en cada departamento. Muchos ya habían trabajado de la mano de Burning Blue, y también en la galardonada película de Ciro Guerra El abrazo de la serpiente.

David Gallego fue uno de los talentos que hizo parte de ambas producciones. Realizó las labores de director de fotografía de Siete cabezas, y también lo ha hecho en películas como I’m Not a Witch de Rungano Nyoni, El abrazo de la serpiente de Ciro Guerra, Violencia de Jorge Forero y Cecilia de Verónica Rodríguez, además fue el operador de cámara de La tierra y la sombra. Estudió Comunicación Social-Periodismo en la Universidad Jorge Tadeo Lozano y realizó estudios en dirección de fotografía en varios talleres a cargo de Adriano Moreno y Paola Rizzi, entre otros.

Andrea Chignoli, es una de las montajistas más reconocidas de latinoamérica, se desempeña como tal desde 1995. Su filmografía incluye los premiados films de Pablo Larraín No (Nominado al Oscar), Tony Manero, Post Mortem, y de importantes películas como El Cristo Ciego, Violeta se fue a los cielos, Circumstance y La buena vida. Andrea realizó su Master en Bellas Artes -MFA- con mención en cine de la Universidad de Columbia, Nueva York, con el patrocinio de la Beca Fulbright 2002-2003. Ha sido galardonada tres veces con el premio Pedro Sienna a la mejor montajista de Chile (en los años 2009, 2011 y 2012).

Ramsés Benjumea fue otro de los integrantes que estuvo con la serpiente y ahora está con el dragón. Benjumea nació en Bogotá, tiene una maestría en artes plásticas de la Universidad Nacional de Colombia con énfasis en pintura y teoría del arte, se ha desempeñado en el ámbito académico de la docencia y en la producción audiovisual de cine y televisión. El abrazo de la serpiente, Karen llora en un bus y Violencia y son algunas de la películas en las que ha sido Director de Arte. También es docente de la Escuela Nacional de Cine, Taller 5 y de la Universidad Agustiniana. Ha participado en diversos programas de formación del Ministerio de Cultura y varias ONG.

Carlos García es quien realizó el diseño y la mezcla sonora. Él también había integrado el equipo de Ciro Guerra para realizar las funciones en el sonido. Nació en Cartagena de Indias y realizó estudios de diseño sonoro para Cine y TV en The School of Media and Arts Cologne en Alemania, cuenta con una especialización en sonido de la Escuela Internacional de Cine y TV en San Antonio de los Baños, Cuba y estudios en dirección y producción de Cine y TV en Bogotá Colombia, y dirección de actores y casting en EICTV. Las producciones cinematográficas en las que ha participado, han sido El abrazo de la serpiente, Nymphomaniac, Violencia, Pájaros de verano, Disportrait, La siempreviva, Paisaje indeleble, Hotel nueva isla, entre otras.

Siete-Cabezas-Jaime-Osorio-Estreno-Octubre

Siete-Cabezas-Jaime-Osorio-Estreno-Octubre
Capítulo 9: El paraíso
El páramo de Chingaza fue la locación en la que se desarrolló el rodaje de la película. Siete Cabezas es la primera película que se autoriza a ser filmada en este ecosistema ya que al ser tan frágil requiere de un extremo cuidado por parte de la producción.

Este Parque Nacional es uno de los más importantes de Colombia y de Bogotá, debido a que abastece en gran parte el agua que consumen los capitalinos, además de proveer a regiones aledañas al Páramo. Cuenta con una extensión de 76.600 hectáreas y alturas desde los 800 hasta los 4.050 metros sobre el nivel del mar. Actualmente es una región protegida por su diversidad y riqueza en fauna y flora. La temperatura puede variar entre los 2 y 11 grados centígrados. A pesar de que históricamente ha sido habitado por comunidades indígenas y campesinos, actualmente las restricciones para vivir en él son altas debido al daño que causa el ser humano en el ecosistema.

Siete-Cabezas-Jaime-Osorio-Estreno-Octubre

----

Sarah Lee Méndez

Directora / Jefe de Prensa / Editora Contenido / Fotógrafa / Twitters: @AnastasiaLeeEdi @revistawhatsup / Instagram @sarahleefotografia

Con más de una década de experiencia en relaciones públicas, manejo de redes sociales, CM, diseño de Blogs, fotógrafa para eventos.

Suscribete vía Email / Es importante para nosotros!

 

VISITA OTRAS SECCIONES

  • Copyright © Cine - Whats Up™ REVISTA WHATS UP.
    / AFICIONES COLOMBIA DISEÑO SARAH LEE