domingo, 28 de agosto de 2016

Hamlet: Un clásico inmortal que se reinventa

clásico dirigido Hamlet INMORTAL Lyndsey Turner montaje reinventa
Hamlet-clásico-inmortal-reinventa
Escrita en 1601 por William Shakespeare,  “Hamlet”,  la obra más adaptada de este autor en el teatro con más de trescientos montajes para el teatro y numerosas versiones cinematográficas que datan desde 1900 bajo el encanto del cine mudo, hasta el año 2009 con una versión especial para televisión con Patrick Stewart como el regicida Claudio.  Ahora gracias a Cine Colombia alternativo en su espacio National Theater Live las audiencias de Bogotá, Cali y Medellín podrán ver en salas de cine seleccionadas la más reciente adaptación de este eterno clásico el 15 y 18 de septiembre, en funciones de 8 de la noche y 11 de la mañana respectivamente. 

Para esta ocasión, Hamlet, el atormentado príncipe de Dinamarca es interpretado por el nominado Benedict Cumberbatch, nominado al Oscar por “Código Enigma” logra una contundente actuación en un virtuoso montaje que une las palabras de Shakespeare con un atrevido montaje contemporáneo, donde canciones de Nat King Cole y Frank Sinatra acompañan la apertura del primer acto y la imborrable escena del sepulturero, mientras el vestuario, la escenografía y los decorados llevan la obra de su universo del siglo XVII a la Dinamarca de la Segunda Guerra Mundial y los principios de los años cincuenta,  mezclando la dialéctica clásica con la remembranza de los tiempos más turbulentos de la Europa moderna. 

De igual manera, la obra desafía los montajes clásicos mediante los monólogos de Hamlet, que  son representados como momentos de abstracción mental gracias a un asombroso juego de luces, donde la luz principal ilumina totalmente al príncipe, mientras los demás  actores se quedan estáticos y silentes, cubiertos bajo el secreto de las tinieblas para convertir el escenario en la mejor forma de representar la necesidad de Hamlet que buscar la manera de vengar la muerte de su padre y exponer a su tío Claudio, como el verdadero autor del crimen, a pesar del amor que siente por su madre, quien se caso con Claudio para no sentirse sola,  mientras pretende ser víctima de la locura y la pena.  Así como el suicidio de Ofelia, la joven noble, quien totalmente enloquecida por la muerte de su padre Polonio, a manos del mismo Hamlet en un momento de confusión y locura, decide suicidarse, para lo cual el escenario se convierte en un lúgubre juego de pasillos que se van iluminando para mostrar ventanas llenas de luz como el indicio de que este será el único camino que tenía esta joven para aliviar su locura y dolor. 

Hamlet-clásico-inmortal-reinventa

 Adicionalmente el duelo final entre Hamlet y Laertes, es representado mediante otro brillante juego de luces donde los personajes detienen el tiempo por algunos momentos,  dando la apariencia de una serie de escenas cinematográficas en cámara lenta,  para que el espectador pueda comprender la trascendencia del último acto y las consecuencias que llevaron a todos sus protagonistas a su inminente muerte.  

Pero el aporte más significativo de este montaje dirigido por Lyndsey Turner,  nominada en 2013 al London Evening Standard como mejor directora por su obra “Chimerica”, consiste en la gran intensidad dramática que genera en sus actuaciones, donde actores como Cirian Hinds, (Julio Cesar en la serie “Roma” de HBO) , entregan todo en el escenario para mostrarse como villanos o héroes atrapados en el peso de sus decisiones,  o el actor Karl Johnson, (“Hot Fuzz”), quien pasa del transcendentalismo de interpretar al fantasma del padre de Hamlet, a la cruel ironía de asumir el rol del sepulturero en la segunda parte de la obra, burlándose de la fragilidad humana al tararear una melodía de Frank Sinatra mientras remueve los huesos de un bufón para dar espacio al cadáver de Ofelia por venir,  convirtiendo la tragedia de desaparecer de la existencia en una sardónica representación del olvido producido por la muerte. 

Por otra parte, el pequeño documental que introduce a los espectadores a la presentación de la obra, muestra a Benedict Cumberbatch, visitando una pequeña escuela de Londres para ver la representación que unos jóvenes de diferentes razas, quienes  hacen de uno de los actos de la obra y la invitación que el mismo actor hace al final de la obra, durante la ovación final a apoyar a las familias afectadas por el conflicto en Siria,  muestran que la obra de Shakespeare continua siendo el puente perfecto para utilizar el arte como una reflexión sobre la vida, la muerte, la venganza y la redención. 

Por 
Angel Galindo
--
revista-whats-up-aficiones-colombia

Sarah Lee Méndez

Directora / Jefe de Prensa / Editora Contenido / Fotógrafa / Twitters: @AnastasiaLeeEdi @revistawhatsup / Instagram @sarahleefotografia

Con más de una década de experiencia en relaciones públicas, manejo de redes sociales, CM, diseño de Blogs, fotógrafa para eventos.

Suscribete vía Email / Es importante para nosotros!

 

VISITA OTRAS SECCIONES

  • Copyright © Cine - Whats Up™ REVISTA WHATS UP.
    / AFICIONES COLOMBIA DISEÑO SARAH LEE