domingo, 27 de abril de 2014

X-Men: Días del Futuro Pasado

2014 Bryan Singer Charles Xavier Cine Días del Futuro Pasado DIRECTOR generacion mansión PRIMERA REVISTA WHATS UP set X-MEN

X-Men-Días-del-Futuro-Pasado-2014-afiche-poster

Cuestión de Tiempo

El director Bryan Singer regresa a la franquicia de X-Men, haciendo una fusión del reparto original con el equipo de Primera Generación para una audaz aventura de viajes en el tiempo. Nos sentamos en el set para platicar con Singer y su equipo.

Lo primero que deben saber – pero que podrían no notar de inmediato, al ser un elemento sutil exhibido por pura diversión por el diseñador de producción John Myhre, es que los sets de Días del Futuro Pasado, como sus predecesores, están llenos de formas de X ocultas. Están especialmente presentes por doquier en la mansión de Charles Xavier, aquí decorada en su encarnación setentera, algo descuidada pero aún reconocible. Es la primera vez que Myhre regresa a la franquicia desde la primera película de X-Men en 2000, y el sentimiento entre el diseñador y sus colegas es tanto una sensación de reunión como una serie de nuevos desafíos.

No sólo representa Días del Futuro Pasado la primera vez que los actores “clásicos” de X-Men incluyendo a Hugh Jackman, Patrick Stewart, Ian McKellen, Halle Berry, Ellen Page y otros han compartido la marquesina con los personajes de Primera Generación presentados en 2011, pero además es el regreso de Singer a la franquicia que ayudó a lanzar. Está de regreso detrás de las cámaras para la adaptación de una de las historias más populares de X-Men, que encuentra a nuestros héroes luchando por su supervivencia en un oscuro futuro donde los descomunales y robóticos Centinelas los han estado lentamente eliminando. En una maniobra final desesperada, los mutantes esperan que viajar en el tiempo ayude a que ellos mismos más jóvenes impidan que estos horribles sucesos ocurran en el futuro. Y, gracias a sus habilidades sanadoras innatas, Wolverine (Jackman) es el elegido para soportar el estrés de viajar atrás en el tiempo. 


Fue idea de Kinberg usar la trama de Chris Claremont, John Byrne y Terry Austin de Días del Futuro Pasado de la serie de cómics Uncanny X-Men, lo que permitió a los realizadores recurrir a su amor compartido por las películas de viajes en el tiempo. Una vez que Kinberg y Singer decidieron que la trama del Futuro Pasado iba a ser el punto de partida, las posibilidades fueron infinitas. “Bryan y yo pasamos meses trabajando juntos en el libreto”, recuerda Kinberg. “Él tenía sobre todo notas sobre los personajes, y estaba muy concentrado en hacer que el elemento de viajes en el tiempo fuera tan lógico y científicamente sensato como fuera posible”. Es una idea común de la ciencia-ficción, sin embargo, y Kinberg sabía lo que usaría de inspiración. “La primera Volver al Futuro y las primeras dos Terminators fueron lo que estudié y estudié. Y de hecho tuve una experiencia demente. Estaba en un panel hablando con James Cameron y llevaba conmigo un libro llamado The Making Of Terminator 2 para que Cameron lo firmara. No lo conocía y estaba impactado con él y le dije, ‘¿Por favor podrías firmar esto? Terminator 2 está entre las mejores cinco películas de todos los tiempos para mí. Estamos haciendo Días del Futuro Pasado y hay personas que creen que influenció Terminator y ahora Terminator, al menos para mí, influenció esta película...’ Simplemente escribió, ‘No lo eches a perder. Con cariño, Jim’”.

También era importante, según Kinberg, continuar la historia de Primera Generación sin necesitar una conexión directa. “No queríamos que empezara un mes, o siquiera un año después de la última película. Queríamos darle un gran respiro de tiempo para que en algunas formas conocieras a estos personajes por primera vez nuevamente, así que situamos la película 10 años después del fin de Primera Generación y al hacerlo, parte de mi responsabilidad como escritor era crear una línea de tiempo para poder darle a los actores un sentido de en quién se han convertido y cómo llegaron ahí en el lapso de los 10 años que no hemos visto”.

Logísticamente la mayor dificultad para Singer fue coordinar a dos grandes repartos, todos con agendas ocupadas. Su equipo y él lo lograron programando dos sesiones separadas de filmación, inicialmente con el reparto original y después con los actores de Primera Generación, con Jackman como el tejido conjuntivo de ambos. El director disfrutó el desafío. “Me recordó más a Sospechosos Comunes de lo que lo ha hecho cualquier otra película, en el sentido de que en esa película filmé una escena de interrogación en los primeros cinco días y eran Kevin Spacey, Dan Hedaya, Chazz Palminteri, Giancarlo Esposito, y luego se quedó Kevin e hicimos la película con Stephen Baldwin, Pete Postlethwaite y Gabriel Byrne. Esto es muy similar, al principio filmamos con el reparto original, fueron las escenas en el futuro, no es la mayor parte de la película pero sí está entretejido a través de la película casi como en Sospechosos Comunes y luego mis viejos amigos conocidos se fueron, y mis nuevos amigos, mis amigos de X-Men: Primera Generación llegaron, con un día de superposición. Luego todos nos fuimos a Comic-Con – fue extraño porque fue como, '¡Ah, mis viejos amigos y mis nuevos amigos!”

Esa sensación de sociedad de apreciación mutua surge también cuando le preguntas a Singer cómo se sintió al regresar a la silla del director en la franquicia. “Definitivamente nos leemos la mente. Así me pasa con Hugh, y con Nicholas Hoult también me pasa mucho porque es mi segunda película con él. Con los otros actores originales se sintió como si nunca se hubieran ido, es muy extraño. Sus personalidades hacía mí no han cambiado en lo absoluto. El reparto de Primera Generación, exceptuando a Hoult, fue otra cuestión. “Michael y James simplemente son actores que admiro mucho y aun cuando he trabajado con muchos grandes actores me intimidó trabajar con ellos. Y sabiendo que ya han hecho estos personajes, aunque yo haya estado un poco en el set durante Primera Generación, yo no los dirigí, así que ya lo habían hecho para alguien más y aquí estoy pidiéndoles hacer más, llevarlo al siguiente nivel con alguien nuevo. Pero realmente tienen un talento fantástico y tienen muchas ideas, lo que me gusta, en serio les importan los personajes. Michael de verdad está intentando acercar su Magneto a McKellen y James entra a la película en un lugar completamente diferente del que salió en la otra.”

Ah sí, Xavier. Aunque Wolverine es el que regresa en el tiempo a visitarse a sí mismo más joven y debe buscar a los X-Men descorazonados y dañados de los setentas, es Charles Xavier el que tiene el papel central en Días del Futuro Pasado. Lejos del animado y motivado Charles que conocimos en Primera Generación, el Xavier de 1973 es una sombra de lo que fue antes, atormentado por la traición de Erik Lehnsherr (Michael Fassbender) y Raven (Jennifer Lawrence), incapacitado y frustrado por sus intentos fallidos de inaugurar un centro para ayudar a los mutantes. Esto le dio al actor James McAvoy, el hombre detrás del Charles más joven, la oportunidad de realmente darle un nuevo giro al personaje después de ayudar a contar la narrativa de Magneto la última vez. “Puedo ir más allá del extremo de lo que hizo Patrick, pero también de lo que yo mismo hice en la última película. Así que lo encontrarán muy distinto. No sólo porque tiene el pelo largo, sino por lo que es y lo inestable que se encuentra su alma. Eso es realmente la clave de él en ésta, que su poder, que siempre ha sido visto como su habilidad síquica o gran inteligencia o lo que sea, realmente lo que yo creo que es es empatía. Ése es su mayor poder. Pero ha perdido la habilidad de empatizar con otros, porque es demasiado doloroso para él. ¿Por qué? Porque Erik y Raven le han dado su propio dolor para que lo procese. No es sólo la pérdida de Erik. Tiene mucho que ver con Erik, mucho que ver con su relación con Erik y el amor que se tienen, pero también igualmente tiene que ver con su amor por Raven, y el hecho de que fuera abandonado al final de la última película por ambos. No sólo abandonado, pero horriblemente dolido”.

Una escena crucial de la película tiene a las dos versiones de Xavier conociéndose gracias a una poderosa habilidad síquica. ¿Intimidó a McAvoy enfrentarse a Stewart, el hombre que llevó primero el personaje a la pantalla grande? “Sí. Pero somos muy diferentes interpretaciones de ese personaje, por la naturaleza del hecho de que estamos en momentos muy distintos de la vida de ese personaje. Y también, es raro, porque cuando tomé el papel de Charles, nunca imaginé que iba a trabajar con él. Nunca pensé en dar una actuación similar a la suya. Ciertamente nunca soñé que iba a estar haciendo una actuación muy diferente a la suya en su cara. Casi como, ‘Qué hay, ¿qué tienes, hombre? ¡Muéstrame tu narizota! ¡Ambos tenemos narizotas!’ Hay una foto como de perfil con nuestras dos narices juntas. Napias con napias. Creo que él gana por poco, pero me dicen que la nariz sigue creciendo con los años, así que para cuando tenga su edad, estaré ganando por mucho en la guerra de narices…”

No son prótesis de narices lo que le preocupa a Nicholas Hoult, que interpreta a Beast. Es todo su rostro y algo de su cuerpo. Lo que presenta un desafío distinto. “Puede ser difícil”, admite. “Pero es divertido poder transformarse tanto y poder jugar mucho más con eso y llevar al personaje en diferentes caminos, pero hay algo de ensayo y error. Hacíamos algunas escenas y luego Bryan decía, ‘Trata de usar más el maquillaje. Trata de expresarte más’. Y también tienes que hacer cosas que sientes como bobas. Tienes que rugir y saltar por doquier y hacer cosas que, si no trajeras puesto el maquillaje, serían completamente ridículas, pero con el maquillaje por suerte creo que es ligeramente más intimidante. Y tengo un traje puesto con músculos así que quizá no es tan gracioso como yo rugiendo y gruñendo y eso. Pero definitivamente hay un elemento real de juego en ello”.

Anclándolo todo está el Logan de Jackman, mejor conocido como Wolverine. El miembro más antiguo de la compañía actoral de X-Men, Jackman está de regreso para su séptima (sexta incluyendo su aparición especial en Primera Generación) aparición en pelaje y garras, y refleja que Logan es un hombre muy distinto al atormentado solitario que conocimos en el año 2000. “Te da la sensación de que se está adaptando a quien es él – soy un guerrero, soy Wolverine y ése soy yo, para bien o para mal, no todo será bello, pero aquí vamos”, dice Jackman. Pero su más reciente misión podría resultar todavía más difícil. “Lo envían de regreso para intentar arreglar las cosas y, como él dice, ‘Soy el último en el mundo que debería hacer esto. Si quieres a alguien que regrese al pasado para arrancarle la cabeza a alguien, fantástico, pero en realidad tiene que regresar y actuar por momentos casi como inspiración, como mentor, como guía, porque no puede hacerlo todo solo, que siempre es su método de elección, y aquí no puede por la naturaleza de la historia. Así que tiene que volverse, no necesariamente un líder, porque seguiría llamando a Xavier el líder aquí, pero un facilitador para que todos se unan”. Ponerse en la gran forma requerida para una máquina de pelea letal fue más fácil para Jackman esta vez, ya que simplemente se quedó en entrenamiento después de la película de Wolverine de 2013. “Tuve bastante tiempo para prepararme, así que lo hice lentamente, logré hacer Wolverine y esta película sin ninguna lesión, y fue la primera vez – cada vez que he interpretado a Wolverine antes me he llevado algún tipo de lesión de premio porque he tenido que apresurarme para estar listo. Lo hice lentamente y me sentí súper bien. Me sentí cansado, obviamente, y es más difícil, debo admitirlo, pero me sentí realmente bien. Físicamente en mi caso, probablemente me siento mejor ahora de lo que me sentía en las primeras películas”.

Necesitará estar listo, ya que esta vez los X-Men se enfrentan a su mayor desafío a la fecha. El favorito de los fans de Game Of Thrones, Peter Dinklage, fue contratado para interpretar a una versión muy diferente de Bolivar Trask, un genio que ve a los mutantes como una amenaza mortal para la humanidad y decide crear a los amenazadores y tecnológicamente avanzados robots Centinela para luchar contra ellos. Singer eligió a Dinklage por varias razones. “Estaba muy familiarizado con él y soy su fan. Antes que nada, siempre se convierte en el centro de la pantalla, y no hay un segundo en el que lo des por sentado”. Kinberg admite que las creaciones de Trask fueron otra fuerza propulsora detrás de la decisión de la trama. “Una vez que todos nos comprometimos con Días del Futuro Pasado, sabíamos que los Centinelas serían parte de ello, y Trask sería central a la historia”, dice. “Bryan ha hecho muchas cosas para que los Centinelas se sientan fieles a los libros, pero al mismo tiempo distintos a todas las cosas que ya han sido vistas que se han tomado de los Centinelas en todas las demás películas de robots que han salido en los últimos 15 años, así que se ven y se sienten diferentes. Y Bryan pasó mucho tiempo trabajando en ellos para que se sintieran del periodo, pero también fueran geniales y la fantasía de cualquier niño”.

En la película, los Centinelas de los setentas son la personificación de la tecnología de ese momento, aunque obviamente ya se sienten anticuados. Los robots del futuro, sin embargo, son máquinas de pelea complejas, capaces de adaptarse a los poderes de los mutantes’. “Realmente quería sacarle partido a los setentas”, dice John Myhre de la primera generación, uno de los cuales fue físicamente construido por Legacy Effects. “Me encanta ese estilo setentero de diseño y plástico moldeado y plástico blanco y plástico ahumado y vi muchos conceptos de diseño de automóviles futurísticos de los setentas por un lado, pero también vi estéreos por otro. Así que yo era el idiota entrando ahí diciendo, ‘¡Así se ven los Centinelas!’ Fue lo primero que empezamos a diseñar para los centinelas de los setentas y los centinelas del futuro. A Bryan le emocionó de inmediato nuestro concepto del futuro. Los setentas fueron un poco más complicados en el sentido de que realmente quieres serle fiel a los libros por los fans, por lo que hubieron muchos elementos que necesitaron una forma humanoide para tener una cabeza, brazos y que debían ser morados. Tuvimos que hacer muchas cosas para darles un look diferente”. Así que los fans del cómic verán algunos elementos que reconocerán, aun cuando la visión de la película de los robots es única.

Es innegable que Días del Futuro Pasado es la película más importante de los X-Men que jamás se haya intentado hacer, y de hecho la más importante que ha hecho Fox desde Avatar. Singer, sin embargo, quiere resaltar que debe de ser igualmente disfrutable para aquellos que han leído los cómics y han visto las demás películas que para aquellos que no conocen la diferencia entre Mystique y Sunspot. “Al principio resumimos todo”, dice. “Hay cosas, imágenes que vemos que ayudan a la gente. Sigue atada dentro de ese universo así que es agradable si ya estás algo familiarizado pero realmente no es una necesidad que ya lo conozcas, te puede entretener mucho la película aun si nunca antes has visto una película de X-Men”.
 

--

Siguemos
https://www.facebook.com/revistawhatsuponlinehttps://twitter.com/revistawhatsuphttp://www.linkedin.com/in/revistawhatsuphttps://www.vizify.com/sarah-lee-revista-what-s-up-virtualhttp://www.youtube.com/SarahLeePrensahttp://instagram.com/revistawhatsuphttp://revistawhatsup.tumblr.com/

Sarah Lee Méndez

Directora / Jefe de Prensa / Editora Contenido / Fotógrafa / Twitters: @AnastasiaLeeEdi @revistawhatsup / Instagram @sarahleefotografia

Con más de una década de experiencia en relaciones públicas, manejo de redes sociales, CM, diseño de Blogs, fotógrafa para eventos.

Suscribete vía Email / Es importante para nosotros!

 

VISITA OTRAS SECCIONES

  • Copyright © Cine - Whats Up™ REVISTA WHATS UP.
    / AFICIONES COLOMBIA DISEÑO SARAH LEE