miércoles, 5 de febrero de 2014

YO, FRANKENSTEIN

ACTORES afiche cartel Cine elenco FRANKENSTEIN Notas de Producción POSTER produccion revista waths up sinopsis Trailer YO
YO-FRANKENSTEIN-febrero-2014

Título original: I, FRANKENSTEIN
Fecha de estreno: Viernes, Febrero 14, 2014
Clasificación: PENDIENTE

Sinopsis: 

En una guerra apocalíptica entre ángeles y demonios, la humanidad está al borde de la destrucción. Su única salvación está en un monstruo creado 200 años atrás: Frankenstein. Luchando contra vampiros, hombres lobos y fantasmas, Frankenstein le dará una nueva oportunidad a los seres humanos. De los mismos productores de Underworld.

País: Estados Unidos
Duración: 90
Reparto: Aaron Eckhart, Bill Nighy, Miranda Otto y Yvonne Strahovski
Director: Stuart Beattie
Género: Acción,Ciencia Ficción
Idioma: Inglés
SOBRE LA PRODUCCIÓN
Este es un mundo totalmente nuevo, es una mitología totalmente nueva y un abordaje totalmente nuevo de este personaje clásico.
—Stuart Beattie, director/guionista
De los realizadores de la exitosa Underworld, llega una nueva y atrapante historia de enemigos mortales y rivales supernaturales centrada en una versión moderna de la criatura del doctor Frankenstein. El thriller gótico de acción I, Frankenstein sumerge a los espectadores en una guerra entre gárgolas vigilantes y demonios feroces para conquistar las almas de la humanidad. Ahora, la criatura del doctor Victor Frankenstein, Adam (Aaron Eckhart), se ve envuelta en el turbio conflicto en el que los dos bandos se enfrentan para descubrir el poderoso secreto de su inmortalidad.

“Esta es la historia de cómo el monstruo de Frankenstein empieza a ganarse su humanidad”, señala el director y guionista Stuart Beattie. “En nuestra película lo llamamos Adam y lo llevamos a una aventura moderna en la que se ve involucrado en una guerra oculta entre dos razas supernaturales del bien y del mal. Cada bando tiene sus propios motivos para querer a Adam, y él tiene que luchar para saber cuál es su objetivo. Tiene que descubrir quién es, qué es y por qué es. Tiene que tomar decisiones difíciles para convertirse en la persona que sabe que debería ser… Pero que tal vez no quiere ser”.

Los productores de la película son Tom Rosenberg (Underworld), Gary Lucchesi (Primal Fear), Richard Wright (The Lincoln Lawyer, Underworld), Andrew Mason (The Matrix, Tomorrow, When the War Began) y Sidney Kimmel (The Place Beyond The Pines, Lars and the Real Girl). Los productores ejecutivos son Troy Lum, Eric Reid, David Kern, James McQuaide, Bruce Toll, Jim Tauber, Matt Berenson y Kevin Grevioux. El director de fotografía es Ross Emery. Michelle McGahey es la directora de arte, Marcus D’Arcy es el editor, Cappi Ireland es la diseñadora de vestuario. La música es de Johnny Klimek y Reinhold Heil, el casting lo hizo Nikki Barrett, y el casting en Estados Unidos estuvo a cargo de Deborah Aquila, CSA y Tricia Wood, CSA


LA RECREACIÓN DE FRANKENSTEIN

La renovada perspectiva de I, Frankenstein sobre uno de los más célebres monstruos creados por el hombre comenzó a formarse cuando Tom Rosenberg, de Lakeshore Entertainment, adquirió los derechos de una novela gráfica del mismo nombre. En esa historia concebida en la febril imaginación de Kevin Grevioux, el creador de Underworld —cuya inventiva les otorga a los monstruos clásicos y mitológicos un matiz feroz y contemporáneo—, Rosenberg vio el potencial para volver sobre uno de los personajes con más resonancia de todos los tiempos.

Dice Grevioux: “Siempre fui un admirador de los monstruos de Universal, desde que era niño, y siempre me interesó traerlos al mundo moderno. Después de co-crear Underworld, pensé que podía intentar algo con Frankenstein, pero con una historia que hablara sobre el monstruo y no sobre el doctor Frankenstein, que indagara quién es y qué es ese monstruo. Lakeshore hizo un trabajo increíble en la producción de Underworld, de modo que eran las personas a las que naturalmente recurriría una vez terminado el guion. Ellos saben cómo manejar el género y de inmediato se sintieron atraídos por la historia”.

Rosenberg se acercó a Hopscotch Features, una productora australiana con la que Lakeshore había colaborado para hacer The Cave, y allí también se mostraron entusiasmados con la idea. “De inmediato nos atrajo la idea de volver a imaginar al célebre personaje de Mary Shelley en colaboración con Lakeshore”, señala Andrew Mason, de Hopscotch. “La idea de abordar al monstruo de Frankenstein, de profundizar en el lado humano del personaje, que raras veces se ve pero que es cautivante, es una idea totalmente atractiva. El monstruo es una de las figuras más fascinantes de toda la literatura, y yo tuve cada vez más la certeza de que esta historia llena de acción no sólo era naturalmente cinematográfica, sino que también tenía relevancia para nuestro tiempo”.

En la búsqueda de alguien que pudiera capitalizar totalmente esas cualidades cinematográficas en una historia para nuestra época, los productores llegaron al guionista y director Stuart Beattie, con quien Mason había realizado la innovadora Tomorrow, When The War Began. Beattie ya demostró que puede mezclar personajes clásicos con acción moderna en sus guiones, desde The Pirates of the Caribbean hasta G.I. Joe, pero ésta era una oportunidad para volver a concebir una criatura que ha servido de material para la historia del cine desde 1910.

Al igual que los productores, Beattie no pudo resistirse a la idea. De inmediato se sintió atraído por el concepto que Grevioux había imaginado para el monstruo de Frankenstein, que sigue vivo e intenta encontrar su humanidad dos siglos después de que lo trajeran al mundo. Pero Beattie tomó esa fascinante idea y la llevó en la dirección que le dictó su imaginación.

Con esa idea como base, Beattie forjó un universo gótico enteramente original, en el que los humanos viven a la sombra de demonios feroces y gárgolas que buscan la paz en una batalla tan eterna como la guerra entre la Luz y la Oscuridad. Después, agregó la creación de Frankenstein, que se llama a sí mismo Adam, y los secretos de su vida inmortal en el centro de la lucha entre los dos bandos. El resultado es una versión actualizada de Frankenstein, con una historia llena de acción, humor, romance y las tentaciones que siempre representan el poder y la posibilidad de la inmortalidad.

Beattie explica: “Imaginé un mundo entero, una historia y sus personajes. Estaba buscando criaturas que no había visto nunca en una película. Hemos visto vampiros, hemos visto hombres lobo, hemos visto zombis, de modo que me interesaba encontrar algo distinto. Las gárgolas y los demonios me parecían cosas nuevas que la mayoría de las personas ha oído nombrar pero sobre las que tal vez no se sabe mucho. Era suelo fértil para que yo creara una mitología totalmente nueva”.

Los productores se entusiasmaron mucho con este abordaje épico. “Sentimos que la mejor manera de hacerle justicia a este personaje inmensamente complejo era mostrarlo en medio de una lucha sumamente complicada, una lucha entra las fuerzas del bien y el mal”, señala Mason. “Stuart reveló la apasionante —e impredeciblemente humana— naturaleza de este personaje en la batalla más importante de su vida”.

Rosenberg agrega: “El guion de Stuart era maravilloso. Había algo tan fantástico y de otro mundo en él que a todos nos entusiasmó mucho la idea de darle vida”.

Gary Lucchesi, presidente de Lakeshore Entertainment, estaba igualmente impresionado. “Sabíamos que la idea de traer a Frankenstein a la época contemporánea era adecuada, del mismo modo que fue una idea adecuada convocar a Stuart Beattie para que escribiera y dirigiera la película. Stuart abordó la historia de un modo maravilloso”, señala Lucchesi.

El creador de la historia también se alegró cuando se enteró de dónde había sacado el concepto Beattie. “Stuart tiene un gran sentido de lo fantástico”, afirma Kevin Grevioux. “Le dio forma a una historia muy interesante usando todas sus habilidades, y nos ayudó a crear algo verdaderamente maravilloso. Además es un gran compañero de trabajo”

Mientras escribía el guion, Beattie se sintió cada vez más fascinado con la criatura de Frankenstein como un personaje que durante dos siglos de soledad luchó con la línea que separa al monstruo del humano, siempre obligado a permanecer en los márgenes de la sociedad. Además de la novela gráfica de Grevioux, Beattie se inspiró en la innovadora novela de Mary Shelley de 1818, pero fue más lejos, pues imaginó a esa criatura en un mundo moderno.

“Yo creo que es un personaje maravilloso”, señala Beattie, “porque está muy solo en el mundo y ¿quién desconoce lo que es sentirse solo? Es, literalmente, el único de su especie, y su búsqueda de compañía es una búsqueda de amor, es una búsqueda para encontrar un objetivo y otras cosas con las que creo que el público de todo el mundo va a identificarse”.

Beattie también encontró inspiración en la tragedia de la historia original de Frankenstein, en la cual le niegan al monstruo una compañía que hubiera hecho que su existencia fuera menos dolorosa. Eso lo llevó a Beattie a poner a Adam en la órbita de una científica, que es la primera humana que establece un vínculo con él, aunque tenga que dominar el asombro de saber que él es real.

“Adam siempre quiso alguien con quien compartir su existencia”, señala Beattie. “Desde el primer día, su padre lo trató como un perro y lo abandonó cuando nació. Sus vecinos lo echaron del pueblo solamente por cómo había sido creado, aunque él no tuviera la culpa. Cuando volvió a su padre para pedirle la única cosa que necesitaba —otra criatura como él—, su padre inicialmente aceptó hacerlo, pero a último momento se negó a cumplir su promesa. Y desde entonces, durante doscientos años lo único que ha querido es amor”.

Para el productor Richard Wright, que también produjo Underworld: Awakening y Underworld: Rise of the Lycans, sintió que el personaje, del modo en que Beattie volvió a imaginarlo, tiene un lugar en nuestro mundo. “Cuando leí el guion por primera vez pensé que Stuart había dado en el clavo”, recuerda Wright. “Logró llevar a cabo todas las cosas que nosotros queríamos conseguir: humanizar al personaje, darle forma a una historia atrapante, inventar rivales dignos y crear un mundo de criaturas fascinantes”.

EL ADÁN DE FRANKENSTEIN


Como su tocayo, Adam, el monstruo de Frankenstein fue el primero de su especie, pero él sigue solo hasta el día de hoy, sin compañía, sin nadie con quien compartir sus experiencias no del todo humanas en el mundo.

Beattie sabía que su versión de la criatura de Frankenstein requeriría de un actor tan habilidoso con las emociones complejas como con las escenas de acción y suspenso. Los realizadores encontraron esa combinación única en Aaron Eckhart, conocido por un amplio abanico de papeles en películas de drama y de acción, papeles que tienen una cosa en común: una notable intensidad. Entre sus papeles más importantes se cuentan ‘Harvey Dent’, también conocido como ‘Two-Face’ en The Dark Knight, un soldado que lucha contra los alienígenas en Battle Los Angeles, un padre en duelo en Rabbit Hole y un portavoz de la industria tabacalera capaz de convencer a cualquiera en Thank You for Smoking.

Eckhart también tenía la imponente presencia física que hacía falta para interpretar a una criatura cuya apariencia tenía que ser impresionante y misteriosa. Según Wright, “con la incorporación de Aaron en el proyecto, se cristalizó la idea de lo que personaje sería para nosotros. Aaron tiene un rostro fantástico. Aunque se le pongan cicatrices en la cara y se lo maquille de manera grotesca, un actor tiene que ser apuesto, y al mismo tiempo los espectadores, hombres y mujeres, tienen que identificarse con él. Aaron tiene todas esas cualidades”.

En cuanto aceptó el papel, Eckhart empezó a explorar el mundo interior de Adam y su eterno anhelo de saber cómo sería tener un alma humana. El actor vio al personaje como alguien que busca desesperadamente una identidad y una razón para su existencia. “Es un hombre que se busca a sí mismo. Creo que muchas personas pueden identificarse con eso”, señala Eckhart.

Eckhart se inspiró mucho en la descripción que originalmente hizo Mary Shelley de la criatura de Frankenstein. Nacida de un experimento científico absolutamente heterodoxo, la criatura de Shelley enseguida es repudiada y perseguida, aunque lo único que quiere es amabilidad y compañía. En la interpretación de Eckhart, la criatura no ha encontrado paz ni siquiera doscientos años después de su nacimiento “Históricamente, el monstruo de Frankenstein fue considerado un personaje despiadado, feroz”, señala Eckhart. “Sin embargo, en esta película y en el Frankenstein de Mary Shelley, es una criatura que no sólo tiene cicatrices en su exterior, sino también en su interior, y eso es importante. Pero también se ve que su padre no lo quería, que tuvo que arreglárselas solo en un mundo peligroso. Lo único que buscaba era algún tipo de amor”.

Con el peligro constante que enfrenta Adam, Eckhart tuvo que hacer un entrenamiento intensivo durante varios meses para interpretar el papel. “Entre otras cosas, aprendí un arte marcial que se llama Kali”, explica. “Es una técnica de lucha muy compleja e intricada que usa mi personaje”.

Beattie quedó impresionado con la habilidad de Eckhart para encarnar todos los aspectos de Adam, incluso su destreza física. “Es una gran alegría tener un intérprete que pueda hacer las escenas de acción cuando uno las filma”, bromea el director. “Para mí, eso es parte de la atracción de la película: uno va a ver a Aaron Eckhart haciendo escenas de acción y peleando y, por dios, ¡qué bien las hace! Es maravilloso”.

Grevioux coincide en que Eckhart encajaba con su visión moderna de la criatura de Frankenstein. “La destreza de Aaron para interpretar este personaje es totalmente increíble. Es un hombre apuesto que se transforma en un monstruo con más seriedad que en cualquiera de las otras versiones de Frankenstein que he visto”, resume Grevioux.


DEMONIOS, GÁRGOLAS Y UN CIENTÍFICO HUMANO


La naturaleza poco común de Adam llamó la atención de dos antiguas razas que están en conflicto hace mucho tiempo: las gárgolas benévolas y los demonios infernales que viven en los márgenes del mundo visible. Desde que Victor Frankenstein reanimó a los muertos hace 200 años, su criatura ha sido la obsesión del príncipe Naberius, el líder de los demonios que ha estado intentando encontrar durante siglos una manera de forjar formas humanas sin alma que puedan ser poseídas fácilmente. Si fuese posible crear vida a partir de cadáveres humanos –como el Dr. Frankenstein insistió en que se podía-, esa sería la respuesta a la búsqueda de Naberius de dominar el mundo.

Quien toma el papel de Naberius es Bill Nighy, cuyo amplitud de interpretaciones lo ha llevado recientemente de The Best Exotic Marigold Hotel a Harry Potter and the Deathly Hallows, hasta Pirates of the Caribbean: Dead Man’s Chest, así como también ha interpretado al vampiro Elder Viktor en la saga Underworld.

Nighy se interesó desde el comienzo por el alcance de la historia.“Era un muy buen guion, ajustado, con elementos de una guerra épica y de romance”, dice.

También estaba entusiasmado por poder tomar un personaje tan magnífico y malvado. Dice Nighy de Naberius: “Estoy en muy buenos términos con Satán, y también soy de buena cuna, así como príncipe y líder de una legión de otros 666 demonios. He deambulado por el mundo durante miles de años, intentando encontrar una forma de habitar formas humanas para conquistar a las gárgolas, que son nuestros enemigos a muerte”.

Los realizadores estaban agradecidos de que Nighy se uniera al reparto. “Habíamos trabajado con Bill una cantidad de veces en las películas de Underworld, y siempre fuimos grandes admiradores de su trabajo”, dice Lucchesi.

Beattie agrega: “Bill es un regalo absoluto. Era perfecto para Naberius y afortunadamente le gustó mucho el guion. Hablamos mucho sobre cómo podíamos hacer que Naberius cobrara vida y pareciera real, y eso es lo que él logró”.

Disfrazado del magnate de la biotecnología, el Dr. Wessex, Naberius contrata a Terra Wade, una muy humana y talentosa electrofisióloga, para llevar a cabo investigaciones de avanzada acerca de los efectos de la estimulación eléctrica en los muertos. Aunque también es una hermosa joven, Terra es en muchos aspectos una versión moderna del Dr. Frankenstein –brillante, pero con un pie en las áreas más peligrosas de la ciencia-, lo cual hizo que la elección de actriz fuera interesante.

“Para Terra, necesitaba encontrar a alguien que pudieras creer que es tanto inteligente como fuerte”, explica Beattie. “Cuando Yvonne Strahovski entró a la habitación, tenía esas dos cualidades. Es una de las actrices más apasionadas que jamás encontré, y en el trabajo con Aaron, la dinámica era increíble”.

Strahovski -una estrella australiana en ascenso, que ha aparecido recientemente como “Hannah McKay” en la serie de Showtime Dexter- dice que leyó el guion y de inmediato le interesó interpretar a Terra. “Stuart Beattie es un guionista tan talentoso”, dice ella. “No quería dejar de leer el guion”.

Una vez que la eligió como actriz, Beattie la vio sumergirse en su papel. “Ella es el principal personaje humano en toda la película, y lleva el destino de la humanidad en los hombros”, observa él. “Yvonne lo representó estupendamente”.

Strahovski llevó a cabo una investigación poco común en la preparación para el papel. “Busqué mucho en internet sobre electrofisiología y cardiología para entender de qué se tratan. También me encontré con un cardiólogo que me explicó la correlación entre electrofisiología y la electricidad en las células y cómo funcionan”, explica. “Es algo que sentí que necesitaba para entender bien a Terra”.

Pero el verdadero desafío fue mostrar el vínculo cada vez más cercano con Adam, una criatura que ella al principio desestima como mera ficción, hasta que comienza a ver el potencial que tiene para ser algo más que el asesino solitario de demonios en que se ha convertido. “En muchos sentidos, Yvonne tiene uno de los papeles más difíciles de la película”, dice Andrew Mason. “Ella podría haber hecho algo predecible con el papel de Terra, pero, en lugar de eso, encontró una complejidad iluminadora”.

Adam también le presenta a Terra, para descreimiento de ella, la existencia de las gárgolas, un ejército del bien que intenta que el caos no reine en la Tierra. Para interpretar a la antigua líder de las gárgolas –la reina Leonore, que rescata a Adam y evita que sea destruido al comienzo de su vida- los realizadores eligieron a Miranda Otto, la actriz australiana cuyos filmes incluyen War of the Worlds, The Lord of the Rings: The Return of the King y What Lies Beneath.

Beattie dice que fue la autenticidad emocional de Otto lo que hizo que fueran buena pareja con un ser tan etéreo. “Todo lo que dice Miranda lo crees completamente, y a ella le corresponden algunas de las frases más fantásticas de la película”, reflexiona. “Cuando Miranda y Aaron se enfrentan, son dos grandes actores en su salsa y es muy divertido mirarlo”.

Otto estaba entusiasmada por tomar un papel raro de heroína de acción. “Me intrigó Leonore como líder y reina de la Orden de las Gárgolas. Me fascinó el dilema moral que el monstruo de Frankenstein le presenta. Se supone que las gárgolas están para proteger a la raza humana y ser una fuente del bien en el mundo, pero Adam no es humano ni demonio. ¿Cuánta compasión puede mostrarle, mientras lucha por el bien común? Leonore y Adam no siempre están del mismo lado”.

La mano derecha de la reina Leonore, Gideon, es interpretado por otro actor australiano en rápido ascenso, Jai Courtney, que apareció recientemente como el hijo de Bruce Willis en A Good Day to Die Hard. Courtney describe a Gideon como “un hombre increíblemente leal que cree en la causa de la reina Leonore y en proteger a la raza humana”.

Otra gárgola clave es Keziah, que reconoce la humanidad de Adam. Beattie eligió a la actriz australiana Caitlin Stasey, con quien había trabajado previamente en Tomorrow, When the War Began. Aunque Keziah es una gárgola de bajo rango, le dio a Stasey la oportunidad de interpretar un personaje obstinado. “Keziah está movida por el deseo de librar al mundo de demonios”, explica Stasey. “Ella es muy valiente y con una moral alta, pero también es ruda e intimidante”.

Beattie resume: “Tenemos un reparto maravilloso, en todos los rangos. Hay muchos personajes grandiosos, con sus propias motivaciones, planes y viajes, y todos quedan envueltos en este viaje con Adam. Es una película de acción, sin dudas. Pero la historia avanza únicamente por las elecciones que hace cada personaje”

EL MUNDO DE I, FRANKENSTEIN

La historia de I, Frankenstein transcurre en una metrópolis gótica sin nombre que se parece a nuestro mundo contemporáneo, pero que, al mismo tiempo, lo lleva a un extremo más fantástico. Para que cobrara vida, Beattie incursionó en territorio visual nuevo, y lo hizo con un equipo que incluye al director de fotografía Ross Emery (The Wolverine, Underworld: Rise of The Lycans), la directora de arte Michelle McGahey (Tomorrow, When the War Began) y la diseñadora de vestuario Cappi Ireland (The Tender Hook).

Desde el comienzo, la decisión fue filmar en Melbourne, Australia. Melbourne quizá no parezca la ciudad más gótica del mundo, pero tiene una geografía tan versátil que logró servir como un amplio cuadro para la visión de Beattie de todas las tomas nocturnas y los intrincados escenarios.

Nacido en Melbourne, Beattie sabía que la ciudad podía transformarse tanto en el mundo del pasado de Adam como en el actual. “Todo lo que necesitas está allí. Hay grandes casas de efectos visuales, grandes locaciones y grandes escenarios de sonido. Básicamente, logramos crear una ciudad de estilo europeo completamente creíble”, reflexiona.

Si bien el filme comienzaen el siglo XVIII, iluminado con faroles, la criatura conocida como Adam pronto emerge a una ciudad moderna, aunque se trata de una dividida entre antiguas catedrales de gran altura y los fríos laboratorios ubicados en sótanos donde se llevan a cabo los descubrimientos científicos.

Para capturar esas imágenes diversas, el director de fotografía Emery eligió el sistema de cámaras RED Epic® HD por su gran versatilidad. “Puedes tomar más riesgos y puedes capturar mejor tu imaginación”, dice Emery acerca de las cámaras digitales. “Estaba muy contento con la manera en que el sistema funcionó en la película y con poder usar las cámaras de un modo en que los actores tuviesen más libertad para reaccionar frente a lo que estaba ocurriendo en la historia y entre sí”.

Emery utilizó paletas de colores contrastantes para evocar el modo en que Adam está atrapado entre los mundos de los demonios, de las gárgolas y de los humanos, y con la sensación de no pertenecer a ninguno de ellos. “Usamos muchos colores que están entre colores primarios puros”, señala. “Esto da al mundo su propia apariencia, y le recuerda al público que hay un alto nivel de fantasía”.

En el medio de la fantasía, Emery también preparó una intensa atmósfera de acción, que refleja la lucha constante de Adam para sobrevivir como un ser perseguido. Emery disfrutó especialmente de colaborar con Beattie en las secuencias de batallas de Adam, con demonios heridos mortalmente que explotaban en las llamas del infierno.

“Adam se ha vuelto bastante bueno en encontrar las hordas de demonios y “descenderlos”, como dicen”, dice el director de fotografía. “Hicimos estas escenas con mucho cuidado, para resaltar la manera en que lucha Adam. Es una criatura muy física, con su propio estilo, primario y brutal”.

Beattie, a su vez, estaba exultante por trabajar con Emery. “Es toda una leyenda”, dice el guionista y director. “Lakeshore me pidió en un principio que me reuniera con él, y resultó que teníamos ideas muy parecidas sobre qué hacer y cómo hacerlo. Fue increíble trabajar con él”.

Para la directora de arte McGahey, que trabajó antes con Beattie en Tomorrow, When the War Began, I, Frankenstein fue una rara oportunidad para diseñar una ciudad de fantasía desde cero. “Pensamos en ciudades europeas y del bloque del este”, explica. “Veía la ciudad sobredimensionada, limpia pero sucia en las esquinas, y fría y vacía. Dentro de la ciudad, la catedral es un lugar de ascenso y el Wessex Institute es un lugar de descenso, de modo que los colores reflejan eso. La catedral es cálida y Wessex es muy, muy frío”.

Esos contrastes también funcionaron en los diseños de vestuario de Cappi Ireland, que ha ganado dos veces el premio al Mejor Vestuario que otorga el Australian Film Institute. Ella disfrutó especialmente de diseñar los trajes de las gárgolas. “Las gárgolas son una especie de grupo etéreo y monástico de guerreros, así que tenían que verse poderosos y fuertes, y al mismo tiempo vulnerables y suaves”, explica la diseñadora. “Y luego, por supuesto, está la reina Leonore, que queríamos que luciera como una belleza etérea y luminosa, y Miranda de veras lo es”.

Ireland evitó a propósito el traje estándar de gladiador. “Miramos más imágenes de monjes guerreros, e intentamos alejarnos del estilo típico de cuero”, sigue Ireland. “Queríamos hacer algo que no hubiese sido hecho antes. También envejecimos todos los trajes de las gárgolas, para que se vieran como si hubiesen sido usados durante siglos y reflejaran las batallas en las que participaron”.

Para Naberius, ella buscó un estilo malvado y elegante. Ireland señala, “a veces puedes crear algo siniestro haciendo que el personaje se vea muy bien. Bill Nighy usa trajes italianos hermosos, elegantes y hechos a medida, de modo que cuando él muestra su maldad, es aún más escalofriante”.

El plato fuerte para Ireland fue el propio Adam, sobre todo porque él aparece después de 200 años de deambular por la Tierra. Ella buscó crear el estilo de alguien que viene de afuera y que aprendió a mezclarse. “Con el paso del tiempo, las cicatrices de Adam se curaron y se ve solo un poco inusual, caminando por las calles de la sociedad moderna”, observa. “Queríamos un estilo que sugiriera que Adam puede entrar y salir del mundo humano, aunque él no se sienta parte de él”.

El intrincado trabajo con prótesis de los supervisores de efectos con maquillaje, Nick Nicolaaou y Paul Katte –cofundadores de Make-Up Effect Group, con base en Australia, conocidos por su trabajo en The Hobbit- fue igual de importante para la creación de los personajes, especialmente los demonios. Beattie fue claro desde el comienzo con que no quería que los demonios fueran caricaturas, sino variaciones oscuras y retorcidas de la forma humana.

Nicoalou y Katte buscaron en internet inspiración humana. “Buscamos imágenes de personas con arrugas y mandíbulas fuertes. Ellas fueron la base para nuestras esculturas. Esculpíamos una cara humana y luego la deformábamos para que pareciera lo más demoníaca posible”, explica Nicolaou.

Ellos crearon un estilo distinto para cada demonio, definiendo el rango según los cuernos. “Está el rango subalterno, que tiene caras pálidas, muchas venas y roturas en la piel. Y luego están los demonios típicos, que tienen los cuernos más pequeños, seguidos por los demonios del medio, como Zuriel y Helek, que tienen una estructura de cuernos ligeramente más fuerte, para sugerir mayor dominación”, dice Nicolaou. “Y luego está el príncipe Naberius, que tiene el diseño de cuernos más complejo de todos”.

Nicolaou y Katte dicen que el maquillaje de Adam fue uno de los desafíos creativos más exigentes de sus carreras, en gran parte porque Beattie quería recorrer una fina línea entre la apariencia grotesca y cosida de un monstruo clásico de Frankenstein, y un semblante más sutilmente extraño, adecuado a la larga vida de Adam y su humanidad en evolución.

“Para el Adam actual, usamos lo que llamamos calcos prostéticos, que son básicamente un calco tridimensional con una película de tipo de acetato que aplicamos como una curita”, explica Katte. “Para el Adam de 1700, en cambio, usamos un maquillaje de silicona, con un diseño de suturas más elaborado y una apariencia más contraída”.

El dúo disfrutó especialmente de colaborar con el reparto y el equipo. “Nos resulta muy divertido hacer un buen trabajo, pero lo es más aún cuando trabajamos con personas que valoran lo que haces”, dice Katte. “Eso hizo una gran diferencia para que hiciéramos nuestro mejor trabajo”.

EFECTOS VISUALES Y ESCENAS PELIGROSAS


Para dar vida propia y un aspecto real en la pantalla a los cambiantes demonios y gárgolas de I, Frankestein, Stuart Beattie incorporó al equipo al supervisor de efectos visuales James McQuaide, conocido por su sangriento trabajo en la serie de películas Underworld. McQuaide supervisó cerca de 1000 tomas de efectos visuales para la producción, en colaboración con varias firmas de efectos australianas.

"Mi objetivo en I, Frankestein fue tomar el gran guion que había elaborado Stuart y encontrar el modo de que los efectos visuales sostuviesen y mejoras en la historia", dice McQuaide.

El proceso comenzó con largas conversaciones sobre las gárgolas, que suelen imaginarse como maliciosas esculturas medievales de piedra usadas para ahuyentar a los malos espíritus, pero que en la visión de Beattie constituyen toda una raza animada con magníficos poderes para hacer el bien. Beattie quería arrancarlas de los pináculos de las grandes catedrales y transformarlas en criaturas voladoras de dos metros y medio de altura y una envergadura de nueve.

"Lo que me encantó de las gárgolas es que son muy cinematográficas", dice Beattie. "Vuelan, tienen alas robustas, y garras y dientes feroces que lo destrozan todo. Son geniales. Son los guardianes del bien, los centinelas de los tejados que vigilan en busca del mal".

Beattie supo muy pronto que estas criaturas del gótico clásico solo podía materializarse en una computadora. "Soy un fan de los efectos reales y de las prótesis, pero estas criaturas solo podían parecer reales animándolas por computadora", explica.

Se investigó mucho sobre la historia de la arquitectura y el aspecto tradicional de las gárgolas, pero Beattie y su equipo de efectos también tuvieron otras consideraciones, como las implicaciones físicas de que aquellos enormes cuerpos volasen. "Recordemos que se trata de criaturas enormes hechas de piedra y muy pesadas, pero que no solo deben volar, sino que tienen que poder transportar a los humanos. Teníamos que hacer creíble que pudiesen planear como un pájaro y pesar como un poderoso guerrero 'matademonios", dice el director.

La rápida transición de las gárgolas a su forma humana constituyó otro reto divertido para McQuaide y su equipo. "He hecho muchos trabajos de transformación para otras películas —dice McQuaide— y siempre hemos adoptado un planteamiento parecido al de American Werewolf in London, en la que el público ve cómo cambian la geometría y el volumen de las criaturas. Sin embargo, en esta película queríamos hacer algo diferente".

"Estas criaturas se transforman envolviéndose en sus alas para emerger de ellas con forma humana, como las mariposas cuando salen de su crisálida", continúa NcQuaide. "Las alas se convierten en túnicas humanas. Pero dar a las alas la textura adecuada fue un reto terriblemente difícil, sobre todo porque tenían que pasar de parecer piedra a tener la textura de una túnica y viceversa. No he visto nunca una imagen así".

Las escenas de acción en la película se sincronizaron con los efectos, y estuvieron supervisadas por Chris Anderson, cuyos créditos cinematográficos se remontan al primer Mad Max. A Anderson, que había trabajado antes con Beattie en Tomorrow, When The War Began, le entusiasmó especialmente el hecho de que Aaron Eckhart estuviese en perfecta forma para rodar sus propias escenas de acción. "Descubrimos que Aaron es un doble de acción increíble", dice Anderson. "Entrenamos durante cuatro meses para prepararnos para el papel. Había muchas batallas que coreografiar y teníamos la intención de hacer algo nuevo en cada una de ellas".

Para Beattie, todos los elementos de su rodaje, muy técnico, eran igual de importantes, ya se tratase de secuencias de lucha coreografiadas con creatividad, de un trabajo de diseño imaginativo o de inteligentes efectos digitales. Sin embargo, según él, al final lo más importante era la potente historia humana que había detrás.

Lo resume así: "Hacer que la acción pareciese real y fotografiarla de forma que se viese que eran nuestros actores, y no sus dobles, los que participaban en las escenas fue un gran reto. Además, hay muchas transformaciones de efectos visuales. Intentamos que cada parte de la película fuese diferente, fresca y nueva; pero en el fondo, el motor es la historia de Adam y su proceso de transformación de monstruo a humano".

SOBRE EL ELENCO

AARON-ECKHART
Con numerosos trabajos en su haber, AARON ECKHART (Adam) se encuentra entre lo más selecto de la industria. Ha recibido muchos elogios por sus interpretaciones, entre ellas, la del enamorado de Julia Roberts en Erin Brockovich para el director Stephen Soderbergh. Sin embargo, fue su interpretación de un hombre despechado y vengativo en la polémica película de Neil LaBute, In the Company of Men, lo que lo puso en la mira de la crítica. Notablemente, la incendiaria película se convirtió en uno de los filmes independientes que más recaudaron en ese año.

Eckhart recibió nominaciones a un Globo de Oro® y a un premio Independent Spirit® por su papel en la ópera prima de Jason Reitman, Thank You for Smoking, para Fox Searchlight. Más recientemente, se lo vio junto a Gerard Butler en Olympus has Fallen, como protagonista en Erased, de Radius-TWC, y como coprotagonista junto a Johnny Depp en The Rum Diary.

Nacido en el norte de California, Eckhart estudió cine y teatro en la Universidad Brigham Young, donde conoció a Neil LaBute, con quien trabajó en varias de sus obras teatrales. Además de protagonizar In the Company of Men, trabajó en otras tres películas de LaBute: Possession, con Gwyneth Paltrow; Nurse Betty, con Renee Zellweger, y Your Friends and Neighbors, con Ben Stiller y Katherine Keener.

Tuvo otros papeles cinematográficos en: The Pledge, junto a Jack Nicholson; la película de ciencia ficción Battle: Los Angeles; Rabbit Hole, junto a Nicole Kidman; The Dark Knight, del director Christopher Nolan; la comedia romántica Love Happens, junto a Jennifer Aniston; Any Given Sunday, de Oliver Stone, y la película independiente Meet Bill and Molly, junto a Elisabeth Shue. También trabajó en el drama de Alan Ball Towelhead, y junto a Catherine Zeta-Jones protagonizó No Reservations. Además, participó en la adaptación que hizo John Woo del cuento de Phillip K. Dick, Paycheck, junto a Ben Affleck y Uma Thurman; en The Missing, de Ron Howard, junto a Tommy Lee Jones y Cate Blanchett; The Core, junto a Hilary Swank; The Black Dahlia, de Brian De Palma, y Conversations with Other Women, junto a Helena Bonham Carter. Sus actuaciones en el teatro incluyen Amazing Grace, de Michael Cristofer, junto a Marsha Mason.

Próximamente se lo verá en Incarnate, producida por Jason Blum.

Eckhart vive en Los Ángeles.

BILL-NIGHY
BILL NIGHY (Naberius) es un premiado actor teatral y cinematográfico. Nighy recibió el Premio BAFTA, el Premio del Círculo de Críticos de Cine de Londres y el Premio Evening Standard del Cine Británico por su interpretación de una vieja estrella del rock en la exitosa comedia coral de 2003 Love Actually, de Richard Curtis. También ganó el Premio de los Críticos de Cine de Los Ángeles por su trabajo colectivo en dicho filme, así como en AKA, I Capture the Castle y Lawless Heart.

Entre su larga lista de créditos cinematográficos se encuentran Wild Target, con Rupert Grint y Emily Blunt; Pirate Radio, donde se unió a Richard Curtis; Valkyrie, de Bryan Singer, con Tom Cruise; Notes on a Scandal,, de Richard Eyre, película por la que consiguió una nominación a los Premios del Círculo de Críticos de Cine de Londres; Underworld y Underworld: Evolution; The Constant Gardener, de Fernando Meirelles, que le valió una nominación a los Premios del Cine Independiente Británico (BIFA por sus siglas en inglés); Lawless Heart, que le supuso otra nominación al BIFA; y Still Crazy, por la que ganó un Premio Evening Standard del Cine Británico. Resulta irreconocible tras los tentáculos del capitán pirata Davy Jones en Pirates of the Caribbean: Dead Man’s Chest y Pirates of the Caribbean: At World’s End, y también ha prestado su voz en numerosas películas animadas, como Flushed Away. Entre sus otros papeles están el del ministro Rufus Scrimgeour en Harry Potter and the Deathly Hallows-Part 1 y el de Slartibartfast en The Hitch Hiker’s Guide to the Galaxy.

Nacido en Inglaterra, Nighy comenzó su carrera en la escena británica y, desde entonces, ha recibido elogios por su trabajo en numerosas obras, entre ellas The Vertical Hour, de David Hare, Pravda, Skylight y A Map of the World. También ha actuado en obras de otros importantes dramaturgos, como Tom Stoppard, Harold Pinter, Brian Friel, Anton Chejov y Peter Gill. Recibió una nominación a los Premios Olivier al mejor actor por su interpretación en Blue/Orange, de Joe Penhall. En Broadway, protagonizó el estreno en 2006 de The Vertical Hour, de David Hare, dirigida por Sam Mendes.

Nighy es también muy conocido por su trabajo en la pequeña pantalla. Hace poco, consiguió una nominación como Mejor Actor a los Globos de Oro ® por su interpretación en la película para televisión de la BBC Page Eight, dirigida por David Hare y producida por David Heyman, el productor de Harry Potter. Nighy ha trabajado en varias ocasiones con el director David Yates, por ejemplo, en el aclamado proyecto de la BBC State of Play, por el que ganó el Premio BAFTA TV al Mejor Actor. Yates también lo dirigió en el telefilme de la BBC The Young Visitors y en The Girl in the Café, de HBO, que le valió una nominación a los Globos de Oro® como Mejor Actor en una Película o Miniserie de Televisión. Más tarde, ganó un Globo de Oro® en la misma categoría por su interpretación en el telefilme de 2005 Gideon’s Daughter. Su trabajo en televisión incluye docenas de papeles como artista invitado en series y proyectos de formato largo, como The Men’s Room, de 1991, en el que se destacó por primera vez.

En marzo de 2012, Nighy protagonizó The Best Exotic Marigold Hotel, película muy bien recibida por la crítica y que arrasó en la taquilla británica. El filme —que exhibía un reparto británico estelar del que formaban parte Judi Dench, Maggie Smith, Tom Wilkinson, Celia Imrie y el actor de Slumdog Millionaire, Dev Patel— se estrenó en el Reino Unido en el otoño de 2011 y en Estados Unidos en mayo de 2012, y recaudó la asombrosa cifra de $46.4 millones solo en la taquilla estadounidense. Más tarde, en ese mismo año 2012, se vio a Nighy en Wrath of the Titans y Total Recall junto con Colin Farrell. A comienzos de este año Bill participó en Jack the Giant Slayer (estrenada el 1 de marzo en Estados Unidos y el 22 de marzo en Reino Unido): otro éxito de taquilla que ha recaudado $65.2 millones en Estados Unidos. Recientemente, Bill volvió a formar equipo con Richard Curtis en la esperadísima comedia romántica sobre viajes en el tiempo About Time, filme que también protagonizan Domhnall Gleeson y Rachel McAdams. About Time se estrenó el 6 de septiembre de 2013 en el Reino Unido y el 8 de noviembre de ese mismo año en Estados Unidos.

Nighy se reunirá pronto con David Hare para el rodaje de la segunda y tercera entregas de The Worricker Trilogy, las cuales protagoniza como el agente del MI5 Johnny Worricker. Forman parte del reparto Helena Bonham Carter, Christopher Walken y Ralph Fiennes, entre otros. En la actualidad, Bill rueda Pride, con Imelda Staunton y Dominic West: la película narra la historia real de los activistas homosexuales que quisieron recaudar dinero para ayudar a las familias de los mineros en huelga en 1984.

YVONNE-STRAHOVSKI
YVONNE STRAHOVSKI (Terra) recibió hace muy poco el elogio de la crítica por su interpretación de 'Hannah McKay' en la premiada serie dramática de Showtime Dexter, que trata de un asesino en serie. La electrizante interpretación de Strahovski y el fascinante argumento ayudaron a catapultar a la serie, que finalizó sus últimas dos temporadas con valoraciones muy altas.

En diciembre de 2012, Strahovski debutó en Broadway con la producción Golden Boy, del Lincoln Center. El espectáculo estuvo nominado a los Premios Tony® de 2013. El Daily News elogió su interpretación del siguiente modo: “Strahovski hace que no se puedan apartar los ojos de ella. En su impresionante debut en Broadway se la ve atractiva, vulnerable y totalmente convincente...”

Ese mismo año, Australians in Film le concedió el premio al descubrimiento en Los Ángeles.

Entre 2007 y 2012, Strahovski coprotagonizó la comedia de acción de NBC Chuck, cuyos productores ejecutivos fueron Josh Schwartz y McG.

Entre sus créditos cinematográficos pasados se encuentran The Guilt Trip (Paramount), película en la que actuó frente a Barbara Streisand y Seth Rogen; Killer Elite (Open Road), favorita del Festival de Cine de Toronto; I Love You Too; y Love and Mortar.

En 2010 Strahovski prestó su rostro y su voz a ‘Miranda’ en el exitoso videojuego de acción y fantasía Mass Effect 2, editado por Electronic Arts. También cedió su voz a la protagonista femenina de Lego: The Adventures of Clutch Powers.

Strahovski, que nació y creció en Sidney (Australia), estudió teatro en el famoso Theatre Nepean, la prestigiosa institución actoral de la School of the Contemporary Arts de la University of Western Sydney. Tras graduarse en 2003, Strahovski comenzó una exitosa carrera en la televisión australiana, con papeles en Headland, de Channel 7, en la película para televisión Blackjack-Dead Memory y en la serie de Channel 9 Sea Patrol.

Antes de trasladarse a Los Ángeles a comienzos de 2007, cofundó en Sidney una compañía teatral denominada Sauna Productions, para la que coprodujo la obra de Kieslowski Neck and Finn City, en la que también actuó.

Como amante de los animales, Strahovski dedica parte de su tiempo a su rescate. En 2011 protagonizó la campaña publicitaria de PETA Adopt, Don’t Buy junto con sus dos perros adoptados, Chazzie y Wilbur.
Strahovski reside ahora en Los Ángeles, donde practica el surf con asiduidad.

MIRANDA-OTTO
MIRANDA OTTO (Leonore) interpreta a ‘Maddy Deane’ frente a Greg Kinnear en la serie dramática de Fox Television Rake, que se estrenará el 23 de enero de 2014. La actriz concluyó hace poco la producción de la pieza de época The Homesman, para el guionista, director y actor Tommy Lee Jones. También interpretó a la poetisa Elizabeth Bishop, ganadora del Premio Pulitzer, en la trágica historia de amor del director brasileño Bruno Barretto Reaching for the Moon, que se estrenó en EE.UU. el pasado mes de noviembre.

La actriz apareció por primera vez en una película importante en 1986, con un papel protagonista en el filme de Clytie Jessop Emma’s War. Tras una década de papeles en numerosas películas australianas aclamadas por la crítica —entre las que se encuentran The Last Days of Chez Nous, de Gillian Armstrong; Doing Time with Patsy Cline, Love Serenade y The Well (las dos últimas proyectadas en competición en el Festival de Cine de Cannes)—, Otto captó la atención de Hollywood. En sus primeros papeles, actuó frente a George Clooney y Sean Penn en The Thin Red Line; y frente a Harrison Ford y Michelle Pfeiffer en What Lies Beneath.

En 1999, se la seleccionó para interpretar a ‘Éowyn’ en la trilogía cinematográfica de The Lord of the Rings, el taquillazo internacional de Peter Jackson, y ganó el Premio del Sindicato de Actores de la Pantalla a la interpretación coral destacada en una película por The Lord of the Rings: The Return of the King. Coprotagonizó con Tom Cruise The War of the Worlds, de Steven Spielberg, y participó en Flight of the Phoenix, del director John Moore.

Otto hizo sus primeras incursiones en la televisión estadounidense con el papel de ‘Juliet Draper’ en Cashmere Mafia, y el papel principal de la miniserie por cable The Starter Wife, frente a Debra Messing y Judy Davis. En 2005, ganó el prestigioso premio australiano 'TV Week Silver Logie a la Actriz Destacada en una Serie Dramática por su interpretación de ‘Lindy Chamberlain’ en la miniserie de televisión Through My Eyes.

Otto ha actuado con frecuencia en el teatro: entre sus trabajos destaca su memorable papel en Boy Gets Girl, de la Sydney Theater Company. Su interpretación de ‘Nora’ en A Doll’s House, de la Sydney Theater Company, le valió en 2003 un Premio Mo como Mejor Actriz Teatral del Año.

Originaria de Brisbane (Queensland, Australia), es hija del actor australiano Barry Otto y de la ex actriz Lindsay Otto. Pospuso su plan original de estudiar medicina para comenzar su carrera en la actuación y, desde entonces, no ha mirado atrás. Se graduó en el National Institute of Dramatic Art de Australia, entre cuyos antiguos alumnos se encuentran Judy Davis y Mel Gibson.

Otto reside actualmente en Los Ángeles con su marido, el actor Peter O’Brien, y la hija de ambos.

JAI-COURTNEY
JAI COURTNEY (Gideon) se ha convertido rápidamente en uno de los actores más buscados de Hollywood. Tras un espectacular comienzo de 2013 en la que compartió cartel con Tom Cruise en Jack Reacher y Bruce Willis en A Good Day to Die Hard, Courtney no da señales de aminorar su ritmo.

Hace muy poco, terminó el rodaje de Divergent, en la que actúa frente a Shailene Woodley y Kate Winslet. La esperadísima película, dirigida por Neil Burger y que se estrenará en marzo de 2014, es una adaptación de la exitosa novela de ciencia ficción del mismo nombre.

Antes, Courtney rodó Felony en escenarios naturales en Australia. Como coprotagonista junto con Joel Edgerton y Tom Wilkinson, interpreta a un joven detective de la policía que sospecha que el personaje de Edgerton miente sobre un crimen que ha cometido y, poco a poco, levanta un caso penal contra él. La presentación mundial de la película tuvo lugar el 10 de septiembre de 2013 en el Festival de Cine de Toronto.

Courtney nació y creció en la región noroeste de Sidney, donde desarrolló un temprano interés por la actuación. Participó en un programa de interpretación para jóvenes patrocinado por el estado, lo que le llevó a realizar una audición para el National Institute of Dramatic Art tras terminar la escuela secundaria. En 2004 se incorporó a la Western Australian Academy of Performing Arts (WAAPA), una institución muy respetada en Perth y que cuenta entre sus antiguos alumnos a Hugh Jackman y al difunto Heath Ledger. Courtney se graduó allí en 2008.

Tras su graduación, pronto consiguió papeles protagonistas en dos exitosos espectáculos australianos, Packed to the Rafters y All Saints; y más tarde, ese mismo año, ganó el Premio de los Críticos Teatrales al Actor Revelación por su interpretación en The Turning, con la Perth Theatre Company.

En 2009 Courtney logró el codiciado papel de Varro en la exitosa serie de televisión internacional de Starz Spartacus: Blood and Sand. El personaje de Varro se convirtió en el confidente más cercano a Spartacus hasta su muerte en el décimo episodio. La muerte de Varro levantó un gran revuelo entre los seguidores de la serie, quienes hoy día continúan lamentándola en los numerosos sitios webs y blogs para fans de Spartacus.

Después, Courtney fue seleccionado para participar en la película de Paramount Jack Reacher, junto con Tom Cruise y Werner Herzog. Este filme de suspenso, dirigido por Chris McQuarrie, narra la historia de la investigación sobre el asesinato de cinco personas, cuyas muertes parecían inicialmente fortuitas.

Tras Jack Reacher, Courtney rodó A Good Day to Die Hard en escenarios naturales en Europa. La quinta entrega de la franquicia Die Hard se estrenó en febrero de 2013. La película ha recaudado más de $300 millones en todo el mundo.

Además de interpretar estos papeles, Courtney ha trabajado sin descanso para concientizar a la sociedad y recaudar fondos para producir el largo documental Be Here Now. Este trata de su amigo, el difunto Andy Whitfield, quien falleció dieciocho meses después de habérsele diagnosticado un linfoma no-Hodgkin. El propio Andy quiso que se rodase el documental para ayudar e inspirar a las personas que se enfrentan al cáncer o a cualquier otro desafío de la vida. El documental está dirigido por Lilibet Foster, documentalista nominada a los Premios de la Academia®.

SOCRATIS-OTTO
SOCRATIS OTTO (Zuriel) es uno de los pocos actores de hoy en día que ha forjado una sólida carrera en el cine, la televisión y el teatro. Su trabajo abarca diversos roles en dramas y comedias, incluyendo personajes de distintos lugares y siglos. Desde que se graduara con un título en Artes Escénicas del Instituto Nacional de Arte Dramático de Australia en el año 2000, Otto ha obtenido varios importantes papeles en proyectos galardonados.

Entre sus trabajos en cine se cuentan Matrix Reloaded de los hermanos Wachowski, The Rage in Lake Placid de Tony McNamara, Macbeth de Geoffrey Wright, Monkey Puzzle de Mark Forstmann, Beautiful y X-Men Origins: Wolverine de Dean O’Flaherty, el film independiente Anyone You Want y el film de Summit Entertainment Gone con Amanda Seyfried.

Asimismo, Otto ha participado en algunas de las series televisivas más populares de Australia incluyendo Home and Away, All Saints, Young Lions y City Homicide. Entre sus otros trabajos televisivos se cuentan el film para televisión de UKTV False Witness, la miniserie de Steven Spielberg The Pacific, Darwin’s Brave New World, la dramatización histórica de la BBC/ABC The Last Confession of Alexander Peace, Dance Academy y, más recientemente, la miniserie australiana Paper Giants: Magazine Wars, con la actuación de Rachel Griffiths.

En el teatro ha protagonizado The Wonderful World of Dissocia, Saturn’s Return, Morph, Don Juan, Salt, Fireface y Stockholm, para la Compañía de Teatro de Sidney y que fuera aclamada por la crítica. También actuó en Woyzeck para el Teatro Malthouse, Macbeth, Peribanez, A Midsummer Night’s Dream para la Company B, Are You There? para el teatro Ensemble, Rabbit para la Compañía de Teatro Griffin, House Among the Stars para la State Theatre Company of South Australia y también en el éxito de Jim Sharman Three Furies.

Socratis Otto acaba de terminar un par de producciones independientes: My Mistress con Emmanuel Béart como antagonista y Carlotta con Jessica Marais.

ADEN-YOUNG
ADEN YOUNG (Victor Frankenstein) participó en películas como Killer Elite (2011) de Gary McKendry; The Tree (2010) de Julie Bertuccelli; Beneath Hill 60 de Jeremy Sims; Mao’s Last Dancer; Paradise Road de Bruce Beresford y Over The Hill de George Miller.

La carrera de Young empezó en 1991 con Black Robe, de Bruce Bereford. Desde los inicios, sin embargo, Young se ha dedicado principalmente al teatro. Su papel más reciente en el teatro fue el de Eljert Lovborg, en la obra Hedda Gabler del director Robyn Nevin, una producción que, después de un gran éxito en la temporada australiana, fue de gira a Nueva York.

Su primer premio fue el de Mejor Actor, otorgado por el Film Critics Circle de Australia, por su participación en Metal Skin. También recibió nominaciones al premio AFI por ese papel y por el que interpretó en River Street.

Sus actuaciones televisivas incluyen: After the Deluge, Two Twisted, Starter Wife, East West 101 y Rectify.
CAITLIN STASEY(Keziah) es una de las mejores actrices jóvenes de Australia. Recientemente terminó la película de suspenso All I need, dirigida por Dylan K. Narang. Antes, protagonizó la película independiente Chu and Blossom, con Alan Cumming, Richard Kind y Melanie Lingkey.

En 2012 Stasey terminó la película independiente Evidence, con Radha Mitchell y Stephen Moyer. También fue la heroína principal Ellie Linton en Tomorrow When The War Began, dirigida por Stuart Beattie.

Caitilin Stasey comenzó su carrera en la exitosa serie televisiva australiana, The Sleep Over Club.

MAHESH-JADU
MAHESH JADU (Ophir) creció en Perth, en el oeste de Australia. En 2009 partió a Melbourne para encabezar el largometraje independiente de Winston Furlong TAJ y, poco después, apareció como el Dr. Doug Harris en la longeva serie dramática de televisión Neighbours. Desde entonces, ha interpretado al asesino de la realeza de la coproducción internacional Singularity, bajo las órdenes de Roland Joffe; al afligido padre de The Three Ages of Sasha, de Probir Dutt; y al traficante accidental internado en el corredor de la muerte de la miniserie Better Man, de Khoa Do.

DENIZ AKDENIZ (Barachel) recibió una nominación a Mejor Actor de los premios Inside Film (IF) en el 2010 por su papel protagónico como Homer Yannos en el éxito de taquilla australiano Tomorrow, When the War Began que fuera el film australiano de mayor recaudación del 2010 y que posteriormente ganara muchos premios otorgados por IF y por el Australian Film Institute (AFI).

Akdeniz tiene formación teatral, con trabajos que incluyen roles protagónicos en Romeo & Juliet, A Midsummer Night’s Dream, The Birds y School for Scandal con el Teatro Victoria Youth y Angels with Dirty Faces con la compañía teatral 9minds.

Otros roles protagónicos anteriores incluyen dos temporadas en el papel principal de Raff en As the Bell Rings, la serie de Disney Channel Television que recibiera el premio ASTRA.

CHRISTOPHER-PANG
CHRISTOPHER PANG (Levi), de ascendencia taiwanesa y cantonesa, nació en Australia. Luego de graduarse con un título en Diseño de Multimedios en la Universidad de Monash en el 2006 y de iniciar una carrera en el mundo del espectáculo, ha aparecido en la televisión australiana en la galardonada serie Rush y en las aclamadas Tangle y City Homicide.

Además de cortometrajes, Pang tuvo su debut en largometrajes con el film Citizen Jia Li, donde tuvo el rol del interés amoroso del personaje que da título a la película. También apareció, en el papel protagónico de Lee en el éxito de taquilla Tomorrow, When the War Began (2010), nuevamente como interés romántico de la protagonista.

SOBRE LOS REALIZADORES

STUART BEATTIE (guión/dirección) es un cineasta australiano bien conocido por haber escrito, en colaboración, el guión de la nominada al Oscar® Pirates of the Caribbean: Curse of the Black Pearl, que pasó a ser una de las más exitosas franquicias en la historia del cine. Comenzó su carrera escribiendo guiones para Australian Independent Films, incluyendo el exitoso film para toda la familia Joey, y la muy admirada comedia romántica Kick. Se expandió a Hollywood con Pirates y con el thriller de Michael Mann, Collateral, que escribió como un guión especulativo. El film, protagonizado por Tom Cruise y Jamie Foxx, se convirtió en el de mayor recaudación entre los dirigidos por Michael Mann. También fue nominado a dos Oscars® y ganó un sinnúmero de otros premios alrededor del mundo.

Luego de ésto, Beattie realizó una serie de adaptaciones incluyendo la del best-seller Derailed, protagonizado por Clive Owen, Jennifer Aniston, y Vincent Cassel para Miramax Films; la adaptación de la novela gráfica de culto y 30 Days of Night para Ghosthouse Pictures de Sam Raimi.

De regreso a su país natal, Beattie escribió el guión para el film épico Australia, dirigida por Baz Lurhmann y protagonizada por Hugh Jackman y Nicole Kidman que recibió varios premios y recaudó más de $200 millones alrededor del mundo. A continuación, Beattie escribió el guión para el exitosísimo film de acción G.I. Joe: The Rise of Cobra, de Stephen Sommers, que ha generado otra franquicia desde entonces.

Para Beattie, la escritura siempre fue un camino hacia la dirección. Finalmente tuvo la oportunidad de dirigir uno de sus guiones, la exitosísima adaptación del best-seller Tomorrow, When the War Began, que ganó diversas distinciones incluyendo el Premio de la Academia australiana al Mejor Guión.
Recientemente Beattie completó la adaptación del exitoso libro para jóvenes Daughter of Smoke and Bone, para el productor Joe Roth y Universal Studios. También ha sido invitado a escribir un episodio de la miniserie épica Gallipoli, protagonizada y producida por Sam Worthington.

Actualmente Beattie reside en Los Ángeles.

KEVIN GREVIOUX (guionista/creador de la novela gráfica/productor ejecutivo /“Dekar”) es un guionista y creativo de Los Ángeles con varios años de experiencia en la industria cinematográfica como guionista, actor y productor. Luego de graduarse de la Universidad Howard con un título en microbiología y de hacer un postgrado en ingeniería genética, Grevioux llegó a Hollywood donde actuó en varios films incluyendo The Mask, Congo, Batman Forever, Planet of the Apes de Tim Burton, The Hulk, Men In Black II y Underworld. Kevin escribió y creó en colaboración la exitosa franquicia Underworld que fue su primer obra en ser producida. También fue co-productor de la serie y actuó en el papel de ‘Raze’.

En su calidad de creador y guionista de historietas y novelas gráficas, Grevioux ha trabajado tanto para Marvel como para DC Comics y escribió para personajes tales como Spider-Man, Blade, Thor, Iron Man, Batman, Superman, los New Warriors y el aclamado Adam: Legend of the Blue Marvel—que creara para Marvel.

Grevioux fundó y es el dueño de una compañía independiente de historietas y novelas gráficas llamada Darkstorm Studios. Bajo este sello ha creado los títulos I, Frankenstein, ZMD: Zombies of Mass Destruction, The Spook; Shurik, Skull & Guns, The Pale Horsemen, The Gray Me, Alius Rex y Battlesphere. Además, Grevioux ha creado dentro de Darkstorm una editora llamada Astounding Comics. Bajo este emblema se encuentran títulos como Valkyries, Njuma, Cryptokids, Mark Metoer, Guardian Heroes, The Atoms Family, The Toy Box, Monstroids, Mighty Girls, The Vindicators y The Hammer Kid.

Además de esto, ha trabajado como guionista de animaciones. Es autor de episodios de Ben 10: Ultimate Alien para Cartoon Network, el programa piloto de The Atoms Family para Starz Animation y Avengers: Earth's Mightiest Heroes para Marvel/Film Roman.

Grevioux nació en Chicago, Illinois, pero creció en distintas partes del país: Minneapolis, Boston, New Jersey y Oakland, California. Llegó a Los Ángeles luego de una temporada como investigador asistente de laboratorio en el National Cancer Institute en el National Institute of Health en Bethesda, Maryland. También ha escrito historietas para compañías tales como Wildstorm, Moonstone, Arcana, Red 5 y Ape. Grevioux también ha sido actor de voz en programas de animación como The Batman, Young Justice: Invasion y Avengers: Earth's Mightiest Heroes.

TOM ROSENBERG (productor) es el presidente y CEO de Lakeshore Entertainment, compañía que fundó en 1994. Produjo Million Dollar Baby, que en el 2004 ganara el Premio de la Academia® a la Mejor Película. Dirigida y protagonizada por Clint Eastwood y con Hilary Swank y Morgan Freeman como co- protagonistas, el film también recibió el Oscar® a la Mejor Dirección (Eastwood), Mejor Actriz (Swank) y Mejor Actor de Reparto (Freeman). Recientemente Rosenberg produjo Stand Up Guys protagonizada por Al Pacino, Christopher Walken y Alan Arkin, así como The Lincoln Lawyer con las actuaciones de Matthew McConaughey, Marisa Tomei y Ryan Phillipe. También produjo One for the Money, con Katherine Heigl; The Ugly Truth, con Katherine Heigl y Gerard Butler, dirigida por Robert Luketic, y también Crank y Crank: High Voltage, con la actuación de Jason Statham. Rosenberg realizó la producción de la franquicia Underworld protagonizada por Kate Beckinsale y de Elegy, la adaptación fílmica de la novela de Philip Roth The Dying Animal, protagonizada por Penélope Cruz y Ben Kingsley. Los próximos estrenos de Rosenberg incluyen Walk of Shame, con Elizabeth Banks y James Marsden, y The Vatican Tapes, protagonizado por Michael Peña y Djimon Hounsou. Actualmente está produciendo Adaline con las actuaciones de Blake Lively, Harrison Ford y Ellen Burystyn.

GARY LUCCHESI (productor) es presidente de Lakeshore Entertainment, una compañía cinematográfica independiente de Los Ángeles. Produjo Stand Up Guys, protagonizada por Al Pacino, Christopher Walken, y Alan Arkin, y fue el productor ejecutivo de la tan aclamada Million Dollar Baby, que recibió el Oscar® a la Mejor Dirección (Eastwood), Mejor Actriz (Swank) y Mejor Actor de Reparto (Freeman). Entre sus otros trabajos recientes se cuentan Underworld: Awakening con Kate Beckinsale; One for the Money con Katherine Heigl; The Lincoln Lawyer con Matthew McConaughey y Marisa Tomei; The Ugly Truth, dirigida por Robert Luketic y protagonizada por Katherine Heigl y Gerard Butler; Crank con Jason Statham y Elegy, la adaptación fílmica de la novela de Philip Roth The Dying Animal protagonizada por Penelope Cruz y Ben Kingsley.

Sus otros trabajos con Lakeshore Entertainment incluyen The Last Kiss, protagonizada por Zach Braff y Jacinda Barrett y dirigida por Tony Goldwyn; el gran éxito de taquilla The Exorcism of Emily Rose; The Mothman Prophecies, con Richard Gere y Laura Linney; Autumn in New York, con Gere y Winona Ryder; y The Gift, de Sam Raimi, protagonizada por Cate Blanchett, Katie Holmes, Greg Kinnear, Hilary Swank y Giovanni Ribisi. Además de esto, Lucchesi fue el productor ejecutivo del éxito de taquilla Runaway Bride, protagonizado por Julia Roberts y Richard Gere y dirigido por Garry Marshall. Anteriormente produjo The Human Stain, basada en la novela de Philip Roth, dirigida por el ganador de un premio de la Academia® Robert Benton y con las actuaciones de Anthony Hopkins y Nicole Kidman.

Previamente Lucchesi se desempeñó como presidente de Gary Lucchesi Productions, una compañía productora independiente para la que produjo Primal Fear, por la que Edward Norton recibió una nominación al Oscar®. También produjo Gotti, nominada a un premio Emmy® y Breast Men para HBO. Lucchesi también produjo para Showtime Wild Iris, la película ganadora de un Emmy®.

Mientras fue presidente de The Really Useful Film Co., de Andrew Lloyd-Webber, Lucchesi realizó la producción ejecutiva de la versión fílmica del musical Cats, así como de largometrajes y films realizados especialmente como videos de otros éxitos del teatro.

Antes de ser un productor independiente, Lucchesi fue presidente de producción en Paramount y supervisó films tales como Ghost, Indiana Jones and the Last Crusade, Fatal Attraction, The Hunt For Red October, Coming to America, The Naked Gun, The Godfather: Part III, Star Trek, Black Rain y The Untouchables. También trabajó en TriStar Pictures durante cuatro años como vice presidente y como vicepresidente senior de producción.

Lucchesi comenzó su carrera en Los Ángeles como agente para la agencia William Morris, donde fue representante de estrellas como Kevin Costner, Michelle Pfeiffer, Susan Sarandon y John Malkovich.

RICHARD WRIGHT (productor) es vicepresidente ejecutivo y jefe de producción de Lakeshore Entertainment, la mayor compañía productora independiente. Desde que ingresó en Lakeshore en 1995, Wright ha producido y supervisado más de 50 films, desde su desarrollo hasta la producción, post-producción y marketing.

Sus trabajos como productor incluyen The Lincoln Lawyer, las cuatro Underworld, las dos Crank, The Mothman Prophecies y Runaway Bride.

Como ejecutivo, Wright también supervisó la producción de One For The Money, The Ugly Truth, Million Dollar Baby y The Exorcism of Emily Rose, entre otros. Wright tiene un título en Literatura Comparada de la Universidad de Brown y de la Université des Langues et Lettres De Grenoble.

ANDREW MASON (productor) es un productor con más de 30 años de experiencia en la industria, especializado en la producción de cine y televisión comercial.

Comenzó su carrera a principios de los años ‘70 como editor de documentales y cortos publicitarios y luego de un par de años dirigió una muy exitosa compañía de producción de cortos publicitarios (Paddington Films). Mason dirigió Atlab Film Laboratory Service durante dos años a fines de los ‘70 antes de ser co-fundador de la primera compañía australiana de efectos visuales en 1983, donde trabajó como supervisor de efectos visuales en diversas películas australianas. Mason volvió a la producción y en 1990 se unió a Alex Proyas en Meaningful Eye Contact, donde produjo numerosos videos musicales y cortos publicitarios dirigidos por Proyas. En 1993 Mason trabajó como supervisor de efectos visuales y director de segunda unidad en The Crow, dirigida por Proyas.

Mason produjo el thriller kafkiano Dark City en 1998, estrenado en Estados Unidos por New Line. Escrito y dirigido por Alex Proyas, el rodaje fue realizado en el por entonces incompleto Fox Studios en Sidney en 1996. Entre 1998 y 2003 Mason trabajó como productor y productor ejecutivo en una serie de films norteamericanos incluyendo The Matrix y sus secuelas Matrix Reloaded y Matrix Revolutions, Red Planet, Scooby-Doo, Queen of the Damned y Kangaroo Jack. Durante este tiempo fundó City Productions para desarrollar y producir películas australianas incluyendo Swimming Upstream (2003) y Danny Deckchair (2003).

Mason pasó el año 2004 en Rumania produciendo el thriller The Cave para el director australiano Bruce Hunt, estrenado por Sony en abril del 2005. Pasó la mayor parte del 2005 entre Los Ángeles y Canadá como productor ejecutivo de la película Silent Hill del director francés Christophe Gans, estrenada por Sony en abril del 2006. En el 2007 y 2008 estuvo en París preparando proyectos basados en China, Japón y Australia.

Al regresar a Australia a principios del 2009, Mason produjo la adaptación a la pantalla de la querida novela Australiana Tomorrow, When the War Began con el guionista devenido en director Stuart Beattie.

SIDNEY KIMMEL (productor) es presidente y CEO de Sidney Kimmel Entertainment, la compañía de financiamiento y producción cinematográfica radicada en Los Ángeles.

Presente en la industria del cine por más de 30 años, su pasión como productor independiente en las décadas del ‘80 y ‘90 finalmente lo llevaron a fundar Sidney Kimmel Entertainment en octubre del 2004. La compañía desarrolla, financia y produce de tres a cinco largomentrajes por año, trabajando con reconocidos profesionales de la industria para crear films comerciales y de calidad.

Antes de su exitosa carrera en el cine, Kimmel fundó Jones Apparel Group en 1970, la que desde entonces creció hasta convertirse en un imperio diversificado de la industria de la moda de 4.5 billones de dólares. Kimmel también es fundador de la Sidney Kimmel Foundation y su subsidiaria, la Sidney Kimmel Foundation for Cancer Research, que es una de las mayores donantes del país a la investigación del cáncer. Kimmel está sumamente comprometido con iniciativas filantrópicas que beneficien a su ciudad natal de Filadelfia así como con la educación y la continuidad de la cultura judía. Supervisó la inauguración del Kimmel Center for the Performing Arts en Filadelfia, hogar de la renombrada orquesta de Filadelfia. También es socio de Cipriani International, el aclamado restaurant y establecimiento de catering y es uno de los dueños de los Miami Heat.

Kimmel y Sidney Kimmel Entertainment co-financiaron y produjeron o co-produjeron más de 35 largometrajes desde sus comienzos. Recientemente Kimmel realizó la producción ejecutiva de Moneyball para Sony, y produjo el exitoso thriller The Lincoln Lawyer, con Matthew McConaughey, Marisa Tomei, Ryan Phillippe y William H. Macy junto con Lakeshore Entertainment, que fuera estrenada por Lionsgate Entertainment. Entre sus otros trabajos se cuentan Stand-Up Guys, dirigida por Fisher Stevens y protagonizada por Al Pacino, Christopher Walken y Alan Arkin, que fuera producida conjuntamente con Lakeshore Entertainment para ser estrenada por Roadside Attractions; Parker, dirigida por Taylor Hackford y protagonizada por Jennifer López y Jason Statham, conjuntamente con Sierra/Affinity e Incentive Filmed Entertainment, estrenada por Film District; y The Place Beyond the Pines, dirigida por Derek Cianfrance, con Ryan Gosling, Bradley Cooper y Eva Mendes, que fue presentada en el Festival Internacional de Toronto.

Kimmel financió y produjo, tanto en forma independiente como en sociedad con los estudios Adventureland, el importante éxito dirigido por Greg Mottola con las actuaciones de Jesse Eisenberg y Kristen Stewart, co-financiado y co-producido con Miramax; Synecdoche, New York, que fuera el debut como director de Charlie Kaufman, el guionista ganador de un Premio de la Academia®, protagonizado por Philip Seymour Hoffman para Sony Pictures Classics; y la remake de su propia comedia británica del 2006 Death at a Funeral, con el co-guionista y co-productor Chris Rock a la cabeza de un elenco estelar. También se cuentan, conjuntamente con Universal Pictures, la nominada a un Premio de la Academia® por este trabajo y el importante éxito Breach, con las participaciones de Chris Cooper, Ryan Phillippe y Laura Linney.

Entre sus lanzamientos anteriores se cuentan The Kite Runner, de Marc Forster, basada en la aclamada novela del mismo nombre y que fuera producida con DreamWorks Pictures, Participant Productions y Parkes/MacDonald Productions y estrenada por Paramount Vantage; y la nominada al Premio de la Academia Lars and the Real Girl, con Ryan Gosling, Patricia Clarkson, y Emily Mortimer, dirigida por Craig Gillespie y estrenada por MGM.

TROY LUM (productor ejecutivo) fue jefe de distribución en Dendy Films desde 1998 hasta el 2002, donde adquirió y lanzó títulos trascendentales tales como Amélie, Buena Vista Social Club y The Blair WitchProject. En mayo del 2002, junto a Frank Cox y Sandie Don, Lum inició Hopscotch Films, la cual llegó a ser la distribuidora independiente líder de Australia. En el 2011, Hopscotch fue adquirida por el grupo multimedia mundial Entertainment One, una de las empresas independientes líderes en contenido y distribución a nivel mundial.

Con Lum a la cabeza, los lanzamientos de Hopscotch han incluido éxitos tales como Bowling For Columbine, Touching The Void, Fahrenheit 9/11, Somersault, Downfall, Mrs. Henderson Presents, The Lives Of Others, Pan's Labyrinth, Mongol, The Wrestler, Vicky Cristina Barcelona, Mao's Last Dancer, Bright Star, The Kids Are All Right, Incendies y Midnight in Paris.

Lum ha ayudado a desarrollar lanzamientos locales tales como The Sapphires, Somersault y Bra Boys, los cuales han tenido un éxito apabullante.

Lum es director y miembro activo de la junta de la empresa conjunta Hopscotch Features, junto al guionista John Collee y al productor Andrew Mason. Una “tienda integrada” para la financiación, el desarrollo, la producción y la distribución de películas, Hopscotch Features le ha brindado a Lum la posibilidad de profundizar su participación en la industria cinematográfica australiana, así como también de trabajar con talentos del cine tanto emergentes como bien establecidos, desde etapas tan tempanas como la de la concepción. Los primeros tres filmes en surgir de esta sociedad son I, Frankenstein, la co-producción australiana/francesa The Mothers, protagonizada por Naomi Watts y Robin Wright, y la tan ansiosamente esperada película biográfica de “Mary Poppins” Saving Mr. Banks, protagonizada por Tom Hanks y Emma Thompson. Lum es productor ejecutivo de los tres proyectos.

En el 2004, Lum apareció en la lista de 50 Jóvenes Ejecutivos de la Industria Cinematográfica Mundial realizada por la revista “The Hollywood Reporter”.

DAVID KERN (productor ejecutivo) se desempeña como vicepresidente sénior de producción en Lakeshore Entertainment. Recientemente, Lake fue productor ejecutivo de las péliculas de Lakeshore Underworld: Awakening, The Lincoln Lawyer y Fame y coprodujo para Lakeshore Underworld: Rise Of The Lycans y Henry Poole Is Here.

El impresionante talento de MICHELLE McGAHEY (directora de arte) quedó recientemente a la vista de todo el mundo en el thriller de acción Killer Elite. También posee una amplia experiencia como directora de arte en grandes producciones como Dark City, The Matrix, Mission: Impossible II y Star Wars Episode II: Attack of the Clones. McGahey fue también supervisora de dirección de arte en producciones tales como Knowing de Alex Proyas, y el altamente aclamado filme Tomorrow, When the War Began, el debut directoral del guionista Stuart Beattie.

McGahey ha sido galardonada con nominaciones al premio del Art Directors Guild por su participación en The Matrix y en la serie norteamericana Starter Wife; recibió una nominación a los premios AFI junto a sus compañeros de trabajo por su dirección de arte en Tomorrow, When the War Began; y más recientemente ha sido nominada a los premios APDG (Academia Australiana de Diseño de Producción) por su dirección de arte en Killer Elite. Michelle posee una Licenciatura en Arte, en Diseño de Interiores, y es miembro de la APDG.

MARCUS D’ARCY (editor) ha desempeñado diversos roles en la industria cinematográfica a lo largo de su carrera, tanto en cine como en televisión, papeles entre los cuales se encuentran el de editor, supervisor de postproducción y productor asociado. Su trabajo le ha valido prestigiosos premios y nominaciones, como por ejemplo una nominación a los Premios de la Academia® en 1996 por Mejor Edición en el largometraje Babe, un premio New Zealand Film en el 2001 por Mejor Edición en el largometraje Snakeskin, y un premio Film Critics Circle of Australia en el 2003 por Mejor Edición en el largometraje Swimming Upstream.

D’Arcy también ha trabajado en la edición de Tomorrow, When The War Began (2010) para el director Stuart Beattie, Drift (2011) y Solo (2005) del director Morgan O’Neill, Anacondas: The Hunt for the Blood Orchid (2004) del director Dwight H. Little, Dark City (1998) del director Alex Proyas, Dating The Enemy (1996) de la directora Megan Simpson Huberman, Lorenzo’s Oil (1992), así como también Flirting del director John Duigan.

Adicionalmente, D’Arcy también se ha desempeñado en el rol de supervisor de postproducción en muchas de estas producciones, incluyendo Flirting, Dating the Enemy, Dark City y Lorenzo’s Oil, además de haber sido separadamente supervisor de postproducción en Bootmen (2000) del director Dein Perry, Babe: Pig In The City (1998) del director George Miller, Dead Calm (1987) del director Phillip Noyce y The Year My Voice Broke del director John Duigan.

Entre los tantos créditos televisivos de D’Arcy se encuentran Sea Patrol y Two Twisted de la cadena Nine Network, y muchas otras miniseries aclamadas incluyendo Bangkok Hilton, The Cowra Breakout, Body Line y The Dismissal.

CAPPI IRELAND (diseñadora de vestuario) ha trabajado con los más prestigiosos directores en numerosos proyectos galardonados. Más recientemente colaboró por segunda vez con David Michod en el diseño de The Rover, su secuela de la ganadora de múltiples premios Animal Kingdom.

En los últimos años Ireland ha sido diseñadora de vestuario para otras películas aclamadas tales como Oranges and Sunshine de Jim Loach, y Balibo de Robert Connolly, así como también para el drama de televisión ampliamente galardonado The Slap.

Ireland ha recibido cuatro nominaciones a los premios AFI/AACTA, de los cuales ganó dos, el primero en el 2007 por su asombrosamente detallado y evocador vestuario en The Home Song Stories, y luego en 2008 por su trabajo en The Tender Hook, un filme en el cual vistió gloriosamente a Rose Byrne de gala de los años ’20 y a Hugo Weaving en trajes hechos a mano.

Ireland ha supervisado el vestuario de diversos largometrajes entre los cuales se encuentra Little Fish de Rowan Wood, y ha trabajado junto a las vestuaristas de Uma Thurman en Kill Bill Vol: 1 & 2.

Recientemente, Ireland ha terminado de establecer el vestuario para la serie de televisión Wentworth, y sus otros créditos televisivos incluyen la película para la televisión Saved, de la SBS, la comedia de la ABC Laid (serie 2), dos películas de la SBS, Stranded, de Stuart McDonald, y So Close to Home, de Jessica Hobbs, el filme de la ABC Stepfather of the Bride y Love My Way, de Foxtel.

Ireland se ha graduado en la Universidad de La Trobe (Licenciatura en Artes), y en la Universidad de Melbourne (Licenciatura en Artes Escénicas y Visuales), y es miembro del Consejo Honorario de la Academia Australiana de Cine y Artes de Televisión.

JOHNNY KLIMEK (compositor) nació y creció en Australia. Comenzó su carrera en Berlín junto al cineasta alemán Tom Tykwer en la película de dicho director Winter Sleepers. Entre sus otros trabajos con Tykwer se encuentran Run, Lola, Run, Perfume: The Story of a Murderer y Cloud Atlas.

Entre los muchos otros éxitos de Klimek, muchos de los cuales fueron creados en colaboración con Reinhold Heil, se encuentran One Hour Photo, Deck Dogz, Sophie Scholl: The Final Days, Land of the Dead, The Cave, Closer Than Blood, Devil’s Kicker, Tomorrow, When the War Began, Seeking Happiness y Killer Elite.

Sarah Lee Méndez

Directora / Jefe de Prensa / Editora Contenido / Fotógrafa / Twitters: @AnastasiaLeeEdi @revistawhatsup / Instagram @sarahleefotografia

Con más de una década de experiencia en relaciones públicas, manejo de redes sociales, CM, diseño de Blogs, fotógrafa para eventos.

Suscribete vía Email / Es importante para nosotros!

 

VISITA OTRAS SECCIONES

  • Copyright © Cine - Whats Up™ REVISTA WHATS UP.
    / AFICIONES COLOMBIA DISEÑO SARAH LEE