martes, 28 de enero de 2014

PHILOMENA

afiche cartel Cine Notas de Producción PHILOMENA POSTER REVISTA WHATS UP sinopsis Trailer
PHILOMENA

Título original: 
PHILOMENA
Fecha de estreno: 
Viernes, Febrero 14, 2014
Clasificación: 

PENDIENTE

Sinopsis: 
Philomena Lee, una madre adolescente, fue separada de su hijo recién nacido y enviada a un convento. 50 años después y sin recibir noticia alguna, Philomena continúa en la búsqueda de su primogénito con la ayuda de un periodista en busca de una historia para su libro. Inspirada en una historia real.

País: 
Inglaterra
Duración: 
98
Reparto: 
Judi Dench, Steve Coogan, Sophie Kennedy Clark
Director: 
Stephen Frears
Género: 
Drama
Idioma: 
Inglés


PHILOMENA es una historia emocional inspirada en hechos reales, matizada tanto con tragedia como con comedia, sobre dos personas muy diferentes que unen fuerzas en una sorprendente travesía. Están buscando descubrir la verdad detrás de una conmovedora historia que ha permanecido un misterio por medio siglo. 

Philomena Lee, una mujer irlandesa en sus 70’s, se embarazó de adolescente en 1952. Su familia la abandonó por vergüenza y la mandó a un convento en Roscrea, Co. Tipperaru, en donde junto con otras jóvenes niñas en el mismo dilema fue vista como ‘una mujer deshonrada’. Como pago por el cuidado que las monjas le dieron durante su parto fue forzada a trabajar en la lavandería del lugar y sólo le permitían ver a su hijo Anthony por una hora al día. Cuando sólo tenía tres, Anthony fue alejado del convento contra su voluntad; las monjas de Roscrea habían acordado venderlo en adopción a una  familia americana. Philomena pasó los próximos 50 años tratando en vano de localizarlo. 

A través de una serie de circunstancias afortunadas ella conoció a Martin Sixsmith, un ex agente extranjero de la BBC y antiguo director de comunicaciones del gobierno de Tony Blair. Cuando Philomena le cuenta a Martin de su búsqueda, él se da cuenta que su historia es asombrosa. Se las arregla para que los dos viajen a Estados Unidos y descubran qué sucedió con Anthony. 

Philomena y Martin hacen una extraña pareja. Ella es sencilla al hablar, un alma confiada que valora a las personas y conserva sus pies bien plantados en la realidad. A pesar de todas las injusticias que sufrió, ella aún conserva su fe religiosa. En contraste, él es sofisticado, muy educado, un hombre que se siente cómodo con personas importantes y en lugares opulentos; a pesar de eso, el haber perdido su trabajo en la política y haber sido humillado públicamente lo volvió cínico y sin convicción religiosa. 

Juntos se embarcan en una extraordinaria travesía. En el camino aprenden el uno del otro, a ver diferentes puntos de vista- y encontrar razones para reír y disfrutar en una búsqueda muy a menudo llena de tristeza. 

Estos dos personajes tan contrastantes, Philomena Lee y Martin Sixsmith, son interpretados por dos actores en la cumbre de sus respectivos campos: la legendaria actriz ganadora del Oscar, la Dama Judi Dench (Skyfall, The Best Exotic Marigold Hotel, Shakespeare in Love) y Steve Coogan (The Look of Love, 24 Hour Party People), uno de los principales cómicos de Gran Bretaña y creador de la legendaria ‘personalidad’ de radio y televisión, Alan Partridge. 

Philomena, con un guión de Coogan y Jeff Pope basado en el libro de Sixsmith, “The Lost Child of Philomena Lee”, es dirigido por Stephen Frears, uno de los más distinguidos cineastas de Gran Bretaña, dos veces nominado al Oscar y director de películas sorprendentes como The Queen, High Fidelity, Dirty Pretty Things y Dangerous Liaisons. Es producida por Gabrielle Tana, Steve Coogan y Tracey Seaward. Henry Normal de Baby Cow, Christine Langan de BBC Films y Francois Ivernel y Cameron McCracken de Pathe son productores ejecutivos. 

 INTERPRETANDO A UNA EXTRAÑA PAREJA: STEVE COOGAN Y JUDI DENCH 

“Yo ya había trabajado con Billy Connolly en Mrs. Brown” recuerda Judi Dench. “Y Steve Coogan y Billy son muy parecidos de cierta forma. Ambos son cómicos, y ponen mucha dedicación a la actuación seria, algo que no es su forma de trabajar naturalmente. Ambos son muy buenos haciéndolo. Y después, entre tomas, te hacen reír hasta llorar. 

“Entre más tenso mejor. Tal vez si hubiéramos estado haciendo comedia, hubiéramos llorado entre tomas. Pero Steve es un imitador brillante, y había estado haciendo imitaciones de celebridades en el camino hacia el set”. 

Coogan lo confirma: “Nos molestábamos en broma, nos quitábamos el micrófono. Eso te hace sentir un poco cómodo con el otro. Hubo muchas risas para un tema tan pesado. 

“Una vez que nos conocimos todo estuvo bien. Pero sí te sientes un poco nervioso. Después de todo estamos hablando de la Dama Judi Dench. Yo la había visto en Iris y ese papel se me quedó grabado en la mente: yo esperaba que le gustara el hecho de que interpretar a Philomena fuera algo diferente. Es un gran papel para un actor de mayor edad- no hay muchos como este. Es un personaje muy completo”- 
   
Aún así, Coogan admite que el trabajar con la Dama Judi fue deslumbrador: “Hubo un par de veces en las que me tomé una foto en Judi en el set y se la mandé a todas las personas que conozco” Este sentimiento estaba mezclado con una sensación de intimidación: “Cuando ella se puso la peluca yo pensé: ‘Más me vale ponerme las pilas. 

Más me vale echarle todas mis ganas y ser lo mejor posible. O su presencia me ensombrecería”. 

“No obstante, en el set muy rara vez la vi actuar como la Dama Judi Dench. Ella parecía Philomena. Así que en cierto sentido, te transportas a otro mundo con ella. Y a pesar de que reímos mucho, al final fue muy profesional. Judi ha estado haciendo esto por 50 años. Ella hace las preguntas correctas y quiere hacer un buen trabajo. No estábamos teniendo una fiesta: estábamos tratando de hacer una escena y de hacerlo bien”. 

PHILOMENA: UNA HISTORIA QUE SE CONVIERTE EN PELÍCULA 

Philomena Lee ya se sentía sorprendida de que El Hijo Perdido de Philomena Lee, el libro de Martin Sixsmith sobre la búsqueda por su hijo, causara tanta impresión en los lectores. “No podía creer la cantidad de cartas que recibió Martin después de publicar el libro” nos cuenta ahora. Pero se sintió sorprendida cuando estaba claro que el libro de Martin sobre ella sería adaptado para el cine. 

Su hija Jane recuerda: “Recibí una llamada de Martin, y él me dijo que Stephen Coogan estaba interesado en hacer la película. Recuerdo haber pensado: ‘¿En serio? No pensaba que actuara en algo serio’. 

“Cuando conocimos a Steve en casa de Martin fue todo un caballero” recuerda Philomena. Yo no sabía mucho de él, no sigo mucho a los comediantes. De hecho, ¡yo lo confundí con Rob Byron! 
  
“Me dijeron que querían que el libro fuera una película. ¡Mi historia! Nunca pensé que se lograra” agrega Jane. “Mi madre nunca ha creído que su historia fuera la gran cosa. Para ella, es sólo su vida”. 

“Pero Steve parecía realmente conmovido con ella” agrega Philomena. “Cuando tuvimos una segunda reunión, se mencionó en la conversación que Judi Dench estaba interesada en interpretarme a mi. ¡Me emocioné tanto! Me encantó en As Time Goes By, que yo veía todo el tiempo en la televisión. ¡No podría creerlo! Estaba tan emocionada, y después tan agradecida de conocerla finalmente. Es una señora encantadora”. 

Jeff Pope, quien fue reclutado para trabajar con Steve Coogan en el guion, recuerda: “Básicamente, lo que teníamos era la historia de una señora irlandesa buscando al hijo que le había entregado a las monjas 50 años antes. Debido a la historia de Steve, es interesante que esto haya llamado su atención. 

“Nunca en ningún momento pensamos: ‘Hay que escribir algo gracioso’. Lo que queríamos era conservar la emoción y la crónica de lo que sucedió. Sabíamos que el explorar el choque de culturas sería interesante. 

“Pero lo que realmente me enganchó fue la idea de Steve: de integrar a Martin como un personaje. Martin no escribió nada de él en el libro. Así que la idea de Steve fue: porqué no hacemos una historia sobre este tipo de clase media, educado en Oxford, antiguo doctor del gobierno y esta señora irlandesa. Al ponerlos juntos- ahí es donde empezó todo. 

“Martin accedió al cien por ciento. También hablamos con Philomena y le contamos que queríamos que esta fuera la historia de cómo se hizo el libro. Esta ha sido una travesía interesante para ella. El día en el que su hijo hubiera cumplido 50 años ella confesó a su  hija que había tenido un niño 50 años atrás, antes de casada. Había tenido que entregarlo y lo había estado buscando desde entonces. 

“No creo ni un segundo que ella pensara que esa travesía la conduciría hasta aquí. Ella fue criada como católica y carga mucha culpa sobre lo que pasó en su vida. Ella se preocupa: ‘¿qué pensará la gente de mi?’ No quería avergonzar a su familia. Pero creo que lo que logramos es que Philomena se concentrara en el hecho de que aún hay mucha gente en la misma situación. Así que, si el hablar de ello, una madre y un hijo de reúnen, es pago suficiente para ella. 

“Aún así, no es algo natural para ella. No es efusiva ni extrovertida. Es una persona privada”. 

Martin Sixsmith habla de su libro: “Como muchas buenas historias, comenzó como una coincidencia. Conocí a alguien en una fiesta que me dijo: ‘Tú eres periodista, ¿no? Y me platicó sobre Philomena y su hijo perdido. 

“Era una historia tan fantástica que no podía no escribirla. Es sobre amor, pérdida, separación, anhelo y al final, sobre redención. Y en el guion de la película también se trata de cómo las personas aprenden unos de otros. 

“He hecho muchas cosas con mi vida- trabajé para el gobierno, trabajé para la BBC, he sido un historiador. Esto es algo que nunca había hecho antes: una historia con interés humano. Y entre más trabajábamos juntos Philomena y yo, más me parecía que valía la pena. Sabíamos lo que había pasado con su hijo- fue adoptado y llevado a América. ¿Pero cómo fue su vida? 

“Philomena tenía dos opiniones diferentes de que yo escribiera el libro. Había vivido por 50 años con un sentimiento de que había hecho algo mal, y que por lo tanto no podía  hablar de ello. Pero yo soy periodista. No soy irlandés, no soy católico, y era capaz de escribir una historia un poco más desapegada a mí. 

“Pero también sentía que debía ayudar a Philomena. Esa era mi primera responsabilidad - y después era el escribir la historia sobre ella”. 

Para la película, ayudó mucho que Judi Dench se sumara al proyecto desde principios del proceso. “Steve se comunicó con Tor Belfrage, mi agente, y le contó la historia” recuerda Judi. “Tor me llamó y me contó de esta mujer extraordinaria, aún viva, que había conocido a Martin Sixsmith y se había embarcado en una travesía por descubrir qué le había pasado a su hijo. Steve vino a verme, nos sentamos en mi jardín, él me leyó el guion y yo me enganché en seguida”. 

“No podía esperar a empezar. Estaba completamente impresionada con el guion. Era como una historia ficticia- pero había pasado en realidad”. 

No obstante, aún había una decisión importante que tomar: quién dirigiría la película. “Pensamos mucho en directores” recuerda Gabrielle Tana. “Stephen Frears siempre fue un sueño y Christine Langan (que había colaborado con Frears en The Queen) le dio el guion. Él se sintió intrigado”. 

Pero Frears se tomó su tiempo al decidir si se quería comprometer con el proyecto. “Nos dejó esperando un rato” dice Gabrielle Tana, “A pesar de que le dijimos que Judi sólo estaría disponible hasta otoño del 2012, pero después ella tuvo que irse a hacer una obra. Así que Stephen trabajó en el guion con Steve y Jeff por tres meses, y finalmente dijo: “Estoy dentro”. 

“Entonces me aproximé a Cameron McCracken en Pathe con ganas de que ellos distribuyeran la película. Cameron reaccionó inmediatamente- le encantó el guion y la idea de trabajar con Stephen y Judi de nuevo y se comprometió de inmediato”. 

Frears describe el compromiso de Steve Coogan con la historia como un acto de fe: "Steve compró los derechos del libro, y logró que Martin se los vendiera ¡sin tener que leerlo!" Sin embargo, Frears también admite: "Había más que suficiente para mí en esta historia para ir abriendo el apetito. Siempre fueron dos cosas: la trágica historia de esta mujer, con una especie de comedia romántica encima. Así que hay tristeza y felicidad al mismo tiempo. Es interesante que logra ser las dos cosas a la vez. Todo esto es una especie de acto de equilibrio". 

Frears también disfrutó de la oportunidad de trabajar de nuevo con Judi Dench . Esta es la cuarta película en la que han colaborado. Su primera, una obra de televisión de la BBC llamada Going Gently, se remonta a 1981; él también la dirigió en Mrs. Henderson Presents. "Judi es absolutamente maravillosa, y creo que ella ofrece la mejor actuación de su vida en este papel", dice. "Y Steve actúa con profundidad y lo hace bien. Es una extraña pareja de película, por lo que se necesitaba a alguien tan extraño y excéntrico como Steve. Es interesante e astuta, con una tremenda inteligencia moral. Me intriga, la forma en que se apoderó de esta historia y la ajustó de cierta forma para que fuera también un reflejo de su propio catolicismo caduco". 

Frears también llegó a conocer a Philomena Lee, y relata que ella visitó el set un día en el que se estaban filmando las escenas en la lavandería del convento: "Le dije, usted no debería estar aquí. Usted debe haber pasado toda su vida tratando de escapar de este lugar”. Él describe a Philomena como "magnífica”. No tienes sentido de la tragedia en su vida. Ella no tiene autocompasión. Ella no carga ninguna cicatriz. Ella es fenomenal - una persona muy sencilla. El personaje de Judi en la película es una mujer que ha conservado su fe – así como lo ha hecho Philomena".  
  
Judi Dench cuenta que ella sentía un sentido de responsabilidad en el desempeño de Philomena : "En cierto modo, era como interpretar a Iris (Murdoch), y a Elizabeth I. Pero cuando alguien está realmente vivo, hay mucha más responsabilidad. Uno quiere ser fiel a la historia. Debe ser muy desconcertante ver a alguien interpretándote. 

Tuvimos una fiesta (del reparto y el equipo), en la que nos mostraron trozos de la película, todos juntos, y Philomena estaba sentada detrás de mí con su mano sobre mi hombro. Yo estaba terriblemente consciente de esta persona que sentada detrás de mí y veía todo esto - y de la responsabilidad que teníamos con ella". 

Frears comparte su sentido de responsabilidad acerca de retratar a las personas de la vida real, especialmente a Philomena. "Pero su propio personaje es tan espléndido", señala. "Ella es un buen ejemplo. Y me parecía que si Judi la estaba interpretando entonces ella estaba en buenas manos". 

Jeff Papa señala: "Lo más interesante de esta película es que se trata de la vida. Queremos que el público se sorprenda por lo que sucede, y si esto logra unir a las madres e hijos de esa época entonces mejor. Pero en realidad se trata del triunfo del espíritu humano. Philomena ha pasado por esta terrible experiencia, pero aún hay amor en su corazón". 

ACERCA DE LA PRODUCCIÓN 

La mayor parte de Philomena fue filmado durante un período de ocho semanas a finales de 2012 , cerca de Londres, en Estados Unidos y en el norte de Irlanda. El productor Tracey Seaward se refiere a ella ahora como "una producción relativamente sencilla", pero como también explica, también pudo haber sido caótica desde el principio.  
  
"Debíamos empezar a filmar en un jueves a principios de noviembre en Washington DC, y nuestro diseñador de producción Alan Macdonald y yo llegamos el fin de semana anterior", recuerda. "Stephen Frears ya estaba en Nueva York. 

"Pero cuando llegamos a Washington, se anunció que el huracán Sandy llegaría al día siguiente. Nos las arreglamos para sacar a Stephen de Nueva York el lunes, justo antes de que Sandy golpeara. Era muy angustiante, porque aún teníamos a Steve Coogan, a Judi Dench y a nuestro director de fotografía Robbie Ryan en Gran Bretaña. Hubo un punto en el que pensamos que no habría posibilidad de empezar a rodar según lo planeado pero gracias a la brillantez de la compañía de viajes pudimos sacarlos de Londres una noche antes de empezar a rodar. 

El reparto y el equipo sólo estuvieron en Washington por un breve período: "Nuestro calendario era bastante apretado contando los días desde la fecha en la que Judi debía terminar así que no podíamos darnos el lujo de retrasar nuestra salida". La razón principal por la que unidad estaba específicamente en Washington fue porque el guión exigía una escena en la ciudad capital del Lincoln Memorial. "Hacía frío y era 
complicado, debido a las restricciones de rodar allí ", recuerda Tracey. "No se puede tener más de cinco personas en la cámara, incluyendo al equipo. Y se supone no puedes grabar sonido en la cámara". Ella siente que la producción fue afortunada con el apoyo que recibió de Robin Owen del Servicio de Parques Nacionales: "Ella fue fantástica y nos ayudó enormemente". 

Después de siete días en DC, la filmación había terminado y el equipo se preparaba para salir de la ciudad. Pero el avión que habían tomado en Gran Bretaña desarrolló una falla y necesitaba regresar a Washington antes de volar nuevamente. 
  
A su regreso, la producción se trasladó de inmediato durante cuatro días de rodaje al condado de Down, Irlanda del Norte, cerca de la ciudad de Rostrevor y en los alrededores de Killyleagh. 

Esta sección de la filmación fue particularmente significativa para Judi Dench , quien, aunque nacida en Yorkshire, es de ascendencia irlandesa . "Todos mis parientes son de Dublín o del oeste de Irlanda " relata. Al llegar a Rostrevor le dijeron que tenía parientes en la ciudad. "De repente, al final de uno de nuestros días de rodaje, vinieron dos primos un poco distantes, Henry Kavanagh y su hija Mary. Ellos simplemente se aparecieron en el set. Fue grandioso, un gran bono extra". 

Debido a sus raíces irlandesas, el acento de Philomena no fue problema para la Dama Judi: "Mi madre era de Dublín, y pude escucharla diciendo muchas de las frases de Philomena muy claramente. También tengo una maravillosa amiga Annie Hoey, quien ha sido mi asesora de imagen durante 40 años. Ella es de Dublín también. ¡Así que el acento me fue muy familiar! " 

Luego vino otro problema. El equipo intentó salir de Irlanda del Norte, pero su avión fue cancelado, por lo que fue necesario rentar un avión para regresar a Londres. "Uno puede hacer una filmación en todo el mundo y nunca tener un solo avión retrasado, pero nosotros estábamos plagados de problemas", dice Tracey Seaward. "Fue muy interesante, ¡tener que estar moviendo a todo el equipo!" 

Finalmente llegaron y comenzaron a filmar cerca de Londres a mediados de noviembre. "Entonces fue un rodaje sencillo, en realidad", dice Tracey. "Para ser honesta, todo parecía relativamente sencillo en comparación porque yo había producido la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos a principios de año, que fue muy complejo. ¡Así que más bien me sentí emocionada cuando tuvimos un problema!  

"Gran parte de este equipo ha trabajado en un buen número de películas juntos. Los veíamos como la familia del Reino Unido de Stephen. Así que todos teníamos una práctica de trabajo establecida, a pesar de que era la primera vez que trabajábamos con Robbie Ryan, el director de fotografía, que resultó ser una increíble adición a la familia". Además agrega que el tema de obtener los permisos para rodar en sitios específicos era a menudo delicado: "Sabíamos que podría haber algunas personas de parte de la iglesia que pudieran estar preocupados porque nosotros filmáramos en su propiedad. 

"Esto sucedió cuando hicimos The Queen. Varias personas estaban ligeramente asustadas al permitirnos filmar en propiedad privada. No sabían cómo íbamos a retratar a la reina Isabel: ¿acaso estábamos haciendo una película que pudiera de alguna manera deshonrar a la casa real? Al final, estoy segura de que mucha gente que estaba preocupada porque filmáramos en su propiedad le hubiera encantado si lo hubiéramos hecho. Aún así, tuvimos que andar con cuidado". 

Para el equipo de producción, uno de los desafíos fue encontrar lugares que podrían ser utilizados como el convento Roscrea tanto en los años 1950’s como en los 2000’s. Dice Tracey: "Terminamos con un compuesto de un par de lugares - Harefield House (que está cerca de 20 kilómetros al noroeste de Londres), y el Castillo de Sherborne, Oxfordshire. Ivan Gascoyne , nuestro supervisor de efectos especiales , trabajó en hacer todo lo más creíble posible. 

"Pero sobre todo, Philomena es una película que está basada en las actuaciones. Todo lo demás está ahí para facilitar eso". 

Sarah Lee Méndez

Directora / Jefe de Prensa / Editora Contenido / Fotógrafa / Twitters: @AnastasiaLeeEdi @revistawhatsup / Instagram @sarahleefotografia

Con más de una década de experiencia en relaciones públicas, manejo de redes sociales, CM, diseño de Blogs, fotógrafa para eventos.

Suscribete vía Email / Es importante para nosotros!

 

VISITA OTRAS SECCIONES

  • Copyright © Cine - Whats Up™ REVISTA WHATS UP.
    / AFICIONES COLOMBIA DISEÑO SARAH LEE