sábado, 6 de abril de 2013

EN LOS 65 AÑOS DE EL BOGOTAZO, ROA LLEGA A LAS PANTALLAS DE CINE

Cine EN LOS 65 AÑOS DE EL BOGOTAZO ESTRENO PELICULA REVISTA WHATS UP roa ROA LLEGA A LAS PANTALLAS DE CINE
VER FOTOS AQUI
El próximo martes 9 de abril, Colombia recordará un hecho que partió en dos la historia de 
Colombia: el asesinato de Jorge Eliécer Gaitán, evento que desencadenó en El Bogotazo. 
Este año se conmemoran 65 años de ese episodio violento que sumió a la capital colombiana e
n el caos total y sobre el cual se ha escrito mucho, pero siempre para destacar la vida del 
caudillo liberal y para condenar al supuesto responsable: Juan Roa Sierra.

Pues este martes 9 de abril de 2013, el director Andrés Baiz, estrena en las pantallas de cine 
ROA, la cinta de ficción inspirada en el libro El crimen del siglo, de Miguel Torres, en el que 
recrea los días previos al asesinato del caudillo, pero no desde la perspectiva de la víctima sino 
a través de los ojos del supuesto victimario.

No es una propuesta documental pero si una excelente cinta de ficción para recordar tan 
importante fecha. Protagonizada por Mauricio Puentes como Roa, Santiago Rodríguez 
como Gaitán y Catalina Sandino como María.

Estreno - Martes 9 de Abril de 2013

ENTREVISTAS



Roa: Los perdedores también escriben la historia

La idea de hacer Roa surgió luego de que Andrés Baiz y Patricia Castañeda, coguionista, 
leyeron el libro de Miguel Torres El crimen del siglo. De esa lectura nació la fascinación 
por el personaje y por contar la historia a través de su punto de vista, el anónimo personaje
 trágico.
Juan Roa Sierra, como Eliseo -el personaje central de Satanás, su primera película- es un 
personaje real con una psicología compleja y extraña. Sin embargo hay una diferencia muy 
grande que separa a los personajes de ambas películas: “Eliseo (Campo Elías) tiene la guerra 
por dentro, mientras que Juan Roa Sierra es ingenuo y noble. Sus naturalezas son opuestas”, 
dice el director.

Por otro lado, mientras Satanás es un tríptico narrativo que salta de una historia a otra 
y La cara oculta -el segundo largometraje de Baiz- es una historia que se cuenta dos veces 
a través de dos puntos de vista diferentes, Roa es lineal y tiene una estructura más convencional. 
 El personaje de Juan Roa Sierra está desde la primera hasta la última escena de la película. 
Todo es contado a través de su punto de vista y el universo de la película pertenece a la mirada
 de este personaje.

Las apuestas del elenco

Cuando escribía el guión Andrés varias veces pensó en Mauricio Puentes como el 
protagonista porque le recordaba a uno de sus referentes en la comedia, Buster Keaton, un 
cómico del cine mudo a quien admira profundamente, contemporáneo a Charles Chaplin. 
Le parecía que Puentes tenía una expresión en los ojos que remitía a ese actor, cierta ingenuidad 
que él necesitaba para el personaje. El hecho de que Puentes no fuera un actor conocido ayudaba,
 pues Juan Roa Sierra es un personaje anónimo.

Su otra apuesta arriesgada fue escoger a Santiago Rodríguez para el papel de Gaitán, 
quien es más conocido por su faceta cómica y de presentador. Más  que un gran parecido 
físico con Gaitán, lo que el director buscaba era un actor que pudiera transmitir el carisma 
y el glamour del líder político. A Gaitán siempre se le ve desde el punto de vista de Roa y por 
eso su estatus de ídolo era más importante que los aspectos íntimos y privados del caudillo. 
A Rodríguez se le va haciendo un papel diferente al que estamos acostumbrados a ver y 
sorprende por su vital interpretación.

En cuanto a Catalina Sandino, Baiz la conoció cuando trabajó buscando locaciones en 
la producción de María, llena eres de gracia. “Quería trabajar con ella desde hacía tiempo 
porque la admiro. Por su prolífica carrera en Estados Unidos, por los directores y actores 
con que ha trabajado, por su entrega. Tengo que admitir que de ella aprendí muchísimo, 
pues es alguien que cuestiona, que indaga, que no se conforma. Eso hace que la película
 crezca”.

En una película con un elenco muy masculino, Sandino interpreta a ‘María’, esposa de Roa, 
quien le da un ambiente familiar a la película y humaniza al personaje de Roa. “Él está 
enamorado y tiene una hija que adora. Eso toca fibras en cualquier persona y hace que las 
necesidades y objetivos del personaje sean de carácter emocional”.

TRAILER 


Anécdotas de la producción

Un equipo incluyente

Por una iniciativa de la Agencia Colombiana para la Reintegración –ACR– parte del apoyo 
de los equipos de arte y producción en el rodaje de ROA, fueron desmovilizados que 
pertenecieron en el pasado a grupos armados al margen de la ley. La propuesta fue bien 
recibida por parte de Dynamo, la empresa cinematográfica productora de ROA que consideró
 que era una excelente manera de poner un grano de arena en la búsqueda de la paz desde 
el arte y estimulando la integración de los colombianos. 

Las locaciones

Para recrear ROA el director Andrés Baiz se tomó durante seis semanas sectores tradicionales 
de la capital colombiana y rodó escenas en las que vehículos propios de la década de los años 
 40 y decenas de extras vestidos a la usanza de la época. La tarea de la directora de arte,
 Diana Trujillo, no fue fácil porque aunque en Bogotá aún existen edificaciones de la época 
que se han mantenido fiel en su diseño, no faltan elementos como semáforos, señales de
 tránsito o un poste propios de la modernidad, que arruinarán la locación.

Los carros

Si la consecución de 48 locaciones de época para el rodaje de ROA, fue un trabajo bastante 
exigente, ni que decir de la búsqueda que debió hacerse de los vehículos, los cuales además de mantenerse en perfecto estado de latonería debían resistir persecuciones por las calles de la Bogotá 
de 1948 que expone en esta película el director Andrés Baiz. Una verdadera cadena de búsqueda 
fue la que hizo posible la hazaña… alguien que estaba en la película conocía a alguna persona 
que sabía de gente que tenía este tipo de carros y así fueron llegando los mejores autos, entre 
ellos un Cadillac dos puertas de color azul medianoche, uno mucho más clásico y hasta un 
taxi de uso común en la época.  

Un tranvía para quemar

Una de las escenas más elaboradas de ROA fue con el tranvía de la época, para la cual se 
construyó un modelo que se utilizó para algunas tomas y para rodar su incendio en ‘El Bogotazo’.
 Este gran aporte corrió por cuenta de un estudiante universitario que tenía como proyecto 
de grado la construcción de diferentes tipos de vehículos que hicieron parte de la historia
 capitalina y que se unió al rodaje con su creación. Lo que no quiso confesar el director 
de la cinta, Andrés Baiz, es si en realidad quemó el tranvía o utilizó para ello un dummy. 

Vestuario

Camila Olarte fue la vestuarista encargada de diseñar y confeccionar durante siete semanas
 y de la mano de un grupo de costureras, sastres y zapateros las ropas y calzado que lucen
 el elenco y el enorme grupo de extras que hicieron parte del rodaje de ROA, y que da una
 mirada, desde la óptica del supuesto asesino de Jorge Eliécer Gaitán, de los días previos a 
El Bogotazo. 

En general la película tuvo un 80 a 90 por ciento de prendas confeccionadas, incluidos 
los zapatos. Pero no sólo fue cuestión de hacerlas, sino de entrenar a los actores para lucirlas, 
en especial a los extras, pues hay personas que caminan un poco desgarbadas en 
comparación con la época o no sabían llevar un sombrero.

Sarah Lee Méndez

Directora / Jefe de Prensa / Editora Contenido / Fotógrafa / Twitters: @AnastasiaLeeEdi @revistawhatsup / Instagram @sarahleefotografia

Con más de una década de experiencia en relaciones públicas, manejo de redes sociales, CM, diseño de Blogs, fotógrafa para eventos.

Suscribete vía Email / Es importante para nosotros!

 

VISITA OTRAS SECCIONES

  • Copyright © Cine - Whats Up™ REVISTA WHATS UP.
    / AFICIONES COLOMBIA DISEÑO SARAH LEE