martes, 11 de diciembre de 2012

PRESENCIAS DEL MAS ALLA - trailer

PRESENCIAS DEL MAS ALLA trailer

SINOPSIS:

Existe una creencia ( leyenda) que en el hotel YANKEE PEDLAR habitan fantasmas y se escuchan ruidos extraños por las noches. Ahora a punto de cerrar, sus últimos dos empleados CLAIRE y LUKE armados con micrófonos y una cámara están dispuesto a demostrar que el hotel esta MALDITO. Varios acontecimientos extraños comienzan a suceder y con la ayuda de una MEDIUM lo que encontraron fue más aterrador

FICHA ARTISTICA:

Protagonizada Por:              Sara Paxton

Director:                                Ti West

Escritor:                                 Ti West

Productor:                             Derek Curl

Música:                                 Jeff Grace

Fotografía:                            Eliot Rockett

Edición:                                Ti West
                                              
EN CARTELERA DESDE EL 30 DE NOVIEMBRE DEL 2012

CRITICAS

Ti West propone otra historia atmosférica y envolvente, un sencillo cuento clásico que reposa en su talento técnico y en las interpretaciones de su pareja protagonista, unos estupendos Pat Healy y, especialmente, Sara Paxton.

Claire (Sara Paxton) y Luke (Pat Healy) trabajan como recepcionistas en el Yankee Pedlar, hotel a punto de cerrar sus puertas por falta de clientela. Un edificio con leyenda negra incluida… Ti West, una de las más estimulantes figuras del género de los últimos años, dirige “The innkeepers” (ver tráiler v.o.), fantasmagórica propuesta que, si bien rebaja un tanto el nivel de su esplendorosa ─y, por supuesto, inédita en España─ “The house of the devil” (2009), se inserta con facilidad en una filmografía más sólida cada paso que avanza. Ya le tenemos ganas a “The side effect”, aún en fase de pre-producción.

«¿Qué quieres de los espíritus?». También al guion y al montaje, West dirige con su buen gusto habitual, disponiendo la cámara a modo de ojo indagador del edificio central, que convierte en un cosmos opresivo recorrido con su calma marca de la casa, centrado en la creación de una atmósfera palpable y envolvente. Los planos estupendamente dispuestos y acompañados de una potente banda sonora de Jeff Grace ─quizá el elemento más efectista de todo el conjunto técnico─ desarrollan la naturalidad emocional de las reacciones de la pareja central, en una trama sencilla y salpicada de un humor tan saludable como efectivo.

La práctica totalidad de la película reposa sobre los hombros de los dos protagonistas, unos estupendos Sara Paxton y Pat Healy que destilan una fantástica química adornada por la presencia de una Kelly McGillis que, con todo, se antoja un tanto supletoria. Como ya sucediese en el anterior trabajo de West, la fábula sigue una pauta básica encaminada a un clímax clásico, conformando un cuento de terror tradicional no del gusto de un público amplio ─el tono, sostenido de principio a fin, puede resultar pesado para más de uno─ pero que marca un homenaje y reactualización de esas historias para no dormir con las que los aficionados hemos sembrado en nuestro interior la semilla de la pasión por el más allá.



Presencias del Más Alla (The Innkeepers)

Con sus cuatro largometrajes previos Ti West, de apenas 31 años de edad, ya se había labrado una reputación como uno de los nuevos valores del cine de terror norteamericano. Con excepción de Cabin Fever 2, donde la interferencia de los productores obligó a West a solicitar que su nombre fuera reemplazado por el genérico “Alan Smithee”, seudónimo empleado cuando el director no quiere hacerse responsable de la cinta, sus otros trabajos fueron bien recibidos por la crítica y los fanáticos del horror. The Roost (2005) se editó en México en DVD con el título El granero mientras que Trigger Man (2007) y The House of the Devil (2009) permanecen inéditas en nuestro país. The Innkeepers, su quinta película, se exhibe en salas comerciales desde hace algunos días y si quieren verla en pantalla grande tendrán que apresurarse porque ya va de salida.

Lamento no haberla visto antes para recomendarla oportunamente y es que hay varias razones para hacerlo. La principal es que Ti West va a contracorriente de las modas actuales en el género. Todos los que ya estamos cansados del torture porn o del recurso fácil del found footage tenemos que agradecer que West busque inspiración en clásicos como The Haunting o The Innocents, con lo que Presencias del Mas Allaestá más cerca de cintas recientes como Los otros o La dama de negro que de Actividad paranormal. Hay una escena temprana donde West incluso se burla de esa tendencia del cine de fantasmas moderno al incluir el tipo de videos “virales” que son sustos de la más baja estofa, sobresaltos primarios en base a ruidos inesperados más que en la creación de atmósferas. Por el contrario, Presencias del Mas Allase toma su tiempo para presentar a los personajes, preparar el escenario donde se desarrollará la acción y dejar que la tensión vaya aumentando gradualmente, hasta culminar con una secuencia que cumple con lo prometido.

Además de dirigir y editar la película, Ti West es autor del guión. El cine de terror nos tiene acostumbrados a personajes unidimensionales (el nerd, el gandalla, la golfa, el negrito, etc.) porque los escritores piensan que “al fin que de todos modos se van a morir” y no se molestan en desarrollarlos. Ti West entiende que es necesario tener protagonistas bien definidos para que el espectador pueda involucrarse con ellos. Presencias del Mas Allanos presenta a Claire y Luke, empleados de un hotel que está a punto de cerrar y que por lo tanto está ocupado sólo por ellos, por un par de huéspedes y, se dice, por Presencias del Mas Alla, mujer que falleciera ahí varias décadas antes. La paciencia con la que West observa a sus protagonistas, incluyendo los pequeños rituales que han desarrollado para sobrellevar las horas muertas (el juego de la campana) y las frustaciones cotidianas (la insoportable empleada de la cafetería vecina), no estaría fuera de lugar en una de esas comedias indie que contemplan a veinteañeros o adolescentes en su entorno natural, tipo Adventureland o Nick and Norah’s Infinite Playlist.

La misantropía de Luke o el entusiasmo de Claire al conocer a su actriz favorita son detalles que pueden parecer intrascendentes en una historia de fantasmas pero que contribuyen a hacer más creíbles a los personajes, a explicar sus acciones o a subrayar su vulnerabilidad. De esto último es un buen ejemplo la escena donde Claire tiene que sacar la basura sin ayuda de Luke. Actividad más superflua es difícil de imaginar y sin embargo Ti West la aprovecha para mostrar, no sin humor, cómo Claire se las ingenia para superar el dilema que le plantea su baja estatura. Con esto el espectador puede identificarse más fácilmente con la chica y consternarse cuando ella está en peligro. También le sirve al director para mostrar su habilidad en el manejo de la cámara: en esta escena West usa un travelling y un plano muy abierto para enfatizar el aspecto cómico, en otras de mayor tensión prefiere colocarse a espaldas de los personajes mientras exploran los pasillos del hotel y en algunas ocasiones emplea súbitos desplazamientos que generan inquietud en el público, sin necesidad de efectos especiales o disonancias en la banda sonora.

Como si no bastara con todo lo anterior Ti West tuvo el tino de seleccionar a una actriz maravillosamente expresiva para el papel de Claire. Se trata de Sara Paxton, quien desde muy pequeña había colaborado en bodrios como Sleepover, Aquamarine o Sydney White y que aquí revela una capacidad actoral insospechada. Por supuesto que le ayuda el libreto pero de cualquier manera sorprende la facilidad con la que Paxton pasa de un registro a otro, de las escenas ligeras a las de pánico. Dirán que exagero pero cuando comprobé que esta es la misma Sara Paxton que salía de Güerita Boba en Superhero Movie no lo podía creer, así de buena es su actuación. Otra que también sale muy bien librada es Kelly McGillis, quien fuera la galana, o más bien la mejor amiga, de Tom Cruise en Top Gun. Ya convertida en actriz de carácter McGillis ha contribuido a dos buenas películas de terror en poco tiempo, la vimos hace poco en Stake Land y ahora en The Innkeepers.

El ritmo pausado de la narración será el principal obstáculo para los espectadores acostumbrados al cine de fantasmas donde los muertos constantemente espantan a los vivos, como si no tuvieran nada mejor que hacer en el más allá. Esto ya depende de los gustos particulares de cada uno, en mi opinión cintas como Nunca estamos solos o Ju On se vuelven monótonas de tan participativos que son los espectros. Una acusación más seria que se le puede hacer a Ti West es que no está aportando nada al género y que incluso algunos de los sustos que mete en la película ya eran viejos cuando Fernando Marcos jugaba en fuerzas básicas. La escena donde Presencias del Mas Alla se le aparece a un personaje en un sueño está muy trillada, aunque el director la remata con cierta malicia. De cualquier manera se agradece el cuidado con el que West planeó la película, el afecto que le tiene al cine de terror es evidente, a diferencia de muchos que miran al género por ncima del hombro y que sólo aceptan este tipo de proyectos como un escalón en su carrera.

trailer

Sarah Lee Méndez

Directora / Jefe de Prensa / Editora Contenido / Fotógrafa / Twitters: @AnastasiaLeeEdi @revistawhatsup / Instagram @sarahleefotografia

Con más de una década de experiencia en relaciones públicas, manejo de redes sociales, CM, diseño de Blogs, fotógrafa para eventos.

Suscribete vía Email / Es importante para nosotros!

 

VISITA OTRAS SECCIONES

  • Copyright © Cine - Whats Up™ REVISTA WHATS UP.
    / AFICIONES COLOMBIA DISEÑO SARAH LEE