jueves, 20 de enero de 2011

IMPARABLE (USTOPPABLE)

IMPARABLE (USTOPPABLE)

IMPARABLE








Inspirada en hechos reales, IMPARABLE es una descarga de adrenalina llevada al máximo por ese sello distintivo del director Tony Scott que se basa en la realidad de gente ordinaria colocada en circunstancias extraordinarias. Un veterano ingeniero de trenes (Denzel Washington) y un joven conductor (Chris Pine) van en una carrera contrarreloj para detener un tren fuera de control sin tripulación —o, en otras palabras, un misil del tamaño de un rascacielos— y prevenir un desastre en una zona altamente poblada.
La mañana del 12 de octubre comienza con la habitual hora picoen el Depósito Fuller, en Wilkins, Pensilvania. El turno vespertino está ansioso por irse a casa y los miembros del turno matutino van llegando a rastras con café en mano. Mientras dos empleados toman un receso para devorarse el desayuno, son interrumpidos y les piden que muevan uno de los trenes más nuevos de la línea a otra vía. Parece que el Depósito Fuller va a ser sede para un día de campo de un grupo de niños de primaria, que vienen de Olean, Nueva York. Irritados, pero sin inmutarse, los trabajadores del depósito ferroviario comienzan la tarea de mover el 777, una imponente bestia de tren, cuando uno de ellos toma la fatídica decisión de tomar un atajo para realizar el trabajo más rápido. Pero más rápido no significa más seguro y la nueva locomotora, equipada con campanas y silbatos computarizados más modernos, y de 39 vagones, se transforma en una monstruosovehículo en un abrir y cerrar de ojos.
320 kilómetros más adelante, en el Depósito Mingo, en Brewster, el día comienza con la misma rutina. Antes de que se encaminen a emprender sus labores, la vieja guardia de ferrocarrileros comparte una última taza de café mientras realiza tareas administrativas. Mientras comparten historias laborales de actuaciones mediocres por parte de conductores novatos, el guardafrenos Frank Barnes descubre que su conductor es Will Colson, una nueva contratación política. Frank no está muy feliz, pero prefiere guardarse su opinión al respecto. Una vez a bordo del 1206, una resistente y vieja máquina de 6 ejes con muchos kilómetros encima, Frank se sumerge en su trabajo, dejando en claro a Will que sus 28 años de servicio siempre prevalecerán sobre los cuatro meses que Will lleva trabajando.
A pesar de las insignificantes molestias del día a día, nadie pudo haber imaginado en ambos depósitos que la tarde se hubiera podido convertir en la experiencia terrible y aterradora en la que se convirtió—una que pusiera a prueba la entereza de dos hombres ordinarios, que se convirtieron en héroes extraordinarios.
El realizador Tony Scott es un maestro de eventos cinematográficos —tales como “Crimson Tide”, “Man on Fire”, “True Romance” y “Top Gun”—, donde mezcla una acción incesante con personajes finamente construidos, para introducir todavía más a las audiencias a la acción y el drama. Su esfuerzo más reciente, IMPARABLE, se suma a ese rico legado para demostrar de nueva cuenta los formidables talentos que Scott tiene para mezclar acción, temperamento, drama y emoción. “Es una película que comienza a 80 kilómetros por hora y termina a 240; es velocidad al máximo”, comenta Scott, quien admite que IMPARABLE fue el proyecto más difícil, mental y físicamente, que ha emprendido en su vida. Pero Scott no sólo se refiere a los retos logísticos que representó filmar a bordo de un vehículo en marcha a 80 kilómetros por hora sobre vías de tren o a las vertiginosas secuencias de acrobacias de la película. Estar sentado en el mismo espacio de 1,80 m. x 2.70 m. a bordo del tren 1206, azul y amarillo, durante la mayor parte del filme trajo consigo su propia serie de obstáculos, y mantener a los personajes interesantes adentro de esa caja fue una de las tareas más intimidantes para el director. “Esta fue la aventura más desafiante con la que me topado en mi vida porque tenía que contar la historia de un personaje adentro de algo que iba muy, muy rápido”, comenta Scott. “Todo tiene que ver siempre con las actuaciones —cómo veo a estos dos personajes de una manera en como no lo he hecho antes y serles fiel con lo que son en realidad”.
Para mantener el tono realista y la verosimilitud de los personajes de la película, Scott evitó en gran medida el uso de gráficas generadas por computadora, y optó por la acción real y las habilidades de algunos de los acróbatas más creativos de la industria.
Un gran drama emparejado con el estilo dramático y pericia visual de Scott hace que este sea un viaje desenfrenado y fascinante. “El verdadero reto de IMPARABLE fue capturar la evolución de los personajes Frank [Denzel Washington] y Will [Chris Pine], quienes emprenden este monumental viaje por intentar detener a este tren fuera de control”, comenta el director. “Pero primero deberán aceptarse entre ellos y resolver sus diferencias”.
Antes de que Scott pusiera su inconfundible estampa en el proyecto, los productores Julie Yorn y Mimi Rogers le presentaron la idea de IMPARABLE al escritor Mark Bomback, quien comenzó con el concepto de un tren siendo el villano de la historia. “Al igual que una gran cantidad de infantes, me gustaban los trenes de niño”, comenta Bomback, “pero ciertamente no era un aficionado. Comencé a realizar la investigación para la película a partir de un estado de completa ignorancia. Los trenes son omnipresentes, pero nunca piensas en cómo todo el país depende de ellos, así que me parecía un punto de partida interesante para un filme. Hace tiempo que no se abordaban los trenes en el cine, así que pensé que esta podría ser una nueva manera de introducirlos; son de la vieja escuela, pero también son de la nueva”.
La principal meta de Bomback al momento de contar la historia fue mantener un ritmo incesante. “Queríamos que las audiencias pensaran que Frank o Will podían morir en cualquier momento y que la película continuaría”, comenta Bomback, “porque las audiencias podrían entender que el tren no se puede descarrilar hasta, en el mejor de los casos, el final de la película. Así que la pregunta sería, ¿cómo mantienes ese sentido de tensión? Hice lo mejor posible para mantenerme dentro de los límites del realismo y no irme demasiado lejos”.
Bomback trabajó en el guión de manera intermitente durante dos años, antes de que Scott se uniera al proyecto. El director dice que fue la primera vez en su carrera, y quizás la única vez, cuando un estudio aceptó su primer tratamiento sin notas, antes de haber comenzado a conjuntar el reparto y el equipo de producción.
“El guión de Mark era el mejor thriller que jamás he leído”, comenta Scott. “Lo leí de un jalón. Los personajes se volvían más estoicos conforme avanzaba la historia y la acción se encargaba de sí misma; da un paso adelante y nunca afloja el ritmo”.
Scott recurrió de nueva cuenta a su musa, el ganador del Premio de la Academia® Denzel Washington para encabezar el reparto. IMPARABLE es su quinta colaboración, seguida de “Crimson Tide”, “Man on Fire”, “Déjà Vu” y “The Taking of Pelham 123”. Scott dice de Washington: “En cada película que Denzel y yo hemos hecho juntos, siempre ha apelado a un aspecto distinto de su personalidad. Dentro de cada uno de nosotros, y en un punto en específico de nuestras vidas, se presentan diferentes personalidades, y Denzel es brillante en apelar a la personalidad correcta para un proyecto dado”.
“Confío en Tony, quien es un gran realizador y disfruto trabajar con él”, comenta Washington. “Ahora ya tenemos un buen método de comunicación; sé qué es lo que busca y él sabe cómo me gusta trabajar, y nos dejamos solos para que cada uno haga su trabajo. Tony es muy apasionado y a su equipo le encanta trabajar con él, así que con él, es fácil”.
Washington encontró muchas cosas que explorar en ese gran abismo —que incluye edad, situación económica, experiencia y actitud— que existe entre su personaje, Frank, y el de Chris Pine, Will. “Esta historia es también acerca de una brecha generacional”, asegura Washington. “Cuántos negocios en la actualidad están metidos en una crisis económica, y corriendo a los hombres viejos para traer mano de obra más joven y barata para que tomen el lugar de un personal más experimentado. Básicamente, Frank le está enseñando al tipo nuevo cómo hacer su trabajo, para que puede suplirlo a la postre”, explica Washington. “Sobra decir que Frank no está muy contento al respecto”.
El nuevo tipo es Will Colson, interpretado por Chris Pine. Washington le sugirió a Scott que le diera el papel a uno de los actores principales de “Star Trek”, y Scott aceptó, especialmente después de haber visto el aclamado trabajo de Pine en la obra “Farraguth North”. Como un hombre joven cuya vida parece estar en pleno cambio, Will demuestra inseguridad en casi todas las cosas. Con renuencia acepta un trabajo en el negocio familiar, como nuevo recluta para el ferrocarril AWVR.
“Will proviene de una familia dedicada a los ferrocarriles”, comenta Pine. “Después de haber crecido a la sombra de una familia que ahora es un pez gordo en el mundo de los ferrocarriles, Will los dejó para forjar su propio camino, pero cuando resultó ser más difícil de lo que esperaba, regresó a su pueblo natal sólo para darse cuenta que haber llegado a casa fue incluso más difícil. A pesar de que se muestra reticente, hará lo mejor que pueda en su trabajo en los ferrocarriles…por ahora”.
Separado de su esposa e hijo debido a su temperamento, Will va a trabajar ese fatídico día con ningún plan en particular. Lo único que quiere es que corra sin complicaciones. “El viaje de Will es aquel de un tipo egoísta que quería encontrar el éxito por sí solo”, comenta Pine. “Siente que ha fracasado, así que siente mucho odio por sí mismo. Eso, aunado a la presión de su familia, y el aprendizaje con tipos resentidos que hacen el trabajo tan difícil como les sea posible, simplemente hace que se convierta en un volcán”.
A pesar de todas sus protestas acerca de que la generación más joven es diferente, Frank Barnes está viviendo una existencia similar. Separado de sus dos hijas, con quienes quiere volver a entablar contacto desesperadamente, Frank sólo quiere emplear su tiempo en su trabajo, mantener su cabeza abajo y cumplir con sus funciones. “Al igual que Will, Frank es alguien que ha dejado de apreciar su propia valía, aunque por razones muy diferentes y más profesionales”, dice Bomback. “Ha amasado una gran cantidad de conocimiento y habilidades a lo largo de los años, y repentinamente se tiene que enfrentar a la idea de que quizás y eso no vale tanto como él pensó que valía”.
“Frank no tiene nada en contra de Will, desde un aspecto personal”, comenta Washington, “es sólo que él, y tipos como él, son la razón por la cual los empleados más viejos están siendo despedidos. No ayuda que el hermano y tíos de Will son mandamases en el negocio. Como Frank lo define, Will es sólo un miembro del Club del Esperma Afortunado.
“Frank ni siquiera saluda a los tipos nuevos”, continúa. “No los ve, para él no existen. Pero como suele suceder, en este día en particular, a Frank le asignan a un nuevo chico para que sea su conductor. Siendo éste el ingeniero, Frank sólo es el conductor, pero siente que el 1206 es su tren”.
El día que ambos pasan a bordo del 1206 comienza de mala manera, dado que ambos hombres están más centrados en cuestiones personales que en el trabajo que tienen a la mano. Pero antes de que termine la mitad del día, se percatan que deberán de hacer a un lado sus problemas familiares, y los que hay entre ellos,para concentrarse en cómo detener el poderoso tren que se dirige hacia su dirección. Conforme se desarrolla la historia y el peligro se vuelve más aparente, los dos extraños forjan una rápida amistad a un nivel más profundo de lo que ellos pudieran haber llegado a esperar. Incluso más inesperado y conmovedor es cómo cada hombre toma conciencia de su vida y se llega a conocer a sí mismo como nunca antes. “Frank y Will deberán unirse en estas circunstancias adversas e intensas”, comenta Washington. “Descubren más acerca de sí mismos porque deben de tomar una decisión: ¿harán algo al respecto o no? Frank sabe que tiene que intentar ayudar, pero Will no está tan seguro al principio, así que tiene que armarse de valor”.
“Estos dos tipos están en el lugar equivocado en el momento equivocado”, comenta Bomback. “Es una situación de vida o muerte. El joven conductor tiene suficiente experiencia para saber que no es para nada seguro ir tras la locomotora, pero, ¿tendrá la suficiente confianza en alguien que ha estado trabajando en las vías por 30 años y creer que pueden llevar a cabo el plan de Frank? Ahí es donde su conflicto alcanza su punto más álgido y ambos se dan cuenta de que tienen que trabajar juntos”.
“Cuando Will es lanzado a esta situación extraordinaria, tiene que tomar la decisión de hacerse cargo, intentar salvar estos pueblos y ser desinteresado”, comenta Pine. “Eso es lo que Frank realmente le enseña. Will está tan enredado en su propia lucha interna que tiene que ser una situación externa la que lo fuerce a salirse de su propia piel, ser proactivo, dejar de pensar en él y hacer algo por otros, que es lo que al final termina por ayudarlo a él.
“Will es muy obstinado”, añade Pine. “Cree que tiene la razón, pero nos enteramos que está mal y que Frank está 100 por ciento bien con respecto a todo. Se percata que la vieja guardia, o cabezas viejas como los auténticos obreros ferroviarios les llaman, saben más y finalmente termina por respetar a Frank y las mismísimas cosas que dio por sentado”.
Washington no se impresiona fácilmente, pero describe a Pine como alguien que va a llegar lejos y que tiene un auténtico futuro. Pine, a cambio, tomó las lecciones que se le presentaron al ver a Washington trabajar y las guardó para usos futuros. “Denzel te impulsa constantemente a que hagas un mejor trabajo”, comenta Pine. “Es complejo en el buen sentido de la palabra y pone tantas cosas sobre la mesa que hace que cada toma sea diferente; cada una tiene una cualidad distintiva, y si estás presente y prestas atención, puedes actuar a partir de esos matices, que le dan a los personajes mayor profundidad. Denzel es el mejor en lo que hace, así que tomé mis indicaciones de él”.
Mientras Frank y Will se enfrentan a un peligro inminente, su único consuelo es la voz de Connie Hooper (Rosario Dawson) por la radio. Ubicada atrás en el Depósito Mingo, donde la locomotora fuera de control comenzó como un simple traslado, Connie es la voz de la razón y orientación durante el transcurso del caos. “Connie representa un rostro diferente en las vías del tren”, comenta Bomback. “Es alguien que eventualmente podrá formar parte de los rangos ejecutivos porque es extremadamente capaz y utilizó el negocio de los ferrocarriles como una oportunidad para tomar el control de su destino”.
“Connie es una mujer fuerte”, comenta la actriz Rosario Dawson. “Tiene confianza en sí misma y es asertiva sin ser arrogante o malintencionada, que es un requerimiento absoluta si quieres ser exitosa en un rol tradicionalmente masculino. El depósito de trenes es definitivamente un mundo de hombres.
“Fue un reto asegurarnos que la voz de Connie pudiera ser escuchada por todos los hombres a su alrededor”, continúa. “No solamente los hombres que supervisa, sino también las ejecutivos del corporativo. Tiene que ser escuchada y aceptada en su trabajo porque siempre hay vidas que están en riesgo”.
Incluso antes de que Connie se entere de que un tren ha dejado su depósito sin tripulación esa fresca mañana de octubre, su día no ha empezado muy bien que digamos. Una vez que llega tarde al trabajo, se topa con un insulso inspector de seguridad de la Federal Railroad Administration (Administración Federal de Ferrocarriles), enviado para que le ayude a recibir a niños de una escuela primaria que vienen a pasar un día de campo, con el objeto de aprender acerca de la seguridad en trenes; una labor que toma mucho tiempo, y para la cual no tiene entusiasmo alguno. Cuando el asistente del jefe de depósito encuentra humor en su miseria, se ve más desalentada y se percata que este día va a ser particularmente largo. Si tan sólo supiera.
“Es la voz de la razón en circunstancias muy dramáticas”, añade Dawson. “A pesar de que tiene que seguir el protocolo definido en algún manual lleno de polvo, tiene que calmarse, pensar con rapidez e ir hacia adelante y tomar decisiones con una seguridad que no necesariamente tiene cuando se trata de un tren del tamaño del edificio Chrysler, que se dirige como un misil a una zona de densa población”.
Los tres actores protagónicos admiten que el imparable tren —el 777— se roba todas las escenas. “El 777 es la verdadera estrella de la película”, comenta Washington con su característica despreocupación. “Es el tiburón en ‘Tiburón’. Es el monstruo en la habitación que va a destruir a la gente, pueblos —cualquier cosa que esté en su camino. Chris Pine y yo somos solamente compinches. Todo gira en torno al tren, es por eso que se llama IMPARABLE”.
“El tren es también muy representativo de lo que está sucediendo en la vida de Will”, añade Pine. “Al principio todo se ve bien y repentinamente todo se resquebraja cada vez más rápido”.
“Le llamamos [al tren] ‘La Bestia Triple 7’”, comenta Tony Scott. “Tiene una voz. Es como el tiburón en ‘Tiburón’ o el automóvil embrujado en ‘Christine’ [la historia de Stephen King de un vehículo que aterroriza a una comunidad]. Creamos una voz para La Bestia en la postproducción.
Frank, Will y Connie no están solos en su batalla para detener a la Bestia. A Connie le ayuda su asistente en el depósito, Bunny, interpretado por Kevin Chapman, y Werner, un inspector de seguridad con cara de nerd, que parece estar fuera de lugar, interpretado por Kevin Corrigan, que por casualidad pasa a visitar el Depósito Fuller esa aciaga mañana.
“Connie, Bunny y Werner están viendo una pared de luces intermitentes”, explica Dawson. “Cada una de esas luces es el hogar de alguien, una granja, una escuela, un negocio. Frank y Will están allá afuera viendo cómo esas casas y negocios pasan de manera fugaz. Están manejando en reversa por la vía en un tren que se está sacudiendo de una manera tan intensa, que está a punto de desarmarse. Pero no necesitan que estemos asustados por ellos; necesitan que les demos información para que puedan tomar las mejores decisiones. Cada grupo tiene su visión de lo que está experimentando y la única manera de que estos dos mundos se fusionen es a través de la comunicación”.
Después de que Connie descubre que una locomotora ha dejado el depósito, su instinto inmediato es pedir ayuda a otro obrero ferroviario que se encuentra en tierra, el soldador Ned Oldham, interpretado por Lew Temple. Ned es una mariposa social que adora encantar a las mujeres con relatos épicos, pero cuando se trata del trabajo, no se anda con rodeos.
“Ned es un ingeniero de sillón frustrado”, describe Temple. “Se comporta con mucha audacia y estilo y tiene la propensión de embellecer lo que hace en las vías del tren, pero cuando se presenta la oportunidad en la que puede salvar el día, eso es todo lo que necesita. Connie le da las órdenes y no se detiene ante nada. Pasa por retenes, maneja fuera del camino; se convierte en la caballería. Quizás y exagere un poco, pero en el momento crítico, ahí está. Lo realmente grandioso de esta historia es la habilidad que tienen los humanos para sobreponerse a uno mismo”.





ACERCA DE LA PRODUCCIÓN
Un antiguo veterano de películas de acción, Denzel Washington conoce exactamente qué tan lejos quiere ir con las acrobacias. Con nada que probar después de docenas de películas, es muy claro con respecto a lo que está dispuesto a hacer y lo que no, y como director que también es, sabe qué se necesita en términos de acción, en cuanto a close-ups se refiere. Pero incluso Washington se dejó llevar para formar parte del intricado trabajo de acrobacias de la película, debido al encanto y pasión que Tony Scott tiene por la verosimilitud. “Debo estar loco”, dice Washington entre risas, al intentar explicar por qué demonios aceptó correr encima de un tren en movimiento para una de las múltiples secuencias de acción de la película. “El tren va por la vía a 80 kilómetros por hora y yo voy corriendo encima de él, un helicóptero está suspendido en el aire 3 metros arriba de mí, y después estoy colgado de un costado; ¡es una locura! Estaba muy contento cuando mi acróbata dejó el pueblo, porque sabía que Tony ya no me iba a necesitar más para estetipo de trabajo”, dice bromeando.
Scott le pidió primero a Washington que corriera encima de un vagón con una plataforma baja para que se viera como el techo del tren. Lento, pero seguro, Washington se ajustó al movimiento del vehículo y antes de que supiera qué estaba pasando, Scott cambió la plataforma por un tren auténtico, equipado con un arnés y un sistema de poleas. “Tony es muy hábil; no me dijo nada”, recuerda Washington. “Me prepararon y antes de que me diera cuenta, terminé arriba del tren. Los trenes son mucho más altos de lo que te imaginas. Y esos pilotos de helicóptero [Alan Purwin y Fred North] iban sorteando árboles y vagones, arriba y abajo, por todos lados. Como dice Chris Pine, ‘esos son momentos con los que te dan ganas de orinar’”, dice entre risas. [El acróbata Clay Donahue Fontenot dobló a Washington para los momentosmás peligrososque el estudio (y la aseguradora) no le iban a permitir hacer].
“Cuando lees un guión, te olvidas de que en realidad debes de hacer lo que viene escrito en la página”, comenta Pine. “Ya sea que esto signifique que cada escena en la que estás se lleve a cabo en la cabina del tren o en la que tu personaje tenga que saltar de la parte trasera de un camión, que va a 80 kilómetros por hora, a un tren que va todavía más rápido”.
En una perturbadoraescena, Will lucha valientemente para unir los nudillos de dos vagones en movimiento mientras los granos que vienen en un vagón de carga le llueven encima. “Mi doble, Daniel Stevens, fue increíble”, comenta. “Se resbaló la primera vez y tuvo que usar la fuerza de sus brazos para no ser arrastrado debajo del balasto, ¡pero lo hizo cinco veces!”.
En otra escena, Pine estaba amarrado a una base de una camioneta que viajaba junto a un camino paralelo a la vía —para simular el brinco de su doble del camión al tren. Si bien la producción no permitió que Pine hiciera la acrobacia real, tuvo que treparse a una caja de herramientas de metal montada en la base y fingir el salto. “Tenía que confiar en el chofer y luchar por mi vida”, recuerda. “Tenía bichos y mosquitos en mi cara, y a pesar de que sólo fingí el salto, existe el estrés de saber que Tony tiene 40 cámaras rodando y un helicóptero suspendido arriba. Desde luego que quiero hacer un buen trabajo y actuar hacia la cámara correcta, así que hubo un segundo en el que salí catapultado de la parte trasera y gracias a Dios el arnés me atrapó”.
“Obviamente el mayor reto al momento de interpretar una acrobacia se dio en el tren”, comenta el coordinador de acrobacias Gary Powell. “Haya sido un doble o un actor tomamos las mismas medidas de precaución, porque si alguien se cae el tren no se iba a detener. Desde las ruedas de hierro fundido girando frente a tu rostro hasta el ensordecedor ruido del metal contra el metal, cuando tienes un par de toneladas de acero moviéndose a 65 kilómetros por hora a lo largo de las vías, todo resulta ser muy intimidante. Pero las acrobacias que hicimos para esta película fueron reales, lo que es raro en la actualidad con tanta imagen generada por computadora. Hicimos la película de manera tradicional con auténticos acróbatas saltando de un camión a un tren en movimiento, corriendo por el techo y colgándose de los costados con el balasto a tan sólo unos cuantos centímetros de la cabeza de alguien; todas fueron acrobaciasconvenientes”.
Washington y Pine, al igual que su director, investigaron extensamente el mundo en el que iban a estar a punto de sumergirse. No sólo los dos actores pasaron tiempo con Scott y el guionista Mark Bomback hablando acerca de los personajes y el arco dramático de la historia, sino que también fueron en búsqueda de depósitos de trenes durante semanas para poder entender los diferentes trabajos —desde jefe de depósito hasta conductor— y aprender los conocimientos básicos de auténticos profesionales—no solamente la terminología, sino tener experiencias reales y prácticas en la conducción de una locomotora y algunas de las labores más peligrosas, como acoplar o desacoplar vagones individuales.
Después de haberse comprometido al proyecto, Tony Scott recurrió primero al diseñador de producción Chris Seagers y a la gerente de locación Janice Polley para ayudar a crear el diseño visual. Su proceso comienza cuando reúneimágenes que le recuerdan la apariencia, textura y emoción que quiere para la película. Para Scott, quien es artista y pintor, estas imágenes explican lo que las palabras no pueden transmitir.
La primera preocupación de Seagers fue encontrar los trenes correctos. “Obviamente había muchas cuestiones, pero los mismos trenes eran nuestra principal prioridad”, comenta, “el tamaño, la apariencia, el color. Eso, en cambio, nos hizo conscientes de la época del año en la que íbamos a estar filmando, por lo que el color se volvió de suma importancia. Teníamos que ver cómo los dos trenes se enfrentaban entre sí. Antes de que pudiéramos ver cualquier cosa desde un ángulo artístico, teníamos que considerar las cuestiones políticas dentro del mundo de los trenes porque cada compañía tiene su propia apariencia. Después comenzamos a ver trenes para asegurarnos de tener el tipo correcto de tren. La mayoría de nosotros piensa que un tren es un tren, pero una vez que te involucras, descubres cuántos tipos y modelos existen. Cuando las compañías ferroviarias los compran nuevos del fabricante, lo hacen a la medida, para sus propias necesidades específicas.
“Terminamos rentando cuatro trenes 777 y convertirlos en trenes operados a distancia”, continúa. “Hicimos lo mismo con uno de los trenes 1206, que tuvo que ser operado vía control remoto, estuviera o no el conductor en él. En vista de que el 1206 es un modelo mucho más pequeño y compacto, utilizamos el mismo tipo de espectaculares que los publicistas ponen en los autobuses. Todo lo que ves desde afuera es el trabajo de pintura del anuncio a lo largo del autobús; no puedes ver dentro, lo que hizo que funcionara de una manera bastante efectiva”.
El equipo de Seagers construyó muchos sets que se parecían a lo que él llama “pedacitos” de las máquinas 1206 y 777. “Fue un poco como un rompecabezas”, comenta. “Cuando se volvió claro que no íbamos a poder hacer ciertas escenas acrobacias en los trenes verdaderos, tuvimos que fabricar secciones de máquinas y diferentes automóviles, y montarlos en nuestro vehículo de altos rieles para que se pudieran parecer al tren, pero tuvimos que diseñar cada pieza para que pudiera funcionar en la parte trasera del tren o locomotora. Nunca pudimos utilizar nada en frente de un tren en movimiento; siempre tuvimos que situarlo atrás”.
Una vez que el equipo de producción llegó a Canton, Ohio, Seagers y sus pintores trabajaron fervientemente para terminar el 1206 y el resto de la flota de AWVR, para que estuviera lista el primer día de producción. Una vez que el rodaje progresó, los trenes se pusieron más sucios y mostraron el desgaste normal de los viajes, así como las fases correctas de daño citadas en el guión.
“Al principio, Tony me mostró imágenes de Montana”, dice la productora asociada y supervisora de la gerencia de locaciones Janice Polley, una antigua socia de Scott, “de las montañas, el peñasco escarpado, las llanuras abiertas, como algo de sus comerciales de Marlboro. Pero después vimos un foto de las vías elevadas de la línea Wheeling & Lake Erie, donde da vuelta en Bellaire, Ohio. El resto de las locaciones evolucionaron a partir de ahí.
“También le sirvió de inspiración el Cinturón Industrial”, explica, “pero no quería que esta apariencia industrial se viera muy cargada. La idea de que el tren viajara a través de estos pequeños pueblos de la campiña, que alguna vez vivieron mejores días, le era mucho más interesante”.
Polley y su equipo estaban limitados hasta cierto punto en su búsqueda cuando descubrieron que todas las grandes vías ferroviarias no estaban disponibles. Una vez que encontraron unas más pequeñas dispuestas y capaces a reacomodar sus horarios de trenes, el departamento de locaciones comenzó a revisar las locaciones detenidamente. Algunas de las secuencias más importantes en el guión se llevan a cabo en una vía muerta, el área donde un tren puede salirse de manera segura de la vía, similar a un área de acotamiento en una autopista.
La fotografía principal comenzó en Brewster, Ohio, en el Depósito de Trenes de Brewster, justo al sur de Canton, el lunes 31 de agosto, de 2009. Después de una semana de rodaje en el depósito de Wheeling & Lake Erie Railroad, el reparto y el equipo de producción se trasladó al norte de Pensilvania, donde estableció sus oficinas en Bradford, Pensilvania, a unos 8 kilómetros al sur de la frontera entre Pensilvania y Nueva York. Cada día el equipo de producción viajaba a áreas remotas de la vía de trenes de carga de la WNYP (Western New York & Pennsylvania), algunas a más de una hora en automóvil hacia la campiña de Pensilvania a pueblos como Port Allegany, Eldred, Turtlepoint, Blanchard y Emporium, así como en el norte, a lugares como Olean, Nueva York. El 10 de octubre la compañía mudó su centro de operaciones a la Universidad Estatal (hogar de Penn State), donde el clima se congeló de la noche a la mañana. El centro de Pensilvania experimentó una insólita tormenta de nieve al final de la primera semana de rodaje, por lo que tuvieron que suspender la producción durante varios días. Hectárea tras hectárea de laderas brillantemente coloridas y millas de espectaculares rojos, naranjas y amarillos se convirtieron en un café lodoso una vez que las hojas se congelaron en los árboles y el otoño se convirtió en invierno de la noche a la mañana. Aquí, la compañía utilizó las vías de la Nittany Bald Eagle, que va desde Tyrone a Lock Haven, para dar servicio a Port Matilda, Martha’s Furnace, Milesburg y Bellefonte, PA. La compañía aprovechó la hospitalidad de la pequeña compañía ferroviaria y utilizó todo poblado disponible. Después se fueron al sur a varios pueblos fronterizos al sudeste de Ohio, a lo largo de la Wheeling & Lake Erie Railroad, incluyendo Bellaire, Martin’s Ferry, Mingo Junction y Steubenville. Mientras filmaban en esa zona, la mayoría del equipo de producción se quedó en Wheeling, Virginia del Oeste, (algunos en el bello Oglebay Resort) o cerca en St. Clairsville, Ohio, donde Ohio, Virginia del Oeste y Pensilvania se encuentran. Las últimas semanas de producción se la pasaron en el EstudioMogul Mind, en el centro de Pittsburgh. La producción terminó la fotografía principal el 18 de diciembre.
En Emporium, la compañía filmó un descarrilamiento de un tren verdadero, una gran secuencia de efectos especiales que los llevó a cerrar la principal intersección de la pequeña comunidad rural por más de cinco horas.
“Tuve suerte al haber podido contar con todos estos juguetes para ser capaz de filmar en un situación tan real como me fuera posible”, comenta Scott. “También tuvimos muchos helicópteros en mucha escenas, dos de los cuales tenían cámaras que estaban filmando todo el tiempo. Filmar en el tren ayuda al público a que sienta lo mismo que sienten los personajes al estar allá afuera con los elementos reales. Ese tipo de energía no la puedes conseguir si lo filmas en un foro”.
La compañía utilizó ocho locomotoras y cerca de 60 vagones de tren cuando todo acabó. Todos los vehículos recibieron mantenimiento constantemente, con cambios de frenos e inspecciones regulares, como sucede típicamente en la industria. Trabajar en la película fue similar a operar una pequeña línea ferroviaria. Debido al severoclima, a las prolongadas horas de trabajo y a los requerimientos generales que necesitaban los trenes para la filmación, los ingenieros decidieron mantener las locomotoras andando las 24 horas, siete días a la semana.
Conforme la compañía se mudó de locación a locación, así también lo hizo el departamento de trenes, al mudar su pequeño depósito ferroviario. Al igual que los aviones, automóviles y camiones, cada máquina y vagón individual tiene su propio número de identificación; ninguno es igual. Para no confundir a los agentes federales de regulación con los varios dobles de las dos locomotoras y algunos de los vagones de carga, el departamento de arte de Seagers creó grandes letreros magnéticos con el número auténtico de cada uno de los vagones y su marca de origen.
El director de fotografía Ben Seresin estuvo a cargo de la mecánica diaria del rodaje del filme. IMPARABLE es la primera colaboración de Seresin con Tony Scott, pero quedó claro desde el primer momento en el que se conocieron que Seresin tendría que aguantar el intenso ritmo de Scott. “Las películas de Tony tienen una dinámica muy específica”, comenta Seresin. “Le gustan las imágenes intrépidas y su estilo de filmar se presta para el tipo de películas que hace. Es muy organizado, entiende la iluminación y tiene un entusiasmo que es ilimitado. Da el 100 por ciento hasta la última toma, todos los días.
“También se levanta a las 2am todos los días para dibujar storyboards detallados de cada toma”, dice entre risas Seresin, “así que la recompensa para mí es que ya ha tomado muchas de sus decisiones acerca de las imágenes antes de que llegue al set, y sabe exactamente qué es lo que quiere. El reto es cómo darle lo que quiere en un tren en movimiento”.
Cada día el equipo de cámara montaba de seis a doce cámaras en el tren, en plataformas estacionarias cercanas y a lo largo de las vías. Si la secuencia contaba con una escena de 10 minutos, el tren podía recorrer las vías hasta 8 kilómetros, lo que iba a requerir de todavía más emplazamientos de cámara. Cada escena fue diferente y cada cámara tuvo que ser calibrada por separado, una por una, para poder capturar la exposición adecuada que esa locación específica de cámara necesitaba.
“Viajábamos a través de seis exposiciones diferentes y seis ángulos distintos en cada recorrido”, comenta Seresin, “así que la escala de tu área de rodaje se volvía algo masivo. Intentar comunicarme con mi equipo de producción, que estaba desperdigado a lo largo de varios kilómetros de vías, sólo exacerbó la complejidad de la situación”.
Si bien la mayoría de las escenas en el filme se desarrollan en exteriores, Scott y Seresin mantuvieron la misma paleta de color natural a lo largo de la producción, incluyendo los interiores. “No queríamos que nada se viera muy pulcro o estilizado”, comenta Seresin. “La historia se desarrolla en el mundo real y viaja desde un depósito de trenes a través de una bella campiña, hasta un parte decadente del campo, por lo que pensamos que la apariencia tenía que estar basada en cada una de esas locaciones”.
IMPARABLE se desarrolla en tan sólo un día con algunas de las secuencias de acción más impresionantes, que se llevan a cabo en un periodo de tiempo de dos horas. La compañía filmó durante tres meses y medio, desde finales de verano hasta el otoño e invierno, temporadas en las que el clima es, podría decirse, más diverso y errático.
“El cambio de temporadas obviamente trajo consigo problemas”, admite Seresin. “No hay duda alguna que la historia comienza con hojas verdes en los árboles y para el final había nieve, pero, no obstante, te da un sentido de transición”, comenta, “de la misma maneraen la que uno puede manejar a través del campo y experimentar repentinamente un clima severo, pero tan pronto y doblas la esquina, te encuentras con un valle bañado con rayos del sol. Es lo mismo. Debido a que el tren está viajando, estos cambios de hecho ayudan a generar una sensación de distancia y de estar en un viaje”.
En combinación con sus cámaras en tierra y las cuatro cámaras principales del tren, Seresin y Scott también utilizaron vehículos equipados de alta velocidad (Pursuit System Porsche Cayenne), motocicletas, cuatrimotos y dos helicópteros piloteados por Alan Purwin y Fred North, supervisados por David B. Nowell, ASC, director de fotografía aérea, y su técnico de cámaras Scott C. Smith.
A ambos helicópteros les colocaron las cámaras de alta definición Cineflex. “La esfera de acción de esta película es muy grande para la unidad aérea”, explica Nowell. “Filmamos todos los días en los que el tren estaba en movimiento, con lluvia o con sol. Por lo general, filmamos unos cuantos días o de vez en vez. Estar en el set todos los días es muy inusual, especialmente cuando Tony está usando dos helicópteros en los que cámara e imagen cambian de un lugar a otro. Ya sea que filmáramos acción para la unidad principal o como parte de la cobertura noticiosa, o si las cámaras de tierra estaban cubriéndonos como parte del mismo filme, siempre estábamos en el aire”.
En uno de los momentos más intensos del filme, el tren dobla una curva muy cerrada pero la vía estaba estrictamente regulada para velocidades menores a 30 kilómetros por hora. “Tony se resistió a utilizar imágenes generadas por computadora cuando nos enfrentábamos a este tipo de problemas”, comenta Seresin. “Cuando te ves orillado por las circunstancias, en algunas ocasiones se te ocurren grandes ideas”. Recurrió a lo que él le llama “trucos de humo y espejos tradicionales” para incrementar el impulso del tren.
Bajo la experta dirección de Scott, IMPARABLE mezcla emociones incesantes con la interacción entre dos personajes con los que uno se puede sentir identificado, Frank y Will, quienes comienzan su día de la manera más ordinaria posible y terminan como héroes. Y, Scott concluye, la película llevará a las audiencias con Frank y Will, a lo largo de todo el camino. “Creo que esta es una película donde comienzas bien sentado en tu butaca, y en muy poco tiempo acabarás al borde de ella. IMPARABLE tiene una fuerza que nunca te deja respirar”.


ACERCA DEL REPARTO
El ganador en dos ocasiones del Premio de la Academia® DENZEL WASHINGTON (Frank Barnes) es un hombre que está constantemente en movimiento. Nunca cómodo en repetirse a sí mismo o en repetir sus éxitos, Washington siempre está en búsqueda de nuevos retos, y sus numerosas y variadas interpretaciones en cine y teatro lo avalan. Desde su papel como Trip, un resentido esclavo fugitivo en “Glory” (Gloria), al revolucionario sudafricano Steven Biko en “Cry Freedom”, desde la trágica figura de Shakespeare en “Richard III” (Ricardo III), al deshonesto detective Alonzo en “Training Day” (Día de Entrenamiento), Washington nos ha sorprendido y entretenido con una amplia variedad de personajes distintivamente suyos.
La primavera pasada, Washington regresó a Broadway, donde actuó junto a Viola Davis, en una corrida de 14 semanas, en la obra “Fences”, de August Wilson.
Washington encabezó recientemente “Book of Eli” (Libro de los Secretos), para Warner Bros., un western post-apocalíptico que cuenta la historia de la lucha de un hombre a lo largo de los Estados Unidos por proteger un libro sagrado que contiene los secretos para rescatar a la humanidad. El año pasado, en junio de 2009, Washington apareció junto a John Travolta en la nueva versión de la película de 1974 “The Taking of Pelham 123”, para Columbia Pictures, bajo la dirección de Tony Scott. “Pelham” (Rescate del Metro 1, 2, 3) cuenta la dramática historia de un despachador del metro (Washington) que recibe una llamada de rescate de un secuestrador (Travolta), que ha tomado el control de uno de los trenes.
A finales de diciembre de 2007, Washington dirigió y coprotagonizó con el actor ganador del Premio de la Academia Forest Whitaker “The Great Debaters”, un drama basado en la verdadera historia de Melin B. Tolson, un profesor de la Facultad de Wiley, en Texas, que en 1935 inspiró a los estudiantes del equipo de debate de la escuela a retar a Harvard en el campeonato nacional.
En noviembre de 2007, Washington protagonizó junto con Russell Crowe “American Gangster” (Gánster Americano), de Ridley Scott. La película, basada en la verdadera y devastadora historia exitosa de un héroe de culto de las calles de Harlem durante la década de los 70, durante una de las más grandes guerras contra las drogas de los Estados Unidos, recabó $43.6 millones de dólares en su primer fin de semana y le valió a Denzel Washington su estreno más grande en taquilla, hasta la fecha.
En marzo de 2006 Washington protagonizó “Inside Man” (Plan Perfecto), de Spike Lee. Coprotagonizada por Clive Owen y Jodie Foster, esta película acerca de un robo bancario perfecto probó ser exitosa durante su fin de semana de estreno después de haber recabado $29 millones de dólares, lo que representó el segundo mejor estreno en taquilla de Washington.
A finales del 2006, Washington cautivó a las audiencias una vez más en “Déjà Vu”, para Touchstone Pictures, donde volvió a hacer mancuerna con Tony Scott. En este thriller romántico, Washington interpreta a un agente del ATF que viaja al pasado para salvar a una mujer de ser asesinada, pero se enamora de ella en el proceso.
En el 2005, Washington regresó a sus raíces teatrales al haber interpretado en Broadway a Marcus Brutus en “Julius Caesar”. Su actuación fue bien recibida tanto por la crítica como por los aficionados.
En el 2004, Washington colaboró con el director Tony Scott en “Manon Fire” (Hombre en Llamas). En esta película, Washington interpreta a un ex marino que ha sido contratado para proteger a una joven, interpretada por Dakota Fanning, que recibe amenazas de secuestro. Ese mismo año, Washington también fue visto en “The Manchurian Candidate” (El Embajador del Miedo), una nueva versión contemporánea del clásico filme de 1962, para Paramount Pictures. En la película, dirigida por Jonathan Demme, Washington actuó al lado de Meryl Streep y Liev Schreiber, en el papel que Frank Sinatra hiciera famoso. Interpretó a Bennett Marco, un soldado de la guerra del golfo que regresa de combate y es incapaz de recordar eventos, ya que le han lavado el cerebro.
Quizás una de sus interpretaciones más aclamadas por la crítica hasta la fecha fue su actuación ganadora del Premio de la Academia en “Training Day”, dirigida por Antoine Fuqua. La historia gira en torno a un veterano del Departamento de Policía de Los Ángeles, interpretado por Washington, quien le enseña al policía novato de narcóticos, Ethan Hawke, las reglas básicas en su primer día en la ciudad. La película fue una de dos películas en el 2001 que pasó dos semanas en el primer lugar en taquilla. En el 2003, Washington fue visto en “Out of Time”, dirigida por Carl Franklin. Washington actuó al lado de Eva Mendez y Sanaa Lathan en el thriller de misterio para MGM. Interpretó a un jefe de policía de Florida que debe resolver un doble homicidio antes de que él pase a ser sospechoso por los mismos asesinatos.
Diciembre de 2002 representó el debut como director de cine de Denzel Washington con “Antwone Fisher” (El Triunfo del Espíritu). La película, que está basada en una historia verdadera, e inspirada en la autobiografía “Finding Fish”, narra la historia de Fisher, un joven y perturbado marino interpretado por el actor neófito Derek Luke, que termina por aceptar su pasado. La película recibió elogios de la crítica y recibió el Premio Stanley Kramer del Sindicato de Productores de los Estados Unidos, además de haber ganado el Premio NAACP a Película Sobresaliente y Actor Secundario Sobresaliente, para Washington. Asimismo, en el 2002, Washington fue visto en “John Q” (Situación Extrema), una historia acerca de un desafortunado padre cuyo hijo necesita un trasplante de corazón. La película estableció un récord para el fin de semana del Día del Presidente, al haber recabado $24.1 millones de dólares. El filme le valió a Washington un Premio NAACP Image a Actor Sobresaliente en una Película.
En septiembre de 2000, actuó en la sensación taquillera producida por Jerry Bruckheimer “Remember the Titans” (Duelo de Titanes) ($115 millones de dólares de taquilla nacional), una película basada en hechos reales acerca de la integración de un equipo de futbol americano de preparatoria en Alexandria, Virginia, en 1971. A principios de ese mismo año, protagonizó “The Hurricane”, para Universal, donde volvió a reunirse con el director Norman Jewison. Washington recibió un Globo de Oro® a Mejor Actor y una nominación al Premio de la Academia (su cuarta) por su interpretación de Rubin “Hurricane” Carter, quien fuera campeón de box en la categoría de pesos medianos durante la década de los 60, pero que fue encarcelado erróneamente en dos ocasiones por el asesinato de tres blancos en un bar de Nueva Jersey, que ocurrió el 17 de junio de 1966.
En noviembre de 1999, protagonizó “The Bone Collector” (El Coleccionista de Huesos), para Universal, adaptación de la novela de Jeffrey Deaver acerca de la búsqueda de un asesino en serie, coprotagonizada por Angelina Jolie y dirigida por Phillip Noyce. Interpretó el papel de un detective de policía cuadripléjico, que es un experto forense.
En 1998, actuó en el thriller criminal “Fallen” (Poseídos), para Warner Bros., para el director Greg Hoblit, y en “He Got Game” (No Perdonarás), de Spike Lee, estrenada por Touchstone. Asimismo, volvió a hacer mancuerna con el director Ed Zwick en el thriller terrorista “The Siege” (Contra el Enemigo), coprotagonizada por Annette Bening y Bruce Willis, para 20th Century Fox.
En el verano de 1996, actuó en el aclamado drama militar “Courage Under Fire” (Valor Bajo Fuego), para su director de “Glory”, Ed Zwick. Washington interpretó al Teniente Coronel Nataniel Serling, un comandante de tanque en la Guerra del Golfo, a quien le encargan investigar reportes contradictorios que giran en torno a la primera mujer nominada a la Medalla de Honor. Más tarde ese año, Washington actuó al lado de Whitney Houston en la comedia romántica “The Preacher’s Wife” (Caído del Cielo), de Penny Marshall. Washington interpretó a un ángel que llega a ayudar al Reverendo Biggs (Courtney B. Vance), cuyas dudas acerca de su habilidad para hacer la diferencia en su problemática comunidad también están afectando a su familia.
En 19995, actuó al lado de Gene Hackman como el Teniente Comandante de la Marina Ron Hunter en la película submarina de acción y aventuras “Crimson Tide” (Marea Roja”, de Tony Scott; como el ex policía Parker Barnes, liberado de la prisión para atrapar a un criminal generado por computadora en el thriller futurista “Virtuosity” (Sid 6.7 La Máquina Asesina); y como el veterano de la Segunda Guerra Mundial Easy Rawlins, en el thriller romántico que se desarrolla en la década de los 40 “Devil in a Blue Dress” (El Diablo Vestido de Azul) (que la compañía de Washington, Mundy Lane, produjo con la compañía de Jonathan Demme, Clinica Estetico). Fue aclamado por la crítica por su interpretación de Malcolm X, el complejo y controversial activista negro de la década de los 60, en la épica biográfica “Malcolm X” (Ídem), del director Spike Lee. Monumental en esfera de acción y filmada en un periodo de seis meses en los Estados Unidos y África, “Malcolm X” fue elogiada tanto por los críticos como por el público como uno de los mejores filmes de 1992. Por su interpretación, Washington recibió una serie de reconocimientos, incluyendo una nominación para el Premio de la Academia a Mejor Actor.
Además de sus logros en pantalla, Washington asumió un tipo de rol muy distinto en el 2000. Produjo el documental “Half Past Autumn: The Life and Works of Gordon Parks”, para HBO, que fuera nominado para dos Premios Emmy®. Asimismo, fungió como productor ejecutivo de “Hank Aaron: Chasing The Dream”, un documental biográfico para TBS, que fue nominado para un Premio Emmy. Además, la narración de Washington de la leyenda “John Henry” fue nominada para un Premio Grammy en 1996 en la categoría de Mejor Álbum Infantil de Palabra Hablada, además de haber sido reconocido ese mismo año con el Premio NAACP Image por su actuación en el especial infantil animado “Happily Ever After: Rumpelstiltskin”.
Oriundo de Mt. Vernon, Nueva York, Washington tenía su mirada puesta en la carrera de medicina cuando estudió en la Universidad de Fordham. Durante un breve periodo como consejero en un campamento de verano,apareció en una de las producciones teatrales. Washington sintió curiosidad por la actuación y regresó a Fordham ese año para que Robinson Stone, uno de los principales profesores de la escuela, fuera su tutor. Después de su graduación de Fordham, Washington fue aceptado en el prestigioso American Conservatory Theatre de San Francisco. Después de un año intenso de estudios en su programa teatral, regresó a Nueva York después de una breve parada en Los Ángeles.
La carrera profesional de Washington en el teatro comenzó con el Festival Shakespeare in the Park, de Joseph Papp, seguida rápidamente de numerosas producciones fuera-de-Broadway, incluyendo “Ceremonies in Dark Old Men”; “When The Chickens Came Home to Roost (donde interpretó a Malcolm X)”; “One Tiger to a Hill”; “Man and Superman”; “Othello”;y “A Soldier’s Play”,por la que ganó un Premio Obie®. Las apariciones teatrales más recientes de Washington incluyen la producción de Broadway de “Checkmates” y “Richard III”,que fue producida como parte de la serie Free Shakespeare in the Park (1990), organizada por el Teatro Público Joseph Papp, en la ciudad de Nueva York.
Washington fue descubierto por Hollywood cuando le dieron un papel en 1979 para la película televisiva “Flesh and Blood”. Pero fue su premiada actuación en escena en “A Soldier’s Play” la que llamó la atención de los productores de la serie de televisión de NBC “St. Elsewhere”, lo que provocó que al poco tiempo le dieran a Washington un papel en esa exitosa y perdurable serie, como el Dr. Phillip Chandler. Sus otros créditos en televisión incluyen “The George McKenna Story”, “License to Kill” y “Wilma”.
En 1982, Washington recreó su papel de “A Soldier’s Play” para la versión cinematográfica de Norman Jewison. Retitulada “A Soldier’s Story” (La Historia de un Soldado), la interpretación de Denzel del cabo Peterson fue muy bien recibida por la crítica. A la postre, Washington protagonizaría “Power”, de Sidney Lumet, “Cry Freedom” (Grito de Libertad), de Richard Attenborough, por la que recibió su primera nominación al Oscar®, “For Queen and Country”,“The Mighty Quinn”, “Heart Condition”, “Glory”,por la que ganó el Premio de la Academia a Mejor Actor Secundario, y“Mo’ Better Blues” (Más y Mejores Blues), de Spike Lee. Washington también actuó en la película de acción y aventuras "Ricochet” y en la comedia agridulce “Mississippi Masala”, de Mira Nair.
Créditos cinematográficos adicionales incluyen la adaptación cinematográfica de Kenneth Branagh de “Much Ado About Nothing” (Tanto para Nada),la controversial “Philadelphia” (Filadelfia), de Jonathan Demme, con Tom Hanks, y “The Pelican Brief” (El Informe Pelicano),basada en la novela de John Grisham.

CHRIS PINE (Will Colson) ha emergido hasta convertirse en uno de los actores jóvenes más populares de Hollywood. En el 2009, fue visto en el exitazo taquillero “Star Trek” (Ídem), para el director J.J. Abrams. La película narra los primeros días de James T. Kirk y sus compañeros de tripulación del USS Enterprise.
Ahora en producción se encuentra “This Means War”, donde Pine actúa al lado de Reese Witherspoon y Tom Hardy. En la película, una amistad imperecedera entre dos de los mejores agentes secretos se convierte en toda una guerra cuando se enamoran de la misma mujer. Los dos sumamente entrenados ‘eneamigos’ emplean diversas tácticas de espionaje para sabotear los intentos de cada uno para conquistarla —mientras intentan detener a un aterrador enemigo de estado. McG dirige la película, a ser estrenada en el 2011.
Pine actuó en la película “Carriers” (Portadores), para el director Álex Pastor y Paramount Vantage. La película se centra en cuatro amigos que huyen de una pandemia viral y el caos que se desata. Además, prestó su voz para la película educacional de animación “Quantum Quest: A Cassini Space Odyssey”, donde hace la voz del personaje de Dave, un joven fotón, que es expulsado del sol en un viaje de descubrimiento.
Previo a ello, Pine coprotagonizó “Bottle Shock” para el escritor y director Randall Miller. Situada en la década de los 70, la película está basada en la verdadera historia de la vinateríaChateau Montelena, que ganó una competencia internacional de cata y puso a Napa Valley al frente del mundo del vino. Pine interpretó al hijo del dueño de un viñedo que salva el vino y representa a Napa en la cata francesa. La película también fue protagonizada por Alan Rickman, Bill Pullman y Rachael Taylor. Además, Pine actuó en “Small Town Saturday Night”. La película es acerca de un joven que busca escapar de las costumbres y tradiciones de su vida provinciana al ir en búsqueda de una carrera musical como cantautor.
Los créditos adicionales de Pine incluyen haber protagonizado el resoluto drama de ensamble “Smokin’ Aces” (La Última Carta), de Joe Carnahan, donde Pine interpretó el papel de Darwin Tremor, líder de una banda de tres hermanos que son asesinos a sueldo. Chris también interpretó el papel protagónico en “Blind Dating” (Cita a Ciegas), con Eddie Kaye Thomas y Jane Seymour. La comedia se centra en la superación de los límites culturales y fisiológicos en nombre del amor. Pine también actuó en la comedia “Just My Luck” (Golpe de Suerte), junto aLindsay Lohan, para el director Donald Petrie. La película narra la historia de una afortunada chica de sociedad que cambia su suerte después de un encuentro casual con un hombre extremadamente pobre.
En escena, Pine actuó recientemente en “The Lieutenant of Inishmore”, de Martin McDonagh, en el Foro Mark Taper, en Los Ángeles. La publicación Variety consideró la actuación de Pine como “espectacular y espeluznantemente buena”, para acotar después que “la audiencia de Inishmore está presente en el lanzamiento de lo que promete ser una notable carrera en teatro”.
En el 2009, Pine también recibió críticas entusiastas y un Premio Ovation por su actuación en el drama “Farragut North”, donde actuó al lado de Chris Noth en el Geffen Playhouse, de Los Ángeles. Sus créditos teatrales adicionales incluyen la obra de Neil Labute “Fat Pig”, también en el Geffen Playhouse, y “The Atheist”, un espectáculo de un solo hombre, que se presentó en el circuito alterno de Broadway
Pine se graduó de la Universidad de California, en Berkeley, con un título en Letras Inglesas, además de haber estudiado actuación en el American Conservatory Theater y en la Universidad de Leeds, en el Reino Unido. Su extenso trabajo teatral incluye actuaciones en producciones de “Our Town”, “American Buffalo”, “No Exit”, “Waiting for Godot” y“Orestes”.
Los padres de Pine son los actores Gwynne Gilford y Robert Pine. Su finada abuela, Anne Gwynne, fue una actriz de cine de la década de los ‘30 y ‘40.

ROSARIO DAWSON (Jefa de Depósito Connie Hooper) ha recibido elogios por sus numerosos papeles protagónicos con algunos de los actores y directores más populares del momento, situación que la ha hecho una de las actrices protagónicas más buscadas de Hollywood. Dawson recibió un Premio Satellite por su actuación como Mimi Marquez en la película “Rent” (Vidas Extremas). En el 2007, fue honrada de nueva cuenta en ShoWest, donde fue nombrada Actriz Secundaria del Año.
Dawson recibió recientemente (2009) el reconocimiento a Mejor Actriz en una Película en los Premios NAACP Image por su actuación en “Seven Pounds” (Siete Almas) (al lado de Will Smith) y el Premio Half-Life en el Festival Internacional de Cine Cine Vegas, donde actuó al lado de Don Cheadle, Viggo Mortensen y Sam Rockwell, en el 2008.
Aparece en la comedia romántica “Zookeeper”, al lado de Kevin James, Sylvester Stallone, Adam Sandler y Jon Favreau, para MGM.

Dawson hizo mancuerna de nueva cuenta con Chris Columbus, su director en “Rent”, para la comedia fantástica “Percy Jackson” (Percy Jackson y el Ladrón del Rayo), donde actuó al lado de Uma Thurman, Catherine Keener y Pierce Brosnan. La película recabó $127 millones de dólares en todo el mundo. También coprotagonizó el thriller “Eagle Eye” (Control Total), con Shia LaBeouf y Billy Bob Thornton, para Paramount/ Dreamworks, y actuó en “Killshot”,de John Madden, basada en el best-seller homónimo, junto a Mickey Rourke, Diane Lane y Johnny Knoxville.
En el 2008, Dawson actuó en el drama político “Explicit Ills”,cuyo estreno fue en el Festival de Cine SXSW. La película recibió elogios de la crítica, así como tres premios, incluyendo el Premio del Público en el festival.
Dawson trabajó con Quentin Tarantino en “Grindhouse”,un proyecto conjunto que consistía en dos largometrajes, uno dirigido por Tarantino y el otro por Robert Rodriguez. “Death Proof” (A Prueba de Muerte), la mitad de Quentin Tarantino de la doble cartelera, fue elegido para competir en el Festival de Cine de Cannes, en el 2007, y sigue cosechando éxitos en el extranjero.
Dawson actuó y produjo “Descent”, para la directora Talia Lugacy. Esta fue la primera película que Dawson produjo por sí misma, bajo los auspicios de su compañía productora, Trybe Films. “Descent” se estrenó en el 2007 en el Festival de Cine de Tribeca, ante críticas entusiastas.
Pronto se reunirá de nueva cuenta con los directores Frank Miller y Robert Rodriguez para repetir su papel como Gail en la sumamente esperada secuela “Sin City 2”.
Otros créditos incluyen “Clerks 2”,de Kevin Smith, “A Guide to Recognizing Your Saints” (Tus Santos y tus Demonios),de Dito Montiel, la épica “Alexander” (como parte de un reparto multiestelar, que incluye a Colin Farrell, Angelina Jolie, Anthony Hopkins y Jared Leto), de Oliver Stone, la comedia de acción “Rundown” (Tesoro del Amazonas),los dramas “Shattered Glass” y “Chelsea Walls”,las películas independientes “This Girl’s Life” y “Love in the Time of Money”, “25th Hour” (La Hora 25) y “He Got Game”,ambas de Spike Lee, “Men in Black 2” (Hombres de Negro 2), “The Adventures of Pluto Nash” (Pluto Nash), “Sidewalks of New York” y “Ash Wednesday”, ambas de Ed Burns, “The First $20 Million is Always the Hardest”, “Light it Up”, “Down to You” (Prueba de Amor), “Josie and the Pussycats” (Josie y las Gatimelódicas) y su debut cinematográfico “Kids”.
Dawson también produjo un cortometraje de 15 minutos titulado “Bliss Virus”,escrito y dirigido por Talia Lugacy.

ACERCA DE LOS REALIZADORES
TONY SCOTT (Director) ha creado una serie de memorables películas de acción, que lo han llevado a dominar el balance del virtuosismo técnico con un exuberante sentido del ritmo. Scott, miembro del exclusivo club de directores que han recabado más de un billón de dólares con sus películas, ha sido uno de los realizadores de acción más confiables y elegantes del cine comercial de Hollywood desde mediados de la década de los 80. Con múltiples proyectos de alto perfil a ser estrenados próximamente y muchos más en desarrollo, Scott no tiene pensado en ningún momento disminuir el paso.
Más recientemente, Scott dirigió el éxito taquillero “The Taking of Pelham 1 2 3” (Rescate del Metro 1, 2, 3), para Columbia Pictures. Previo a “The Taking of Pelham 1 2 3”, Scott dirigió “Déjà Vu”,que representó la tercera colaboración de Scott con Denzel Washington y su sexta colaboración con Jerry Bruckheimer. En 1995, Scott dirigió “Crimson Tide” (Marea Roja),protagonizada por Washington y Gene Hackman, y producida por Bruckheimer, que recibió tanto elogios de la crítica como del público. A la postre, Scott dirigió nuevamente a Washington en el thriller de acción “Man on Fire” (Hombre en Llamas) (2004),en esta ocasión al lado de Dakota Fanning y Christopher Walken.
Scott hizo su debut cinematográfico en 1983 con la moderna historia de vampiros “The Hunger” (El Ansia), protagonizada por Catherine Deneuve, David Bowie y Susan Sarandon. La película fue adaptada como una trilogía para Showtime en 1998, donde Scott dirigió un episodio protagonizado por Giovanni Ribisi y David Bowie. En 1986, Scott dirigió a Tom Cruise y Kelly McGillis en el exitazo taquillero “Top Gun” (Pasión y Gloria),cuyas sorprendentes secuencias aéreas ayudaron a que la película fuera un éxito mundial. Al año siguiente, Scott confirmó su lugar como uno de los principales directores de acción de Hollywood con “Beverly Hills Cop II”,protagonizada por Eddie Murphy.
La habilidad de Scott para minar oro de la taquilla partiendo de una hábil mezcla de material y talento quedó en evidencia en “Enemy of the State” (Enemigo Público), para Touchstone Pictures. El thriller, que reunió nuevamente a Scott con Gene Hackman y el productor Jerry Bruckheimer, fue protagonizado por Will Smith y se convirtió en uno de los más grandes éxitos de 1998. En el 2001, Scott dirigió “Spy Game” (Juego de Espías), para Universal, un thriller tenso y ambicioso que reunió a los gigantes de la pantalla Robert Redford y Brad Pitt. En el 2005, después de años de desarrollo, Scott llevó finalmente su amado proyecto “Domino” (Ídem) a la pantalla, con un reparto multiestelar encabezado por Kiera Knightley, quien interpretó a la cazadora de recompensas de la vida real Domino Harvey.
Los créditos adicionales de Scott incluyen: “Revenge” (La Revancha) (1988), con Kevin Costner y Anthony Quinn; “Days Of Thunder” (Días de Trueno) (1990), protagonizada por Tom Cruise y Robert Duvall; “The Last Boy Scout” (El Último Boy Scout) (1991), con Bruce Willis; la aclamada “True Romance” (La Fuga) (1993), con Christian Slater, Roseanna Arquette y Christopher Walken, a partir de un guión de Quentin Tarantino; y “The Fan” (El Fanático) (1996), protagonizada por Robert De Niro y Wesley Snipes.
Nacido en Newcastle, Tyne and Wear, Inglaterra, Scott estudió en la Escuela de Arte Sunderland, donde obtuvo un título en bellas artes en pintura. Mientras terminaba un estudio de posgradoen la Facultad de Leeds, de un año de duración, desarrolló un interés en la cinematografía e hizo “One of the Missing”, una película de media hora financiada por el Instituto Británico de Cine (British Film Institute), basada en un cuento de Ambrose Bierce. Después obtuvo una Maestría en Bellas Artes de la Royal College of Arts, después de haber terminado otra película para el Instituto Británico de Cine, “Loving Memory”, a partir de un guión original financiado por Albert Finney.
En 1973, Scott se asoció con su hermano Ridley para fundar RSA, una compañía productora de comerciales, ubicada en Londres. A lo largo de la siguiente década, Scott creó algunos de los comerciales más entretenidos y memorables del mundo, puliendo su lenguaje cinematográfico y recibiendo los premios más prestigiosos del mundo publicitario, incluyendo: varios Premios Clio, varios Premios León de Oro y Plata en el Festival Internacional de Comerciales de Cannes (de Cine y Televisión), y el prestigioso Premio Designers & Art Directors, de Londres. Mientras trabajaba como director de comerciales, Scott también hizo tres películas para la televisión: dos documentales y un especial de una hora titulado “Author of Beltraffio”, a partir de la historia de Henry James. En el 2002, bajo los auspicios de RSA, Scott produjo una serie de elegantes cortometrajes para la compañía automotriz BMW (para publicitar la marca), protagonizados por Clive Owen. El mismo Scott dirigió uno de estos cortometrajes, titulado “Beat the Devil”,donde aparecía Owen, James Brown y Gary Oldman.
En 1995, los dos hermanos fundaron la compañía productora de cine y televisión Scott Free. Con oficinas en Los Ángeles y Londres, los Scott han producido películas tales como “The A Team” (Brigada A: Los Magníficos), “In Her Shoes” (En sus Zapatos), “Tristan + Isolde” y la nominada al Premio de la Academia “The Assassination of Jesse James by the Coward Robert Ford” (El Asesinato de Jesse James por el Cobarde Robert Ford),protagonizada por Brad Pitt. También fueron productores ejecutivos de la serie “Numbers”,para CBS, que a principios de este año terminó su quinta y última temporada, así como de la aclamada serie nueva “The Good Wife”, también para CBS.

El trabajo producido de MARK BOMBACK (Guionista) incluye “Race to Witch Mountain” (La Montaña Embrujada),“Deception” (Engaño), “Live Free or Die Hard” (Duro de Matar 4.0),“Constantine” (Ídem) (revisiones sin crédito) y “Godsend” (El Enviado del Mal).Recientemente terminó de trabajar en los guiones “The Umbrella Academy”, para Universal, “Agent Zigzag”, para New Line Cinema , y “Protection”, para 20th Century Fox, así como una adaptación de la novela de Richard FordThe Sportswriter,para el director James Mangold.
Bomback también imparte un curso de guionismo en su alma mater, la Universidad de Wesleyan. Vive en Nueva York con su esposa y cuatro hijos.

JULIE YORN (Productora) ha pasado casi veinte años como productora, ejecutiva y representante en Hollywood. En el 2008, se unió a su antiguo socio comercial Rick Yorn para formar una nueva compañía de producción y representación, con un contrato en Twentieth Century Fox.
Yorn terminó recientemente la producción de “Red Riding Hood”, para Warner Bros. La película, protagonizada por Amanda Seyfried y dirigida por Catherine Hardwicke, es un recuento de la clásica historia infantil. Yorn se encuentra en la preproducción de “We Bought a Zoo”, para Twentieth Century Fox. Cameron Crowe está dirigiendo esta adaptación, a partir de las conmovedoras memorias de Benjamin Mee, quien será interpretado por Matt Damon.
Previamente, Yorn produjo “Bride Wars” (Guerra de Novias) para New Regency y Fox. Protagonizada por Anne Hathaway y Kate Hudson, y dirigida por Gary Winick, la película obtuvo más de $114 millones de dólares en todo el mundo. Ese mismo año produjo “Max Payne” (Ídem), una adaptación cinematográfica neo-noir del popular videojuego; la película fue protagonizada por Mark Wahlberg y Mila Kunis, y se estrenó en el primer lugar en taquilla. Créditos adicionales recientes incluyen “First Sunday”, protagonizada por Ice Cube y Tracey Morgan, para Sony; “The Cleaner”, con Samuel L. Jackson y Eva Mendes; y la prestigiosa miniserie de televisión “Comanche Moon”, original de Larry McMurtry,‘precuela’ de “Lonesome Dove”.
Créditos previos incluyen “The Exorcism of Emily Rose” (El Exorcismo de Emily Rose), “The Devil’s Rejects” (Violencia Diabólica), “Come Early Morning”, “Wonderland” (Excesos), “The Caveman’s Valentine”, “Eve’s Bayou” (Verdades Ocultas) y “Trees Lounge”.
Antes de haberse enfocado exclusivamente en la producción, Yorn fue representante de talento durante muchos años. Después de una década en Industry Entertainment, se fue en 1998 para cofundar Artists Management Group, con Rick Yorn y Michael Ovitz. Subsecuentemente pasó siete años como socia administrativa de The Firm.
Además de la división de producción, que Julie supervisa, la compañía representa a una impresionante lista de clientes, que incluye a Leonardo DiCaprio, Cameron Diaz, Benicio del Toro, Justin Timberlake y Martin Scorsese, entre otros.
Oriunda de la ciudad de Nueva York y graduada de la Universidad de Tulane, Yorn reside en Los Ángeles con su hija Sammi.

MIMI ROGERS (Productora) tiene muchos años experiencia en la industria cinematográfica, tanto frente a cámaras como detrás de ellas. Rogers es una actriz y productora consumada, con más de veinte años de experiencia en el cine y la televisión, con papeles protagónicos en películas tales como “The Rapture”, “Someone to Watch over Me” (Peligro en la Noche) y “The Mirror Has Two Faces” (El Amor tiene Dos Caras). Rogers y Chris Ciaffa fundaron Millbrook Farm Productions, que, desde su creación hace doce años, ha producido varias películas premiadas.
“The Devil’s Arithmetic”, protagonizada por Kirsten Dunst y Brittany Murphy, fue producida en sociedad con Dustin Hoffman. La película obtuvo Premios Emmy Matutinos a Mejor Director (Donna Deitch) y Mejor Guión (Robert J. Avrech)de un Especial Infantil, además de haber sido nominada a Especial Infantil Sobresaliente. Ese mismo año, “Harlan County War”, protagonizada por la ganadora del Premio de la Academia Holly Hunter, obtuvo dos nominaciones al Emmy y una nominación al Globo de Oro para Hunter, a Mejor Actriz. Proyectos adicionales incluyen “My Horrible Year”,que le valió al director Eric Stoltz una nominación en el 2002 al Emmy Matutino, y “Charms for the Easy Life”,una película de Showtime basada en la excéntricanovela de Kaye Gibbons, protagonizada por Gena Rowlands y producida por Rogers.
Millbrook tiene varios proyectos en desarrollo con algunos de los estudios cinematográficos más importantes, con talento prominente vinculado a los mismos. Entre sus múltiples obras en desarrollo se encuentran“Faking It in America”,basada en el libro de no ficción acerca de las estafas en la bolsa de valores, para New Line Cinemay la película financiada de manera independiente “Dragster”.Además de su programa de largometrajes, Rogers y Ciaffa han desarrollado y producido los programas piloto de televisión “Written in Stone”, “Stay Home Dad” y “2 Minute Mysteries”. Su película “Up for Renewal” se encuentra actualmente en desarrollo paraLifetime.

ERIC McLEOD (Productor) tiene una amplia experiencia en el área de producción como productor, productor ejecutivo y gerente de unidad de producción. Ha fungido como productor ejecutivo para varias producciones de Jerry Bruckheimer, incluyendo “Prince of Persia: The Sands of Time” (El Príncipe de Persia), así como en la segunda y tercera parte de “Pirates of the Caribbean” (Los Piratas del Caribe): “Dead Man’s Chest” y “At World’s End”.
Previamente, McLeod produjo la sumamente esperada “Tropic Thunder” (Una Guerra de Película),el exitazo “Mr. and Mrs. Smith” (El Sr. y la Sra. Smith)y fue productor ejecutivo de “The Dukes of Hazzard” (Los Duques de Hazzard), “The Cat in the Hat” (El Gato), “Showtime”, “Bubble Boy” (Jimmy Burbuja)y “Austin Powers: International Man of Mystery”.También produjo “Austin Powers in Goldmember”, “The Cell” (La Célula) y “Austin Powers: The Spy Who Shagged Me”.
McLeod fue coproductor de “Feeling Minnesota” (El Hombre de mis Sueños) y “Now and Then” (Ayer y Hoy),productor de línea de “Corrina, Corrina” y “Even Cowgirls Get the Blues” (Sueños del Camino) y productor asociado de “Live Wire”. También fungió como gerente de unidad de producción en varias de las películas previamente mencionadas, así como en “Enemy of the State”,producida por Jerry Bruckheimer,“Wag the Dog” (Escándalo en la Casa Blanca), “Wide Sargasso Sea” y “The Rapture”. McLeod comenzó su trabajo en el cine como coordinador de producción en “Cry-Baby” (Llora Nena), “Drugstore Cowboy” y “8 Seconds” (8 Segundos).

Antes de haber concretado un contrato de producción en Twentieth Century Fox, ALEX YOUNG (Productor), fue ejecutivo superior de producciónen el estudio, hasta haber alcanzado el puesto de copresidente de producción. Entre los múltiples filmes que supervisó en Fox estaban “X-Men Origins: Wolverine”, “Live Free or Die Hard”, “X-Men: The Last Stand”, “Fantastic Four” y “X2: X-Men United”.
Bajo su contrato de producción con el estudio, Young fue productor de “The A-Team”,una película de acción y aventuras para la pantalla grande basada en la querida serie de televisión, dirigida por Joe Carnahan, y protagonizada por Liam Neeson, Bradley Cooper, Sharlto Copley y Quinton “Rampage” Jackson. Young fue productor ejecutivo de “Predators” (Depredadores), un audaz y nuevo capítulo en el universo de Depredador, realizada bajo los auspicios creativos de Robert Rodríguez, y de “Wall Street: Money Never Sleeps”,dirigida por Oliver Stone.
Antes de haber formado parte de Fox, Young fue vicepresidente de producción de Paramount Pictures.

CHRIS CIAFFA (Productor Ejecutivo)fue asistente de director, que trabajó en cine y televisión por más de diez años antes de haber hecho la transición a la producción. Él y Mimi Rogers fundaron Millbrook Farm Productions, que, desde su creación hace doce años, ha producido varias películas premiadas.

“The Devil’s Arithmetic”, protagonizada por Kirsten Dunst y Brittany Murphy, fue producida en sociedad con Dustin Hoffman. La película obtuvo Premios Emmy Matutinos a Mejor Director (Donna Deitch) y Mejor Guión (Robert J. Avrech) de un Especial Infantil, además de haber sido nominada a Especial Infantil Sobresaliente. Ese mismo año, “Harlan County War”, protagonizada por la ganadora del Premio de la Academia Holly Hunter, obtuvo dos nominaciones al Emmy y una nominación al Globo de Oro para Hunter, a Mejor Actriz. Proyectos adicionales incluyen “My Horrible Year”, que le valió al director Eric Stoltz una nominación en el 2002 al Emmy Matutino, y “Charms for the Easy Life”, una película de Showtime basada en la excéntrica novela de Kaye Gibbons, protagonizada por Gena Rowlands y producida por Rogers.
Millbrook tiene varios proyectos en desarrollo con algunos de los estudios cinematográficos más importantes, con talento prominente vinculado a los mismos. Entre sus múltiples obras en desarrollo se encuentran “Faking It in America”, basada en el libro de no ficción acerca de las estafas en la bolsa de valores, para New Line Cinema y la película financiada de manera independiente “Dragster”. Además de su programa de largometrajes, Rogers y Ciaffa han desarrollado y producido los programas piloto de televisión “Written in Stone”, “Stay Home Dad” y “2 Minute Mysteries”. Su película “Up for Renewal” se encuentra actualmente en desarrollo para Lifetime.

Los créditos cinematográficos adicionales de RICK YORN (Productor Ejecutivo) incluyen “The Aviator” (El Aviador) y “Gangs of New York” (Pandillas de Nueva York), ambas de Martin Scorsese,además de “The Wolfman” (El Hombre Lobo).
La compañía de Yorn también representa a Benicio Del Toro, Cameron Diaz, Leonardo DiCaprio, Martin Scorsese y Justin Timberlake.

JEFF KWATINETZ (Productor Ejecutivo) es productor y gerente. Sus créditos cinematográficos incluyen “Big Momma’s House” (Mi Abuela es un Peligro), “National Security” (Seguridad Nacional) y “Black Knight” (Locuras en la Edad Media).

BEN SERESIN (Director de Fotografía) nació y fue criado en Nueva Zelanda, de padre ruso y madre neozelandesa. Se mudó a Australia a la edad de 18 años para ir en búsqueda de una carrera en el cine. Ahí, trabajó como asistente durante cuatro años, antes de mudarse de nueva cuenta, ahora al Reino Unido. Seresin no tuvo ningún entrenamiento formal en cinematografía, pero aprendió de estudiar el trabajo de distinguidos camarógrafos, en particular de Vittorio Storaro y Darius Khondji.
A los 17 años trabajó como eléctrico en su primera película, y para cuando tenía 19, ya era primer asistente de cámara en un largometraje australiano. Durante los siguientes seis años, Seresin pasó su tiempo trabajando entre el Reino Unido y Australia, primero como asistente y después como operador. En 1992, Seresin se mudó permanentemente al Reino Unido para ir en búsqueda de una carrera como director de fotografía de comerciales y de películas independientes.
En el 2000, Seresin trabajó como director de fotografía de segunda unidad de “Lara Croft: Tomb Raider”,seguida al año siguiente de “Terminator 3”, donde desempeñó la misma función. Esto lo llevó a trabajar de manera regular en los Estados Unidos. Seresin ha pasado los años subsecuentes trabajando y viviendo entre los Estados Unidos y el Reino Unido. En el 2007, pasó cinco semanas supervisando la fotografía principal de “Pirates of the Caribbean: At World’s End”, para el director de fotografía Dariusz Wolski, que necesitaba comenzar a trabajar en otro proyecto.
El trabajo de Seresin en la película independiente “The James Gang”, su primera película, le valió el Premio Néstor Almendros Giovanni Autori della Fotografia Cinematografico del Istituto Cinematografico Dell’Aquila y del A.I.C. (la Asociación Italiana de Directores de Fotografía).
Ha sido galardonado en múltiples ocasiones por su trabajo en comerciales y colabora regularmente con notables directores de comerciales, tales como Frank Budgen, Ringan Ledwidge y Fredrik Bond.
“Transformers: Revenge of the Fallen” fue el debut de Seresin en una gran película de estudio. Su trabajo después será visto en “X-Men: First Class”, para el director Matthew Vaughn.

CHRIS SEAGERS (Diseñador de Producción) comenzó su asociación con el director Tony Scott como supervisor de dirección de arte y como diseñador de producción para la parte que se desarrolla en Marruecos de la película “Spy Game”,y más recientemente trabajó para Scott en “The Taking of Pelham 123”, “Déjà Vu”, “Man on Fire” y “Domino”.
Su trabajo pronto será visto en la película venidera “The Rum Diary”, basada en la novela de Hunter S. Thompson, producida y protagonizada por Johnny Depp.
Seagers fue el diseñador de producción de la sátira de espías “Johnny English”,y director de arte de “Captain Corelli’s Mandolin” (La Mandolina del Capitán Corelli) y “The End of the Affair” (El Ocaso de un Amor).
Sus otros créditos como director de arte incluyen “Saving Private Ryan” (Salvando al Soldado Ryan),en la que formó parte del equipo de diseño que fue nominado para el prestigioso Premio Art Directors Guild (Sindicato de Directores de Arte) a la Excelencia en el Diseño de Producción, “The Good Thief” (Un Gran Ladrón), “The Crying Game” (Juego de Lágrimas) y “A Kiss Before Dying” (Un Beso antes de Morir).

CHRIS LEBENZON, A.C.E. (Editor) colabora con muchos de los realizadores más exitosos de la actualidad, desde los directores Tim Burton y Tony Scott hasta el gran productor Jerry Bruckheimer.
Un editor con múltiples reconocimientos, es conocido por ser uno de los mejores y ha recibido en dos ocasiones nominaciones al Premio de la Academia por su trabajo con Scott en las exitosas películas “Crimson Tide” y “Top Gun”. Lebenzon también hizo mancuerna con el director en películas tales como “The Taking of Pelham 123”, “Déjà Vu”, “Enemy of The State”, “Days of Thunder”, “The Last Boy Scout”, “Revenge” y “Beverly Hills Cop 2”.
Sus colaboraciones con el director Tim Burton incluyen “Alice in Wonderland” (Alicia en el País de las Maravillas), “Sweeney Todd: The Demon Barber of Fleet Street” (Sweeney Todd: El Barbero Demoniaco de la Calle Fleet), “Charlie and the Chocolate Factory” (Charlie y la Fábrica de Chocolate), “Corpse Bride” (El Cadáver de la Novia), “Big Fish” (Gran Pez), “Planet of the Apes” (El Planeta de los Simios), “Sleepy Hollow” (La Leyenda del Jinete sin Cabeza), “Mars Attacks!” (Marcianos al Ataque), “Ed Wood” (Ídem), “Tim Burton’s The Nightmare Before Christmas” (El Extraño Mundo de Jack) y “Batman Returns” (Batman Regresa).
Entre los otros créditos de Lebenzon se encuentran “Pearl Harbor” (Ídem), “Gone in Sixty Seconds” (60 Segundos), “Armageddon” (Armagedón) y “Con Air” (Riesgo en el Aire),todas para el productor Jerry Bruckheimer, además de “Eragon” (Ídem), “Radio” (Me llaman Radio), “xXx”, “Midnight Run” (Fuga a la Medianoche) y “Weird Science” (Ciencia Loca).

ROBERT DUFFY (Editor) es copropietario de la premiada casa de edición Spotwelders, ubicada en Venice, California. Como editor de videos musicales tan innovadores, para artistas tales como Jay-Z, Madonna, Nine Inch Nails, Johnny Cash, REM y Michael Jackson, así como de campañas publicitarias para Nike, Coke, Pepsi, Levi’s y Microsoft, Duffy ha estado a la vanguardia del renacimiento creativo del formato corto en cine y televisión.
Su trabajo le ha valido múltiples Premios Monitor y MTV Video, así como un reconocimiento de la National Academy of Recording Arts & Sciences (NARAS) por su edición en el video ganador del Premio Grammy® de los Rolling Stones“Love Is Strong”, que recibió el premio de laorganización a Mejor Video Musical, Formato Corto, en 1994.
El primer crédito cinematográfico de Duffy fue “The Cell”. También formó parte del equipo de edición de “The League of Extraordinary Gentlemen” (La Liga Extraordinaria) y “Man on Fire”. En el 2006 editó la visualmente deslumbrantepelícula “The Fall”, dirigida por Tarsem Singh.

LEE TRINK (Coproductor) fue consultor de producción en la serie de televisión “On The Road: A True Rock-N-Roll Story”, para Spike TV.

PENNY ROSE (Diseñadora de Vestuario) ha sido nominada para varios premios, incluyendo el BAFTA a Mejor Diseño de Vestuario y el Premio del Costume Designers Guild (Sindicato de Diseñadoras de Vestuario) a la Excelencia en Diseño (tanto en las categorías de Época y Fantasía) por su extraordinario trabajo enla trilogía de películas de “Pirates of the Caribbean”, producidas por Jerry Bruckheimer y dirigidas por Gore Verbinski: “The Curse of the Black Pearl”, “Dead Man’s Chest” y “At World’s End”.Actualmente se encuentra trabajando en Hawái y Londres en la cuarta película de “Pirates of the Caribbean”, dirigida por Rob Marshall: “On Stranger Tides”.
Ross recibió una nominación al BAFTA por su trabajo en la aclamada película “Evita” (Ídem), del director Alan Parker, protagonizada por Madonna. Rose es una antigua colaboradora de Parker, que la ha llevado a diseñar tres de sus otros filmes: “The Road to Wellville”, “Pink Floyd: The Wall” y “The Commitments”.
Creó el guardarropa para “Prince of Persia: The Sands of Time”,dirigida por Mike Newell, protagonizada por Jake Gyllenhaal y producida por Bruckheimer, y para la sumamente elogiada serie de HBO “The Pacific”,que obtuvo 23 nominaciones al Emmy.
Créditos adicionales incluyen“Made of Honor” (Quiero Robarme a la Novia), protagonizada por Patrick Dempsey y Michelle Monaghan; “Wild Hogs” (Rebeldes con Causa), con John Travolta, Tim Allen, Martin Lawrence y William H. Macy; “The Weather Man” (El Sol de Cada Mañana),de Verbinski, protagonizada por Nicolas Cage; “King Arthur” (El Rey Arturo),con Clive Owen y Keira Knightley, dirigida por Antoine Fuqua; “The Sleeping Dictionary” (Amor Salvaje),escrita y dirigida por Guy Jenkins, protagonizada por Jessica Alba, Brenda Blethyn y Bob Hoskins; “The Good Thief”,con Nick Nolte y Tcheky Karyo para el director Neil Jordan; “Just Visiting” (Los Locos Visitantes),con Jean Reno, Christina Applegate y Christian Clavier; “Entrapment” (La Emboscada),con Sean Connery y Catherine Zeta-Jones; y la nueva versión de Disneyde “The Parent Trap” (Juego de Gemelas),protagonizada por Dennis Quaid, Natasha Richardson y Lindsay Lohan, y dirigida por Nancy Meyers.
A principios de su carrera, Rose diseñó el vestuario para “Mission: Impossible” (Misión Imposible), de Brian de Palma,además de haber trabajado en un par de ocasionescon Lord Richard Attenborough: en “Shadowlands” (Tierra de Sombras)y “In Love and War” (Pasión de Guerra). Su currículo también incluye“Carrington” (Ídem), de Christopher Hampton; “Map of the Human Heart” (Mapa del Corazón Humano), de Vincent Ward; “Local Hero”, de Bill Forsyth;“Cal”, de Pat O’Connor; “Another Country”, de Marek Kanievska; y “Quest for Fire” (Guerra de Fuego), de Jean-Jacques Annaud.
Rose estudió en el Teatro West End. Comenzó su carrera trabajando no solamente en el teatro, sino también en la televisión, donde diseñó el guardarropa para comerciales. Ahí conoció a Alan Parker, Adrian Lyne, Ridley Scott, Tony Scott y Hugh Hudson. Nació y fue criada en Inglaterra, y habla francés e italiano de manera fluida.

HARRY GREGSON-WILLIAMS (Compositor) ha creado la música para una amplia variedad de exitosos filmes, tanto de acción en vivo como animados. Trabajó en las cuatro películas de la taquillera franquicia de Shrek, más recientemente en “Shrek Forever After”. Previo a ello obtuvo una nominación para el Premio BAFTA por la banda sonora de la primera película de “Shrek”,codirigida por Andrew Adamson. Gregson-Williams más tarde recibió nominaciones al Globo de Oro y al Grammy por su banda sonora para “The Chronicles of Narnia: The Lion, The Witch, and The Wardrobe” (Las Crónicas de Narnia: El León, la Bruja y el Ropero), de Andrew Adamson.
Gregson-Williams ha trabajado previamente con Tony Scott en varías películas, incluyendo “The Taking of Pelham 1 2 3”, “Déjà Vu”, “Domino”, “Man on Fire”, “Spy Game” y “Enemy of the State”. También ha trabajado en múltiples ocasiones con otros directores, más notablemente con Joel Schumacher en las películas “Twelve”,“The Number 23” (23 La Revelación), “Veronica Guerin” (Ídem) y “Phone Booth” (Enlace Mortal); y Ben Affleck en “Gone Baby Gone” (Desapareció una Noche) y “The Town”. Sularga lista de créditos cinematográficos también incluyen “Prince of Persia: The Sands of Time”, de Mike Newell; “X-Men Origins: Wolverine”; “The Chronicles of Narnia: Prince Caspian”; “Seraphim Falls” (Duelo de Asesinos); “Kingdom of Heaven” (Cruzada), de Ridley Scott; “Bridget Jones: The Edge of Reason” (Bridget Jones: Al Borde de la Razón), de Beeban Kidron;el exitazo animado de Aardman “Chicken Run” (Pollitos en Fuga); “Return to Sender” y “Smilla’s Sense of Snow” (Presentimiento), ambas para el director Billie August; “The Replacement Killers” (Asesinos Sustitutos), de Antoine Fuqua; y “Antz” (Homriguitaz).
Nacido en Inglaterra dentro de una familia musical, Gregson-Williams obtuvo una beca de la escuela de música de St. John’s College, en Cambridge, a la edad de siete años. Para cuando tenía 13, su voz había aparecido en más de una docena de discos, y subsecuentemente obtuvo un codiciado lugar en la Escuela Guildhall de Música y Teatro de Londres. Comenzó su carrera cinematográfica como orquestador y arreglista para el compositor Stanley Myers, y a la postre compuso sus primeras bandas sonoras para el veterano director inglés Nicolas Roeg. Su subsecuente colaboración con el compositor Hans Zimmer trajo consigo que Gregson-Williams compusiera música para películas tales como “The Rock” (La Roca), “Broken Arrow” (Código: Flecha Rota), “Armageddon” (Armagedón), “As Good as it Gets” (Mejor…Imposible) y “The Prince of Egypt” (El Príncipe de Egipto).




2010 Twentieth Century Fox Film Corporation. Todos los Derechos Reservados. Propiedad de Fox.
Por este medio se otorga el permiso a periódicos y publicaciones para reproducir este
texto en artículos y promocionar la distribución de la Película. Cualquier otro uso de
este material queda estrictamente prohibido, incluyendo su venta, duplicación u otra
cesión. Este press kit, todo o en partes, no puede ser cedido, vendido o regalado.

Sarah Lee Méndez

Directora / Jefe de Prensa / Editora Contenido / Fotógrafa / Twitters: @AnastasiaLeeEdi @revistawhatsup / Instagram @sarahleefotografia

Con más de una década de experiencia en relaciones públicas, manejo de redes sociales, CM, diseño de Blogs, fotógrafa para eventos.

Suscribete vía Email / Es importante para nosotros!

 

VISITA OTRAS SECCIONES

  • Copyright © Cine - Whats Up™ REVISTA WHATS UP.
    / AFICIONES COLOMBIA DISEÑO SARAH LEE